Todos en un barco

Día a día la situación empeora en todo el mundo. Esto indica que la humanidad no avanza en la dirección correcta y no está endulzando su condición.

En lugar de seguir el camino de la luz deseado a los ojos de la creación y del Creador, la humanidad, por su falta de comprensión de lo que sucede y de lo que debe hacer, sigue el camino del sufrimiento, el desarrollo natural de los eventos, es decir, bajo la presión de fuerzas que nos obligan a avanzar. Y, seguimos ese camino como si no hubiera otra opción.

No se puede decir que haya una conciencia real del mal, pero está claro que el estado es malo y puede que ya no se corrija, sino que se deteriore cada vez más. La crisis afecta a todos, tanto a trabajadores como a directivos. Muchos ya entienden que no es sólo un virus, sino un fenómeno que cambiará nuestra vida. Cada día es más evidente.

Al mismo tiempo, la gente espera que, si encuentra rápido cura para el coronavirus, podrá volver a su vida anterior. No entiende que el virus no golpea nuestra salud, sino mucho más profundo. La naturaleza inició un tratamiento global para la humanidad. No buscaba encerrarnos en nuestra casa ni alejarnos dos metros ni prohibir la comunicarnos, celebrar bodas, estar con amigos en un restaurante.

La intención de la naturaleza es totalmente diferente: quiere darnos espacio, tiempo y oportunidad para comprender y sentir por qué se hizo, con qué propósito. No es sólo una epidemia, sino un fenómeno superior, integral, global y especial. Es difícil captarlo de inmediato, pero la humanidad ya se está acercando.

Los golpes son la forma más segura de llegar a nuestra mente y corazón y hacernos conscientes de nuestra condición. Debemos intentar explicarle a la gente por qué la naturaleza nos hace esto. La naturaleza es un mecanismo integral y global que actúa sobre nosotros y nos hace avanzar gradualmente, por el camino de la evolución, es decir, el programa de la creación. Nos estamos desarrollando según un plan superior.

La ciencia de la Cabalá nos explica qué tipo de programa es y qué pasos debemos seguir. Es imposible escapar de este programa. Sólo puedes cambiar el método de progreso hacia la unidad, la meta del desarrollo, de malo a bueno.

Asimismo, al criar a los hijos, si un niño escucha a sus padres, lo tratan bien y si no quiere escuchar, hay que presionarlo e incluso castigarlo. Se dice que «el que perdona la vara odia a su hijo». (Proverbios 13:24.) La meta está delineada desde el principio y debemos llegar a ella.

Pronto nos quedaremos sin dinero y sin comida. Cuanto antes expliquemos la verdadera razón, menos golpes recibiremos, para llegar a un orden de vida nuevo y correcto.

No podemos esperar a que lo hagan las fuerzas de la naturaleza que nos golpean y al parecer sin compasión ni sentimientos. Vinieron porque no pusimos atención a la advertencia de la naturaleza y no hicimos el esfuerzo por seguir un buen camino.

Es necesario explicar a todos que ni la epidemia ni el virus son culpables. Es sólo una fuerza que actúa con mucha dureza y se ve obligada a ejercer presión sobre nosotros, como el padre a sus niños traviesos. Debemos desarrollarnos, no hay duda de eso.

Pero podemos elegir un camino bueno, fácil, hermoso y rápido si llevamos el corazón y nuestra mente a la meta a la que nos lleva la naturaleza: nuestra unidad y organización de la vida en la Tierra, en una forma simple y buena. Por el lado del material, debes tener lo necesario. Lo principal es buscar el desarrollo espiritual, es decir, la conexión de corazón a corazón.

La gente se siente más infeliz día a día, porque no puede ver la imagen del futuro a la que nos lleva la naturaleza. Piensa que es sólo una enfermedad y un día nos recuperaremos. Gastamos dinero, algunos se enfermarán, algunos incluso morirán, pero finalmente la epidemia terminará y volveremos a la vida normal.

Todos los países luchan por volver a su vida habitual. Los políticos nos convencen de que tiene una solución para restaurar el viejo estilo. Esto es conocido y deseable por todos, porque es lo que conocemos.

Pero es imposible revertir el proceso de evolución. Vemos en la historia que pasamos de un estado a otro y pasamos a las siguientes etapas. Ahora la naturaleza nos obliga a pasar a una nueva etapa en la que la humanidad debe acercarse. Además, debemos cuidar nuestra casa, nuestro planeta y juntos cuidar nuestro futuro.

Pues, todos dependemos unos de otros. No podemos hacer distinciones entre pueblos, países, debemos pensar en el estado global.

Que cada uno sea egoísta, que piense sólo en sí mismo y no se preocupe por nadie más en el mundo, pero si queremos sobrevivir, debemos pensar en todos. Pues, todos estamos en el mismo barco.
[269583]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 19/ago/20, Escritos de Baal HaSulam, Arvut (Garantía Mutua)

Material relacionado:
¿Qué nos librará del coronavirus?
¿Cómo podemos neutralizar el coronavirus?
El secreto para superar el encierro del coronavirus

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: