No es perdón lo que pedimos, sino corrección

Las noticias dicen que el mundo va al abismo, se hunde más y más cada día y necesita urgentemente una cura genuina. Pero no hay duda, no se puede fabricar una vacuna en un laboratorio y, lamentablemente, la epidemia se intensificará. Aún no es claro que el mundo esté cambiando en una buena dirección.

Debemos sentirnos responsables de toda la realidad y precisamente por eso, debemos pedir perdón al Creador. Pues, entendemos que todo depende de nosotros. El Creador nos acerca más a Él, como gobernante supremo, espera que le pidamos por el mundo entero. Él quiere que seamos el conducto a través del que la Luz fluya de Él al mundo entero, pero aún no podemos pedírselo.

Pedimos perdón por eso, porque tenemos obligación de hacerlo. Pedimos perdón no por las faltas pasadas, sino por lo que debemos hacer ahora, reconocemos que somos responsables del estado del mundo. Por eso, debemos arrepentirnos ante el Creador, pues llevamos al mundo a ese estado tan terrible en el que se encuentra hoy.

Si hubiéramos actuado correctamente, incluso antes del coronavirus, antes de todos estos problemas, habríamos atraído buenas fuerzas al mundo y el mundo habría girado en una buena dirección.

Pedimos disculpas por descuidar nuestra misión, nuestra conexión con el Creador. No pedimos perdón; más bien, queremos ser corregidos: que el Creador nos dé sabiduría, sentimientos y nos acerque más a Él, para que podamos corregir el mundo. Como dicen: «Del amor a los seres creados al amor al Creador».
[270983]
De la lección diaria de Cabalá 15/sep/20 “¿Qué es la preparación para Selijot (perdes)?”

Material relacionado:
¿A quién y por qué pedir perdón? parte 1
¿A quién y por qué pedir perdón? parte 2
¿A quién y por qué pedir perdón? parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: