Si no somos para nosotros ¿quién es para nosotros?

De mi página de Facebook Michael Laitman 28/ago/20

Mi maestro solía decir que si una persona se para junto a una bolsa pesada y le pide a la gente que le ayude a levantarla y ponerla en su hombro, nadie le ayudará. Pero si levanta la bolsa, la coloca sobre su hombro y la bolsa casi se resbala porque es demasiado pesada para que él, los que estén a su alrededor saltarán en su ayuda. La moraleja de la historia es simple: antes de pedir ayuda, esfuérzate en ayudarte a ti mismo. Así, si necesitas ayuda, la recibirás con certeza.

Hoy, más que nunca, está claro que solo nosotros podemos ayudarnos. Si esperamos a que los funcionarios del gobierno hagan nuestro trabajo, podemos esperar para siempre. Pero con responsabilidad mutua, no hay límite para lo que podemos lograr.
Seguir leyendo:>>>>>

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta