Reubicación: cambia tu lugar, cambia tu suerte

Mi nuevo articulo: «Reubicación: cambia tu lugar, cambia tu suerte«

La sociedad estadounidense está en movimiento. Según un estudio reciente, uno de cada cinco adultos, el 22% de la población, se reubicó o conoce a alguien que probablemente lo haga como consecuencia del impacto socioeconómico de la Covid-19. Empresas de Silicon Valley como Google, Facebook, Twitter y otras enviaron a sus empleados a trabajar en casa, lo que hace que su proximidad física en el lugar de trabajo sea irrelevante. Altos alquileres y preocupación por la seguridad, son las razones principales para considerar la reubicación en muchas comunidades, esto marca la tendencia a dejar la ciudad por las zonas rurales ¿es esto un paso atrás? No, la vida sencilla avanza.

La movilidad es una característica de Estados Unidos. Según datos de la Oficina del Censo, en promedio, los estadounidenses cambian su lugar de residencia no menos de 11 veces durante su vida, principalmente en busca de mejores oportunidades laborales. Pero la reubicación debido a la pandemia tiene una característica peculiar: es un verdadero regreso a lo básico. Los residentes en áreas urbanas están abandonando cada vez más las grandes, estresantes y costosas ciudades para instalarse en el campo tranquilo y pastoral, es una tendencia notable en EUA y Europa.

Hace décadas, la gente acudía en masa, de granjas y aldeas a las grandes ciudades, esperando cumplir sus sueños de progreso y movilidad ascendente. Hoy, las empresas están cerrando y las que aún tienen empleados cambian sus patrones de trabajo, de actividades en un lugar físico a colaboración remota.

¿Cuál es el beneficio de vivir en las zonas urbanas?

Ninguno. La pandemia transformó nuestro estilo de vida para siempre. Entenderemos cada vez más, que adaptarnos a un entorno más virtual, es positivo. Cuando la población está más dispersa y uniformemente extendida, todos se benefician: ecología y humanos. Por el contrario, las ciudades superpobladas y de alta densidad agregan estrés al entorno circundante y plantean desafíos en el uso eficiente de recursos naturales como; agua, energía y alimentos. A nivel personal, la vida fuera de las áreas urbanas es más manejable, asequible y saludable.

El Talmud de Babilonia dice Meshane Makom, Meshane Mazal, literalmente quiere decir, al cambiar nuestro lugar, cambiamos nuestro destino. De hecho, las condiciones externas influyen en nuestras prioridades y enfoque en la vida. Esto también se refiere a la transformación interior que está ocurriendo. El cambio a un estilo de vida sencillo y tranquilo, nos hará sentir mejor, más serenos y más equilibrados. Y, nos llevaremos mejor con los demás. Estar arraigado a una tierra con mucho espacio para un huerto casero y un parque infantil, aliviará la carga estresante de la jungla de cemento, contaminada y ruidosa.

Todos nos sentimos seguros con lo familiar, incluso si está lejos de ser lo ideal; por eso la gente se resiste al cambio. Pero la pandemia, rápidamente, nos está llevando a una profunda transformación, de una realidad a otra. Poco a poco, nos damos cuenta de que no hay vuelta atrás, solo avanzar a un mundo más global donde las fronteras se están desvaneciendo.

El mundo entero está cerca.

Desde el trabajo hasta las comunicaciones y compras interpersonales, todo está al alcance de la mano en cuestión de segundos. Alguien puede llamar para cualquier servicio desde Estados Unidos y comunicarse con un representante de atención al cliente en India, sin la menor sensación de distancia. Realmente nos convertimos en una aldea global.

Las áreas metropolitanas permanecerán como centros de entretenimiento, cultura, atracciones turísticas y más. Las grandes fábricas que son indispensables para satisfacer las necesidades de la sociedad, también continuarán en las grandes ciudades, pero la población se dispersará en diferentes direcciones. Un resultado maravilloso e inesperado de la pandemia en nuestra forma de vida, será una puerta abierta a una vida más sencilla, feliz y satisfactoria.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta