La estrella polar

Se teme que las intensas protestas en Israel terminen  en violencia y se conviertan en una guerra civil. Pero en realidad, esta guerra ha estado en marcha desde que regresamos a la tierra de Israel. Pues, no estamos corregidos; por lo tanto todas nuestras acciones son muy egoístas. Nuestro ego es evidente en esas acciones y de forma tan brillante que son peores que las acciones de las naciones del mundo. 

En el estado no corregido, somos la quintaesencia de todos los males en el mundo, en el estado corregido, nos volveremos lo opuesto, la quintaesencia de todo lo bueno. Y así está escrito, que al elevarse, Israel se eleva sobre el resto y al caer, cae más bajo que todos. Pues, somos un extracto del deseo más grande de disfrutar de todas las naciones del mundo. Por eso, Israel sobresale entre todas las naciones. 

Hasta que todos sepan qué necesitan hacer realmente, será imposible calmarlos. Es necesario darles un método de corrección de manera que entiendan lo que necesita ser corregido y cuál es nuestra misión, asignada desde arriba. 

Si no se lo das a la gente, comenzará a matarse. La flama interna arderá tanto que saldrán cada día a golpear o incluso matar, ese fue el caso en el tiempo del Templo

Las guerras principales no fueron contra los griegos y los romanos, sino entre los judíos mismos. Y no hay nada nuevo en los disturbios de hoy; se revela una vez más lo que existía hace dos y tres mil años -la guerra del egoísmo que no quiere ceder el camino ante nadie, hasta que revela su insignificancia y pide la corrección. 

Extinguir la irritación y la ira sólo puede ser al revelar la verdadera causa. De otra manera, es imposible relajar la tensión, el odio y las fuerzas en conflicto. Pueden ser disminuidas una semana o dos, pero en realidad, nada cambiará si no son reveladas todas las cartas. Y es bueno que esa flama arda dentro de cada uno; sólo necesita ser dirigida y darle la forma correcta. 

Los disturbios y malestar que vemos hoy en las calles de Israel son causados por la ausencia de la línea media, falta de metodología, de un programa, una ideología, que conecte a los polos diferentes: el deseo de recibir de la creación, que está en contradicción con el deseo de dar del Creador. 

Los dos opuestos deben llegar a trabajar juntos, equilibrarse, conectarse, abrazarse y amarse. Pero hoy, la gente no entiende que necesitamos esas dos fuerzas y sólo necesitamos combinarlas correctamente. La conexión correcta es posible si tenemos una meta frente a nosotros, una estrella polar que nos guía a donde debemos llegar. 

Vayamos a esta meta juntos. Esas dos fuerzas opuestas deben encontrar lo que tienen en común. Es decir, que ambas deben elevarse por encima de su egoísmo y encontrar lo qué las une, sólo así. Y este debe ser el caso, no sólo en Israel, sino en el mundo entero. Existe ya malestar en EUA y se extenderá hacia todos los continentes. 

La estrella polar es la conexión de todas las fuerzas de la naturaleza para manifestar una fuerza que se despliega en nuestra conexión, si podemos unirnos por encima de todas las diferencias. Esta fuerza desplegándose en nosotros, nos dará la sensación de verdadera realidad en lugar de este mundo material. Y comenzamos a vivir en el mundo superior, llamado así de acuerdo a nuestras sensaciones, en un mundo eterno. 

Los golpes recibidos del coronavirus, eventualmente causarán que toda la humanidad incline su cabeza, se calme y se calle, se de cuenta de que existe una fuerza superior operando aquí, que no nos permitirá hacer lo que queramos ni a la izquierda ni a la derecha. Tendremos que rendirnos ante la influencia de una tercera fuerza proveniente de un grado más elevado.
[268572]
De la lección diaria de Cabalá 30/jul/20

Material relacionado:
El 17 de Tamuz
El día del amor
Torre flotando en el aire

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: