El primer congreso de la nueva era

En dos semanas tendremos un congreso virtual. No será una conexión fácil, desde el inicio de  la creación empezamos a prepararnos, hace miles de millones de años. Y eso sólo en nuestro mundo material, antes hubo muchas acciones en los mundos espirituales. 

Y finalmente, llegamos al punto en que comenzamos a sentir la ruptura, la forma inversa a la conexión, esto fue para lograrla. 

Podemos decir que en este momento, estamos en el punto de partida más bajo, desde el que comienza un ascenso continuo hacia el programa de la creación, su meta, donde todos nos unimos juntos y con el Creador. Todo el universo, los mundos, las estrellas y galaxias, están conectadas en un punto de unidad que debemos alcanzar. 

La primera estación en el camino a la meta, es el congreso virtual que tendremos en dos semanas. Puede parecer que no es importante, pero debemos tener conciencia de que valoramos la importancia de acuerdo a nuestros deseos egoístas no corregidos, pero en realidad, el deseo de unirnos en este tiempo especial entre las miles de personas participando en el congreso es muy importante. 

Este es el primer congreso organizado en el periodo del coronavirus. En febrero, logramos tener un gran congreso, antes del comienzo de las cuarentenas. Es como si hubiéramos saltado al último vagón: tuvimos el congreso y la puerta se cerró detrás. 

Y ahora empezamos a organizar nuestro sistema durante el periodo del coronavirus. Ya pasamos por la primera oleada y entendemos de qué se trata. La humanidad aún no entiende lo que sucede. La epidemia no cederá; avanzará como aplanadora del desarrollo y esculpírá una nueva forma en la humanidad. 

Esta enorme aplanadora pasará justo sobre nosotros y nos estampará en el suelo, si sólo así podemos conectarnos. No esperemos ser puestos en la pista del desarrollo, hagámoslo con nuestro propio trabajo. No debemos ser niños necios cuya madre se ve forzada a castigarlos para que se porten bien. Y el niño no tiene escape, tiene que obedecer, como ahora, por falta de otras opciones, hagamos lo que el coronavirus y otros virus que nos esperan, quieren de nosotros. 

Necesitamos elevarnos a un estado en el que entendamos qué es lo que nuestra madre, es decir, la naturaleza, el Creador, requiere de nosotros y deseemos cumplir sus requerimientos con nuestro consentimiento y buena voluntad. 

Queremos llevar este primer congreso de esta nueva era, a un nuevo estado: no como antes cuando nos sentábamos juntos, hablábamos y nos abrazábamos. No debemos lamentar que no estamos en el misma lugar; no debemos lamentar el pasado. Ya pasó. Todo lo nuevo debe darse por sentado con entendimiento y aprobación. 

Los nuevos estados requieren de más conexión de nuestra parte. Y si vemos que hay cambios materiales, sólo deben despertarnos hacia una conexión interna incluso más grande, de modo que la forma externa no nos confunda, no nos de la ilusión de que ya estamos conectados sólo porque miles de personas están sentadas en un solo recinto. 

Ya no existe eso; no estamos en el mismo recinto y ni siquiera nos esforzamos por estar juntos físicamente ¡Queremos estar juntos espiritualmente como un hombre con un corazón! Por eso, será un congreso totalmente nuevo, en una nueva era. No habrá nada de los congresos pasados: es un nuevo nivel, un nuevo enfoque, una nueva actitud. Y lo vemos como un nivel espiritual al que debemos ascender. 

Quiero estar conectado con todos, ¿pero dónde y cómo? Al ascender al nivel espiritual, al lugar espiritual donde tiene lugar nuestro congreso -hacia el espacio dentro del Creador. Todos entraremos en ese espacio y desearemos existir ahí, unirnos dentro de Él. El Creador es llamado “lugar”, es el lugar en el que organizamos nuestro congreso, nuestra reunión, todos juntos, para apoyarnos junto con el Creador, es el primer paso espiritual que nos espera. 

No puedo transmitirles las sensaciones que están en mi corazón. Pero esperemos que juntos descubriremos este estado y sentiremos nuestra conexión dentro del Creador en nuestro primer congreso de una nueva era.
[268661]
De la lección de Cabalá, 1/ago/20

Material relacionado:
El mundo está en el umbral de una nueva era de desarrollo
Estamos atestiguando el nacimiento de una nueva era
Liderazgo en la nueva era

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta