No hay vuelta atrás

¿Cuál es la diferencia entre nuestro tiempo y los períodos de desarrollo anteriores que han pasado en la Tierra? Siempre intentamos mejorar nuestra condición y para ello obligamos a la naturaleza a cambiar por nosotros, la ajustamos a nuestras necesidades. No queremos cambiar nosotros, sino que buscamos cambiar el mundo, nos creemos dueños de la naturaleza.

Así crecimos y desarrollamos ciencia, técnicas y tecnología, para cambiar el mundo que nos rodea en nuestro beneficio inmediato, en lugar de cambiar nosotros mismos por dentro. Pero hoy llegamos a un estado completamente nuevo. La naturaleza quiere que nos cambiemos a nosotros mismos de acuerdo con ella, en lugar de sentirnos cómodos dentro de ella.

La naturaleza no lo exigió antes, para adaptarnos a las condiciones establecidas para los animales. Así existen; el mundo inanimado, las plantas y los animales; aprovechan todo en el entorno para brindarnos las condiciones más cómodas.

Pero todo quedó en el pasado, ahora estamos entrando en una nueva era. La humanidad aún no se da cuenta, pero la ciencia de la Cabalá nos permite percibirlo y comenzar a ver. La naturaleza, la fuerza superior, exige que los humanos cambiemos para igualarla. Como cuando criamos a los hijos, al principio no les exigimos nada. Lo principal para el niño es crecer, ganar más peso, comprender más y saber instalarse en el entorno.

Pero luego, gradualmente, comenzamos a exigirles que comprendan lo que sucede, en su contacto con el entorno y su conexión integral. Es decir, el ser humano debe contar ahora con la naturaleza. La naturaleza nos exige un desarrollo correcto y una reciprocidad cada vez mayor. Quizá, finalmente podamos entenderlo y comenzar a cambiarnos a nosotros mismos.

El primer congreso de esta nueva era debe estar imbuido del espíritu de la última generación, el nuevo estado. La naturaleza no sólo nos empuja a adaptarnos a sus condiciones, nos exige hacer cambios internos y no con técnicas y tecnologías.

Nuestra naturaleza interior necesita ser corregida. Y la corrección sólo es posible con la unión, esto es lo que distingue al ser humano de la materia inanimada, las plantas y los animales. El hombre puede convertirse en parte de la naturaleza integral, sólo si corrige su ego.

Los niveles inanimados, vegetal y animal actúan según los instintos naturales. Pero el hombre debería estudiar su deseo de disfrutar y tratar de armonizarlo con la naturaleza, cambiarlo de recibir en otorgamiento. Hasta después de eso, lograremos la conexión correcta con todos los niveles de la naturaleza.

Ésta es la peculiaridad del nuevo período en el que está entrando la humanidad. Y por eso ningún intento de volver al antiguo estilo de vida se verán coronados por el éxito. Al contrario, recibiremos golpes cada vez que intentemos dar marcha atrás y retroceder. Estos golpes nos enseñarán y nos mostrarán una nueva dirección. Estar más cerca de la naturaleza es lograr conexión integral y es la única forma de llegar a un buen estado.

De lo contrario, nada ayudará. Esperamos que el coronavirus nos azote como una ola de tsunami y regrese al mar, dejándonos volver a nuestra vida anterior. Pero no lo hará. Al contrario, habrá oleada tras oleada. Siempre que nos parezca que podemos volver al antiguo estilo de vida, inmediatamente nos cubriremos con la próxima ola, que nos hará pensar no en el pasado, sino en el futuro. Y unirnos es la única dirección hacia el futuro.

El período de la infancia, cuando la naturaleza nos crió con suaves azotes, como niños pequeños, terminó. Los niños se han convertido en adultos y es hora de decidir qué hacer. Sólo con la conexión entre corazones, no con dispositivos, los humanos pueden conectarse con la naturaleza y sentir una nueva vida en esta nueva conexión. Esta es una verdadera revolución, tanto espiritual como material.
[268895]
De la lección diaria de Cabalá 5/ago/20, «La última generación: del viejo mundo al nuevo mundo» (preparación para el congreso virtual «Un nuevo mundo» 2020)

Material relacionado:
El nacimiento es la ruptura hacia el nuevo mundo
No seamos tornillos, sino creadores de un nuevo mundo
¿Veremos un mundo nuevo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: