Yom Kippur – Demanda por corrección

En el proceso de desarrollo espiritual, existe un estado especial llamado Yom Kippur (de la palabra «kapara» – expiación), es decir corrección de los pecados de los que te arrepientes y  pides corrección.  Es claro que nosotros mismos no podemos corregir nada y los pecados que cometimos no son nuestros en absoluto porque fue el Creador quien creó la inclinación al mal que nos controla y nos hace transgredir.

No es culpa nuestra que seamos egoístas, que pensemos sólo en nosotros mismos y no en los demás ni en el Creador.Por eso, ni los pecados ni su corrección son culpa nuestra ni mérito nuestro, porque el Creador lo hace todo. Él preparó los pecados y sus correcciones, nosotros estamos entre ambos como un tornillo..

Nuestro trabajo es atribuir todo al Creador: tanto pecados como correcciones. Conectamos el pecado con la corrección en la medida en que nos damos cuenta y sentimos que ambos vienen del Creador y no de nosotros.El Creador está por encima de la transgresión y la correcciones la fuerza superior especial por encima de todo.

Por eso, Yom Kipur es un día de alegría especial que nos permite elevarnos aún más, por encima de la creación y nos conecta con la fuerza superior, para alcanzar su nivel. Todos los pecados, el egoísmo y las correcciones hechos por el Creador, son necesarios para que entendamos que hay un nivel más alto que la inclinación al mal y al bien, es decir, comprender al Creador, no puede ser alcanzado de otra manera.

El Creador está separado de la creación, Su esencia sólo puede alcanzarse por encima de nuestra desunión. Al unirnos nosotros, nos conectamos con el Creador.

Nos elevamos por encima del pecado, por encima de la recompensa y el castigo y nos corregimos sólo para alcanzar al Creador que está separado de la creación. El Creador preparó todos estos estados para que podamos ser como Él -uno, único y omnipotente.

Yom Kippur es símbolo principal del proceso de alcanzar la fuerza superior, separada de la creación. Si no nos unimos ni nos preocuparnos por el Kli mundial, por ayudar, por la humanidad, no podemos alcanzar ni una mínima revelación espiritual. Todas las naciones están destinadas a elevarse por encima de su egoísmo individual y regresar al sistema de Adam HaRishon para convertirse en un hombre, un deseo.

Yom Kipur es un estado espiritual en el que cada uno revela que su pecado es creer que él fue el que pecó y no darse cuenta de que todo viene del Creador. Es decir, no aceptar que «No hay nada  más que Él.

Piensa que todo lo hace él mismo y evalúa sus pensamientos y deseos dentro de su ego. Pero ahora quiere corregir su error y todos los escrutinios impuros que no están conectados con la fuerza superior; una, única y unida. Por esto reza y pide al Creador.

Ésta es la esencia del Día de la Expiación; es el día que se quiere redimir y corregir todos los estados y escrutinios que no se pueden atribuir a la fuerza superior. Nuestro trabajo es atribuir todo lo que sucede en el mundo a la fuerza superior y considerarnos una creación 100% controlada por esta fuerza.

Ascender 125 grados espirituales es identificarnos aún más con la fuerza superior, hasta llegar a la adhesión total a ella. Cuando corrijamos completamente los Kelim, que el Creador rompió intencionalmente y lo elevemos a Su nivel, así nos preparamos para comenzar el verdadero camino de comprensión y adhesión con el Creador.

Pero esto es el misterio de la corrección final. Cuando lo logremos todos juntos, todas las criaturas que ahora están en el mundo y las que no están aquí, avanzaremos más y descubriremos lo que el Creador nos preparó después de la corrección general.

Yom Kippur es cuando revelamos que no sólo el bien sino también el mal vienen del Creador y tienen el mismo valor. Se debe bendecir tanto el mal como el bien, porque con estas dos fuerzas se logra la adhesión al Creador.

La adhesión con la fuerza superior es el objetivo único y común; por lo tanto, cualquier estado por el que atravesamos, debe percibirse como una invitación a adherirnos. No importa lo que sienta o lo que pase por mi mente, corazón, cuerpo o relaciones; me muestra dónde puedo aumentar y fortalecer mi conexión con la fuerza superior.

El significado del ayuno en Yom Kipur es que actuamos sólo por el poder de la fe, no por el poder de recibir.
[271448]
De la lección diaria de Cabalá del 26/sep/20, «Yom Kipur»

Material relacionado:
Fiestas mayores virtuales y lo que significan
Yom Kippur: ¿Alegría o aflicción universal?
¿Qué perdón debemos pedir en Yom Kipur?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: