Me duele que todo el mundo está sufriendo

Lo más importante es sentir que la crisis actual es el problema común que nos une y ayuda a entender que estamos conectados. 

Hagamos el compromiso de que, a partir de este momento cuando pensemos en el coronavirus en relación con nuestra familia, nuestra ciudad, la escuela a la que van a ir nuestro hijos y nuestro trabajo, nos preocuparemos por toda la humanidad. 

Queremos que toda la humanidad sea curada del coronavirus, que es causado por nuestro ego, que es revelado más y más cada día. Si nos sentimos mutuamente cerca y somos capaces de conectarnos y abrazarnos, todos los virus desaparecerán. 

Tan pronto como pensemos en nuestro infortunio personal, extendámoslo un poco y pensemos en nuestro problema común global. 

Los egoístas usualmente están felices porque el mundo entero sufre, porque así su propio problema ya no parece tan terrible, como está dicho, “Un problema compartido es un problema a la mitad”. Pero aquí es justo lo opuesto: sufro por el mundo entero. Mi sufrimiento es más grande si veo que no sólo sufro por mis hijos, familia, familiares, conocidos, sino porque toda la humanidad está sufriendo. 

Necesitamos comenzar a sentirnos diferente. El hecho que todos estén sufriendo conmigo, no me hace sentir mejor, sino al contrario, me lastima mucho más porque todos están sufriendo.
[270086]
De la lección para mujeres 29/ago/20

Material relacionado:
El coronavirus está limpiando a la humanidad
Medicina para la humanidad
Un final feliz para la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: