La Naturaleza está embarazada con una nueva humanidad

La crisis a la que nos trajo el coronavirus, en esencia, es el nacimiento de un nuevo mundo. Sin embargo, la humanidad se ve como una niña que quedó embarazada inesperadamente, completamente reacia y ahora está aterrorizada y no sabe qué hacer.

No nos veamos en esta posición. Entramos, como embrión, en el proceso de preparación para el nacimiento en un mundo nuevo. La naturaleza está preñada, el Creador, debe darnos a luz. ¡Y lo hará!

Pero debemos ayudarlo; debemos estar de acuerdo con este proceso, unirnos cada vez más y prepararnos para nuestro nacimiento. Así, podemos acelerar nuestro desarrollo, porque este embarazo no se limita a un plazo determinado, sino que depende de que logremos unirnos para estar listos para nacer.

Lo único que se requiere de nosotros es conexión. Siempre tenemos que pensar en conectarnos cada vez más y entender cómo comportarnos en el nacimiento. Aún queda un largo camino por recorrer. Pues, si nacemos antes de que estemos conectados, el bebé nacerá deforme, faltarán algunos órganos en su cuerpo, pues no estamos completamente conectados.

Con nuestra conexión, formamos el cuerpo de la humanidad que va a nacer y, estamos obligados a unirnos, de tal manera que este bebé nazca sano, con todos los órganos necesarios. Un nacimiento fallido debería estar fuera de discusión.

Si nuestra unión no es correcta, la naturaleza, el Creador, nos dará tales problemas, nos presionará tanto que tendremos que unirnos. El canal de parto es muy estrecho y tendremos que hacer un gran esfuerzo para salir.

Si nos conectamos, podemos salir fácilmente. Y además, necesitamos cambiar nuestros valores para que lo que antes era importante, deje de serlo y viceversa, lo que antes no era importante se vuelve importante. Es decir, estamos volteándonos de cabezas y todos compartimos la misma opinión.

Y luego vienen los dolores de parto, que son bien conocidos por las mujeres. Pero ahora todos tendremos que pasar por ellos, en forma espiritual, para que nos preparen para el nacimiento en un mundo nuevo. Todo está por delante de nosotros porque hasta ahora ni siquiera nos hemos unido en forma de embrión.

El coronavirus nos está ayudando enormemente a avanzar hacia este nacimiento, nos deja sólo lo esencial y lo demás queda a un lado. Por eso, puede considerarse una medicina y no un golpe. Lo contrario es cierto: con lo que el Creador nos golpea, nos sana.

Comenzó a desarrollarse una gota de semen, un gen espiritual (Reshimo) del nuevo mundo, que despertó en nosotros, porque ya agotamos por completo nuestro estado anterior. Se está desarrollando en cada uno de nosotros y en todos juntos y contiene información sobre el nuevo estado de la humanidad, igual que la célula de la que parte el embrión, la gota de semen.

El embrión espiritual flota en la Luz de Jasadim, en las aguas de la madre, con las que sale durante el nacimiento correcto. Si nos comportamos correctamente y nos unimos en un embrión sano, sentiremos que estamos en la Luz de Jasadim, en el océano de misericordia, en el vientre de la madre. Nuestro embrión crecerá y se desarrollará mes tras mes y aprenderá a ver el nuevo mundo en el que se supone que debe nacer.

Si no nos unimos, nuestro estado empeorará cada vez más y podremos tener hambre verdadera. La naturaleza nos persuadirá a cambiar nuestros valores y entender que no hay nada más que la unión en grupo o la muerte.

Después de todo, aún no nos hemos pegado a la pared del útero. Esto requiere conexión por encima de todo. Debemos convertirnos en un embrión dentro de la madre superior, la naturaleza, el Creador y comenzar a desarrollarnos en Él para ser recompensados con el nacimiento.

Es más fácil para las mujeres entender este proceso porque lo han vivido y lo han sentido en su interior. Y ahora tanto hombres como mujeres deben pasar por este proceso y sentirse en el útero y desarrollarse allí. A pesar de que este es un lugar oscuro con respecto a nuestro ego, con respecto al deseo de otorgamiento y unidad, este es un mundo lleno de luz, que nos da un nuevo desarrollo y una nueva vida.
[268460]
De Kabtv «La mujer en el nuevo mundo» 9/jul/20

Material relacionado:
Altruismo – Ley fundamental de la naturaleza
El Creador y la naturaleza son el mismo concepto
Independencia de nuestra naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: