O dejamos de destruir la naturaleza o el virus “nos ayudará”

Pregunta: Cuando la gente en China salió del encierro de sus habitaciones y departamentos, aparentemente estaban un poco libres del virus, una enorme tienda, Hermes, se abrió ahí. Trajeron hermosas bolsas de mano, cubiertas con diamantes, muchos artículos de piel y la gente comenzó a comprar. Sólo en un día vendieron cerca de 2.7 millones de dólares. 

Usted dice que cambiará la forma de pensar del individuo, que comenzarán a pensar distinto, pero no parece cambiar mucho ¿cómo sucederá?  

Respuesta: El individuo no cambia, pienso que la finalidad del virus es impedir que hagamos dinero de forma innecesaria. El virus es consecuencia de nuestra actitud egoísta hacia la naturaleza y nos obligará a hacer sólo lo necesario y suficiente. No más que eso. Esperemos y veamos.  

No creo que regresemos por completo a lo de antes. Estamos en un estado tal con la naturaleza, en el que ya no nos puede tolerar. Mira cómo salta el pez del agua. Los animales llegan y buscan libertad.  

Esto nos muestra hasta qué punto somos un organismo alienado en la naturaleza , cómo no podemos, simplemente no podemos, ser un elemento integral de ella. 

Comentario: Por supuesto, tomamos los lugares donde una vez estuvieron los animales. 

Mi Respuesta: Si estuviésemos en lo correcto, la naturaleza no sentiría esto. Los lobos no correrían de nuevo a nuestros parques, el pez no saltaría de gusto en el agua, porque no estamos ahí. Puedo escuchar el canto de los pájaros!  ¡Todo es diferente!  El aire es mucho mejor.  

Pregunta: ¿Piensa usted que la civilización, la humanidad, puede entrar en armonía con la naturaleza? 

Respuesta: Seguro. ¡Si fuera civilización y no barbarie!  ¡La civilización de hoy es barbarie! Como fue hace mil o dos mil años. Por eso, necesitamos entender que no podemos seguir en esta forma.

Estoy seguro que el virus no nos dejará y nuevas modificaciones vendrán. Estoy seguro que estará migrando en sus distintas variantes hacia muchas partes del mundo. Estoy seguro que contra la experiencia del sufrimiento por el virus, contra la experiencia del miedo, habrá incluso cierto tipo de guerras, cambios en las relaciones entre los países. Especialmente para Estados Unidos y China, pienso que habrá dificultades. Esto es por un lado. Por otro lado, estas dificultades obligarán al mundo a cambiar.

Comentario: Incluso Bill Gates concuerda con usted en muchas cosas. Dice que esto continuará por veinte años o más, que el virus no se irá. Cree que deberíamos estar preparados. Él piensa eso. Sólo difiere en la conclusión. Dice que “Debemos estar preparados”. Es decir, preparar vacunas, médicos. No considera en su conclusión el que ahora entendamos la razón por la que llegó el virus. 

Su conclusión es que debemos cambiar. ¿Por qué la humanidad no lo hace? 

Mi Respuesta: No se ve una conexión directa con nuestra actitud hacia los demás, hacia el mundo a nuestro alrededor, hacia la naturaleza y los virus. No se entiende que el virus es una partícula natural a la que hemos obligado a que se propague y nos ponga en orden. 

Pero nos cambiará. Por un largo camino, a través del sufrimiento, llegaremos al resultado que debemos alcanzar, aunque podríamos llegar con conciencia. Así será.  

Pregunta: ¿Cuánto tiempo durará? 

Respuesta: Hasta que el individuo esté completamente corregido, cuando se vuelva una parte absolutamente clara, correcta e integral de la naturaleza, a pesar del gran egoísmo que existe en él.

Ahora tenemos oportunidad de regresar a la naturaleza de forma correcta, al menos parcialmente. De no activar ninguna planta de manufactura que destruya el medio ambiente. De dejar a mucha gente fuera de la producción innecesaria que ensucia todo y fabrica cosas superfluas, pero, comprometerla en el estudio y la creación de las relaciones mutuas correctas. 

Esta es una gran fuerza positiva, que le falta a la naturaleza y que debe llegar del individuo. Al nivel del mundo animal, se da por sí misma: los animales actúan en la forma en que dicta la naturaleza. Pero, a la gente se le debe llevar a la interacción correcta.  

Así, veremos el impacto del hombre en la naturaleza circundante. La Torá dice que un niño pequeño guiará lobos y corderos; y que serán amigables entre sí. Esto significa que participará en la naturaleza en forma tan correcta que, la fuerza del mal desaparecerá por completo! La fuerza del mal en la naturaleza desaparecerá. ¡En todo! 

Hoy no tenemos idea de lo que es el mundo a nuestro alrededor. Ahora aparecen lobos, el pez salta en el agua por el gozo de que no hay gente. Los dejamos por un mes, escondidos en nuestros “refugios” y están tan felices de que nos alejamos de ellos. 

¿Se entiende lo que estamos haciendo a la naturaleza? ¡Cuánto nos odia, no nos soporta! Cuando miras esto, simplemente estás sorprendido, “¡¿Realmente soy tan perjudicial, tan malo?!”  Si. “¡¿Verdaderamente afecto tanto este medio ambiente?!”  Espero que el virus nos ayude.
[269993]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 20/abr/20

Material relacionado:
Los beneficios y peligros de los virus
Trayectoria del virus
El virus: el integrador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: