La fórmula perfecta para la vida

La garantía mutua es la ley general de la conexión correcta de toda la creación, por eso, al cumplirla, corregiremos todos los problemas.

Si observamos la garantía mutua entre nosotros, afectamos todas las partículas de materia a nivel físico y químico y, se conectarán correctamente. Al hacerlo, neutralizaremos todos los microbios, detendremos todas las epidemias y destruiremos a todos nuestros enemigos, desde personas hasta pequeños insectos.

La garantía mutua nos protegerá de todo: de las radiaciones nocivas, del calor y del frío extremos. La Tierra está a punto de explotar por los cambios climáticos, pero podemos calmar a la naturaleza ligando todas sus partes con garantía mutua. Sólo depende de cómo implementemos esta ley nosotros mismos.

La ley de garantía mutua es la fórmula perfecta para conectar a todas las partes de la naturaleza, en todos los niveles: inanimado, vegetal, animal y humano. No tendremos nada más de qué preocuparnos.

No tendremos que profundizar en el estudio de las sutilezas de la naturaleza, sus leyes ecológicas, zoológicas, biológicas y físicas. No es necesario descender al nivel cuántico porque desde nuestro nivel humano influimos en todas las capas inferiores de la naturaleza.

Además, desde nuestro nivel, influimos en la naturaleza superior. Estamos entre dos mundos: el mundo superior y el mundo inferior. Si logramos garantía mutua, viviremos en ambos mundos.

El universo es un sistema. Por eso, con nuestra actitud influimos en la naturaleza. Con nuestra actitud, podemos hacer estallar estrellas, evocar guerras y establecer paz. Sólo depende de nuestra actitud hacia nuestra unidad. Si queremos que el mundo se sienta bien, debemos tener buenas relaciones entre nosotros. Mientras más nos acerquemos, mejor será el mundo.

El mundo no tiene la culpa, actúa de acuerdo con las leyes instituidas en él por el Creador. Pero podemos llevar estas leyes a la conexión correcta, insertar nuestra resistencia entre el más y el menos: restricción, pantalla y Luz reflejada. Así, no habrá confrontación ni cortocircuito entre los polos; positivo y negativo, entre derecha e izquierda, entre los lados en conflicto. Pues, pondremos un búfer entre ellos, el adaptador correcto.

Todo depende de nosotros; sólo nosotros podemos conectar los más y los menos, en todos los niveles, para que la paz prevalezca en el mundo. Por eso, en primer lugar, tenemos que lograr garantía mutua, con intención de ayudar al mundo entero y, dar contento al Creador.
[269630]
De la lección diaria de Cabalá 21/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, «Arvut (Garantía Mutua)«

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta