“¿El mundo va en la dirección correcta?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿El mundo va en la dirección correcta?” (Quora) 

El mundo pasó por suficientes fases preliminares, incluyendo regímenes de extrema izquierda y derecha y ha tenido gran cantidad de turbulencias, disturbios y errores. 

Hoy la pregunta inminente es : ¿Qué camino tomar de aquí  en adelante? 

En el transcurso de la historia humana, estuvimos constantemente intentando solucionar hacia dónde dirigirnos en el futuro: hacia la derecha o hacia la izquierda. 

¿Qué nos queda hoy? 

Llegamos a un estancamiento en todos los campos de la actividad humana, personal, social, educativo, económico, ecológico y global. 

Trabajamos con todos los sistemas que pudimos diseñar y nos aseguramos que no existe un solo sistema o plan que nos lleve de forma confiable a un brillante futuro. 

Estamos en un punto muerto, sin ninguna visión de un mejor futuro que nos motive ni nada que nos estimule desde atrás tampoco. 

Nuestra era está caracterizada por el final de nuestras pruebas y tribulaciones egoístas. El ego humano gallardamente permanecía detrás de cada empresa humana y cada avance y progreso previo, dando sólo el suficiente combustible para que se desplegara y revelara que corto se quedaba en dar satisfacción y felicidad duradera. 

Mientras estamos absortos en nuestro ego, podemos recibir o dar de forma egoísta. Con intención egoísta detrás de cada acto de recibir o dar, la destrucción es la conclusión inevitable. 

La Alemania nazi fue un duro ejemplo de un regimen basado en recibir de forma egoísta hasta el extremo, en el otro lado del espectro, la Rusia comunista fue también un duro ejemplo de un regimen basado en dar de forma egoísta llevado al extremo. Ambos provocaron devastación. Exprimimos todo el jugo de esas formas egoístas. 

Ahora necesitamos dejar en paz a nuestro ego, reconocer que no nos lleva a ningún resultado positivo y construir un nuevo nivel por encima. 

Este nuevo nivel debe ser uno de dar por encima de recibir y conectarse positivamente por encima de la separación y del extrañamiento mutuo. 

Para construir este nuevo nivel, necesitamos acceder a un nuevo tipo de combustible y motivación, que no surge naturalmente en nuestros deseos y pensamientos egoístas. 

Ese acceso puede ser concedido por vía de un nuevo método de educación- un método de conexión – que nos muestra cómo podemos desarrollar conexiones positivas por encima de nuestras diferencias y divisiones egoístas. 

Si cierta persona, organización o movimiento desea jalar a la gente en cierta dirección, hacia la izquierda o hacia la derecha, está condenada a fracasar y tenemos los ejemplos de ese fracaso en la Alemania Nazi y la Rusia comunista. 

Hoy tenemos la ventaja adicional de esas experiencias -podemos ver que nuestro ego diseña sistemas que, en última instancia, dividen a una persona de los otros y que esos sistemas están destinados a fracasar. 

Al reconocer el fracaso de trabajar de acuerdo al egos, haríamos bien en aceptar un nuevo tipo de educación: que nos guíe para conectarnos de forma armoniosa por encima del ego. 

Conexión por encima del ego es el único camino que le queda al mundo. 

Este camino significa que aceptamos el hecho que la humanidad es un todo único y que todos somos parte de este todo, como células y órganos en un cuerpo humano. Si una sola célula toma de otras células más de lo que necesita para sobrevivir, se vuelve cancerosa y propaga la enfermedad en todo el cuerpo. 

Hoy, tenemos esas enfermedades y miles de problemas y crisis que se propagan por toda la humanidad. Y todas comparten la misma raíz: cada uno encerrado en su estrecho rincón egoísta, actuando en una batalla de estira y afloja con los demás. 

Por lo tanto, necesitamos concluir que el ego humano, en el cual se ha basado todo nuestro desarrollo hasta hoy, llegó a su fecha de expiración. 

Usar el ego sin restricción -sin ninguna inclinación para reconocer cómo opera constantemente en nosotros, sin ningún deseo de elevarse por encima- nos entrega todos los problemas que experimentamos. 

Los días de movernos de ida y vuelta entre izquierda y derecha llegaron a su callejón sin salida. Hoy, finalmente nuestra supervivencia y más aún, nuestra habilidad de extraer motivación, felicidad, éxito y confianza de una nueva fuente de vitalidad, depende de que nos elevemos por encima de nuestra naturaleza egoísta, punto.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta