entradas en '' categoría

Simjat Torá (La Alegría de la Torá)

Mi nuevo articulo: «Simjat Torá (La Alegría de la Torá)«

“Sisu Ve Simju” (alégrense y regocíjense) es el himno informal de las fiestas de Simjat Torá (La Alegría de la Torá), una antigua costumbre que señala el día en el que se finaliza la lectura de las Parashot (porciones) de la Torá y se vuelve a comenzar del principio. Pero, ¿qué hay en el libro más popular de la historia humana, que nos hace estar alegres y en regocijo? ¿Riqueza? ¿Salud? ¿Familia? Y si no es eso, ¿con qué motivo nos da felicidad? Entonces ¿para qué sirve la Torá?

La Torá no es solo un elegante rollo de pergamino guardado en el Arón HaKodesh (armario sagrado), o un sinónimo del Pentateuco. Según la Sabiduría de la Cabalá, en la Torá se oculta una fuerza espiritual interior, una fuerza superior, o como lo llaman los cabalistas: “Luz”, que es la fuente de toda la abundancia del mundo.

El sagrado Ari abre su libro “Etz HaJaim” (Árbol de la vida) con las palabras: “Debes saber que antes de que hayan sido emanados los emanados y creados los creados, existía una Luz superior que llenaba toda la realidad”.

La “Luz” es la fuerza que precedió a la materia del universo en el Big Bang hace 14 billones de años, y se esparció en todas las direcciones.

Los cabalistas describen la Luz como una suerte de fuerza, una ley natural o cualidad que tiene la posibilidad de otorgar abundancia infinita. La Luz es una luz opuesta a nuestra naturaleza egoísta, que aspira solo a recibir más y más placer. Como resultado de la cualidad de la Luz de otorgar abundancia y generar vida, se crearon las galaxias, las estrellas y todo lo inerte a nuestro alrededor, las plantas y los animales; y finalmente también nosotros, los humanos, para otorgarnos todo el bien absoluto y eterno.

Aunque no somos conscientes de esto, nuestras vidas giran alrededor de la Luz. Nosotros la investigamos a través de los medios que tenemos al alcance, pero aun cuando hemos alcanzado la cima de la investigación científica mediante la Física moderna -y parecería que en cualquier momento lograremos revelar la esencia de la Luz-, descifrar el secreto de la vida y elevarnos a nuevas dimensiones, ocurre lo contrario: la luz tiene características que nuestra capacidad psicológica limitada no logra captar.

A comparación de los científicos, los cabalistas investigan las leyes de la creación y la realidad espiritual. Después de haber conseguido la abundancia absoluta y eterna, ellos nos describen la realidad que vivieron emotivamente: a cada momento, la Luz nos entrega la abundancia infinita; pero debido a que nuestras cualidades son opuestas a la cualidad de la Luz, no tenemos la capacidad de recibir ese placer de su parte.

Ellos nos explican que el hombre, por su naturaleza, actúa únicamente para disfrutar y complacerse, aun cuando lograr ese placer implica dañar a los demás, explotándolos o causándoles daño. “Todos los daños percibidos por el hombre provienen únicamente del recibimiento para sí mismo que está impreso en él” (Escritos de Baal HaSulam). Así fuimos creados, esa es nuestra naturaleza, y no tiene nada de malo. El problema comienza cuando la fuerza de otorgamiento y la fuerza de recepción chocan entre sí, y entonces comenzamos a sentir el mal…

Los cabalistas nos explican que hoy nos encontramos en un punto de transición a una nueva era de evolución humana.

Precisamente, ya estamos viviendo una realidad que conecta a toda la humanidad en un sistema único mundial. Un sistema cerrado en el que nos influimos unos a otros y estamos interconectados no solo a través de infinitas estaciones de transmisión y cables de comunicación, sino también a través de los corazones. Las leyes de otorgamiento activan este sistema de acuerdo a la misma cualidad de entrega de la Luz superior.

Vivimos en un mundo que se maneja según ciertas leyes que no comprendemos. Para conocer esas leyes, actuar de acuerdo a ellas y ser capaces de disfrutar de una mejor vida, debemos revelar nuevos sentidos en nosotros y desarrollar las mismas cualidades semejantes a la Luz. Mientras sigamos aferrándonos a nuestras cualidades egoístas, existe una colisión frontal incesante entre las fuerzas opuestas, o dicho de otro modo, nos hallamos en una crisis.

El camino a la solución de la crisis fue trazado para nosotros por los grandes cabalistas a lo largo de las generaciones, mediante un método serio y factible, el método de la conexión de la Sabiduría de la Cabalá.

En todos sus escritos ellos manifiestan, ya sea explícita u ocultamente, que la condición esencial para el avance es reforzar la unión entre nosotros. Si solo cambiamos nuestra naturaleza egoísta de amor propio a amor al prójimo, y en vez de odiar, amamos, en vez de alejarnos, nos acercamos y nos conectamos, podremos experimentar un placer infinito, tal como es la Luz. La fuerza para cambiar los fundamentos de nuestra naturaleza se forma únicamente mediante la Luz que está encubierta en los escritos de los cabalistas.

Mediante intentos por sentirnos uno, como una sola fuerza, se despierta un punto de contacto mínimo con la Luz superior, con la fuerza de la “Torá”. Así comenzamos a llenarnos de sensación de vida. Como una fogata que da calor a los que están sentados a su alrededor, así ilumina y da calor a los corazones la conexión entre nosotros. Pero a fin de continuar avivando las llamas, debemos renunciar a otras partes egoístas y echarlas al fuego. Solo cuando eliminemos gradualmente esas partes ocultas que hay en nosotros, que nos exigen el beneficio propio, llegaremos a la totalidad del amor entre nosotros, a la Luz de la Torá, como está escrito: “Ama a tu prójimo como a ti mismo, es la ley general que hay en la Torá”.

A esta altura basta con que nos esforcemos por unir nuestros pequeños deseos en un solo deseo común.

De acuerdo a la potencia de la conexión entre nosotros, aumentará la influencia de la Luz sobre nosotros, y en vez de obligarnos a conectarnos mediante problemas y crisis, la Luz simplemente iluminará por delante y nos atraerá hacia ella como hacia algo brillante. El cambio está en nuestras manos. En la medida que nuestras relaciones sean mejores y más consideradas, la Luz superior influirá sobre nosotros y nos convertiremos en “Adán” (hombre), relativo a “Adamé La´Eliyon” (semejante al Superior, Isaías 14:14). Entonces comenzaremos a vivir una vida eterna, y a sentir dimensiones que están por encima del límite del tiempo, espacio y movimiento, como las propias cualidades de la Luz. La conexión entre nosotros nos da vida, y toda actitud mutua positiva de nuestra parte engendra la alegría de la Torá.

Precisamente hoy en día, a diferencia de los años en los que vivimos en la diáspora, somos capaces de alcanzar una alegría inmensa. No solo como resultado de las Akafot (rondas) alrededor de la tarima del libro de la Torá, sino una alegría genuina que proviene de la conexión con la fuente de la Luz superior: la “Torá”.

“La Torá es Luz y quien se dedica a la Torá consigue la Luz superior”.

El Libro del Zóhar

La Luz de la Torá es la fuerza que nos reforma, que nos devuelve de la separación a la conexión. Es la fuerza que nos forma como pueblo, nos llena de calidez y amor, nos eleva a una vida eterna y plena y nos promete alegría. “La parte que tiene cada uno de Israel dentro de la Torá es ‘su propio libro de la Torá´, y cada uno con su parte y su libro se incluyen juntos y así la Torá consigue la plenitud, y se mitigan todos los juicios del mundo. Y cuando se incluyen todos juntos, se forma la alegría, la alegría de la Torá: Simjat Torá” (Likutey Halajot).

«¿Qué es lo que más le asusta en la vida?» (Quora)

Dr. Michael LaitmanMichael Laitman, en Quora: «¿Qué es lo que más le asusta en la vida?«

Pienso cómo sería estar completamente conectado con los demás, como ruedas dentadas, girando todos en total coordinación.

Imagina que tus pensamientos, deseos, acciones y decisiones dependen totalmente de la sociedad y las circunstancias que te rodean.

Sería un sentimiento intolerable, peor que la prisión, una esclavitud total.

Te sentirías como animal enjaulado, buscarías frenéticamente todas las formas posibles de liberarte.

Preferirías morir antes de sentir ese tipo de presión ineludible.

Sin embargo, nos guste o no, la humanidad se dirige en esa dirección.

Hoy, el coronavirus ya dejó claro que entramos en una era completamente nueva de interdependencia e interconexión global y lo único que podemos esperar es que nuestras conexiones se vuelvan más estrechas.

¿Cuál es la clave para sentir nuestra conexión cada vez mayor, no como una celda de prisión que se nos encierra, sino como un fenómeno nuevo e increíble que abre nuevas oportunidades?

Esa clave es una educación nueva.

Hasta hoy, nuestra educación nos ha llevado principalmente a entrar en el mercado laboral, que ya empezó a temblar bajo la presión de esta realidad cada vez más interdependiente e interconectada. Además, a medida que aprendemos a ocupar puestos de trabajo y hacer carrera por nosotros mismos y fallamos al administrar nuestras relaciones con éxito en una realidad en la que nos entrelazamos más estrechamente, por eso sentimos miradas de resultados negativos, desde el aumento de depresión, estrés , ansiedad y soledad a escala personal y una mayor división social y polarización en la sociedad en general.

En su base, mientras más nos desarrollamos, más nos conectamos. Pero, nuestras conexiones son superficiales: nos conectamos más tecnológica y económicamente y con muchos fenómenos como el coronavirus que nos ponen, alrededor del mundo, en circunstancias comunes. La paradoja es que mientras más nos conectamos así, más desapegados nos volvemos en nuestra actitud hacia los demás.

Por eso, hoy necesitamos una educación nueva que oriente nuestra adaptación psicológica interna a nuestras conexiones externas crecientes, es decir, aprender a adaptar nuestra actitud mutua y ser conscientes de nuestra conexión positiva.

El problema es que nuestra naturaleza egoísta, el deseo de disfrutar a expensas de los demás, entra en conflicto con nuestra conexión cada vez mayor, que exige que seamos considerados, generosos y responsables unos de otros.

Lo que me asusta es la idea de cómo se conectará la humanidad: la aplanadora evolutiva que la conecta cada vez más; ¿la aplastará sin su participación consciente y sentirá el desarrollo como dolor y sufrimiento? o ¿se organizará para entender su naturaleza y la naturaleza de la realidad integral circundante y aceptará combinar su actitud actual, divisiva y egoísta, con la perfecta conexión altruista de la realidad circundante?

El miedo que tengo está unido a la esperanza y al impulso interminable de transmitir el método de conexión que los cabalistas idearon hace miles de años, precisamente para nuestra era.  Enseñó el método a mis alumnos en lecciones diarias, tal como lo hizo mi maestro con sus alumnos y también, durante el día, participo en muchos programas de televisión e internet que ven millones de personas en el mundo, en varios idiomas: gente que no tiene interés directo en Cabalá, pero que puede usar los principios del método para comprender mejor cómo funciona la naturaleza y cómo nos lleva a la necesidad de conexión. Incluso la comprensión básica del método de conexión sirve para señalar el camino hacia una conexión positiva. Pero, como podemos ver, es insuficiente para evitarle a la humanidad crisis y sufrimiento.

Si realmente quisiéramos ahorrarnos sufrimiento innecesario en nuestro desarrollo, necesitaríamos integrar el método de conexión a los sistemas educativos y a la influencia de los medios de comunicación. Así, en la misma medida en que aprendemos a cubrir puestos de trabajo y a encontrar medios que influyen en nosotros con mensajes, en su mayoría divisivos, aprenderemos a conectarnos positivamente y a convertirnos en seres humanos felices, confiados y seguros, así como también a involucrarnos con medios que nos den ejemplos positivos, como personas que superan su base egoísta y muestran amor y cuidado mutuo.

Para cualquier persona interesada en profundizar en este tema, el video anterior es un documental que uno de mis alumnos creó sobre este momento de transición en la historia y la fatídica necesidad de hoy de conectarse de manera positiva.

Imagen de los vectores del mundo por Vecteezy.

Consejos para tomar decisiones

115Comentario: Qué aconsejaría a una persona común para tomar la decisión correcta en cada momento de su vida y que se sienta bien.

Mi respuesta: Asegúrese de que la gente lo apruebe.

Pregunta: ¿Y cómo debe tomar un gerente decisiones buenas para él y sus subordinados?

Respuesta: Discutirlo  con sus subordinados.

Pregunta: ¿Qué consejo le daría al presidente para que tome la decisión correcta?

Respuesta: Debería relacionarse con personas inteligentes.

Pregunta: ¿Qué consejo les daría a los padres para que tomen la decisión correcta en la familia?

Respuesta: Comprender al niño y relacionarlo con actividades que lo cautiven y lo conviertan en una gran persona.

Pregunta: Y ahora, por favor, aconseje  a las personas que buscan el sentido de la vida ¿cuál es el significado de la vida? ¿dónde se puede encontrar?

Respuesta: Vengan a nuestra organización. No veo dónde más está el significado de la vida.
[271428]
De  Kabtv «Habilidades de organización» 11/jun/20

Material relacionado:
La única solución correcta es la unificación
Diferentes metas, la misma dirección
El propósito de la vida, el núcleo de todo

Elige el camino

760.4Pregunta: ¿Es necesario enseñar a la gente a tomar decisiones o es una habilidad natural, consecuencia de la formación, de la educación? Pregunto porque existen tantos cursos acerca de cómo tomar las decisiones correctas. 

Respuesta: Si, pero están limitados al marco de referencia de la vida corporal. Por lo tanto, no puedo hablar con ellos en el mismo nivel. Se les entrena para tomar decisiones dentro del marco corporal. 

Comentario: Pero también vivimos dentro del marco corporal. 

Respuesta: Pero ya no es el caso ahora. Esta es una generación que debe elegir un camino que coincida con la tarea general del universo, incluso cuando resuelve los problemas de producción más elementales. De otra manera, nada surgirá de esta iniciativa. 

Dejemos que la gente venga a nuestros cursos y que gradualmente entienda cómo funciona el sistema llamado alma, Adam y cómo podemos comportarnos correctamente en este sistema.
[271492]
De Kabtv “Habilidades de organización” 11/jun/20

Material relacionado:
La era de las decisiones colectivas
El detonante para tomar la decisión correcta
Nuestra única opción es la unidad

No dirigir sino lograr

592.03Pregunta: Se dice que se requieren tres cosas para dirigir: tiempo, talento y deseo. En su opinión, alguien que no le gusta dirigir puede ser organizador, ¿por qué? 

Respuesta: Porque así, no confundirá a la gente ni la manipulará intencionalmente. Dirigir es bueno cuando conoces claramente la meta, desarrollas más formas específicas y concisas para lograrla y sabes quiénes debes involucrarse para lograrla. 

Pregunta: ¿Dice usted que un buen organizador es alguien a quien no le gusta dirigir pero lo hace por necesidad? 

Respuesta: Si. De otra manera caerá dentro de un pantano en este trabajo y encontrará placer hundiéndose más. 

Pregunta: ¿Significa que para él cierta meta debe ser más elevada que el deseo de controlar y gobernar? 

Respuesta: Por supuesto. Si puedo saltar hasta el final del proceso, eso es lo más importante para mí. No me gusta mandar, me gusta lograr metas.
[271618]
De Kabtv “Habilidades de organización” 11/jun/20 

Material relacionado:
La crisis exige cambios en el liderazgo
Liderazgo en la sociedad futura
¿Quién puede convertirse en un líder hoy?

Al final de la corrección espiritual

941Pregunta: ¿Por qué hay tanta gente en el mundo si no anhela la espiritualidad de acuerdo a la ley superior? 

Respuesta: Porque cada uno debe hacer, al menos, su diminuta porción de trabajo como parte de la cantidad general de trabajo. 

Ya estamos en la etapa final de desarrollo. Estamos en realidad al final de la corrección que ha estado en proceso por casi 6,000 años, comenzó con Adam

Adam fue el primer cabalista que comenzó la corrección. Hoy nos aproximamos a su final y tal vez, incluso podemos completar la corrección. Todo depende solamente de nosotros. El mundo está preparado.
[240384]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 7/oct/18

Material relacionado:
En la última etapa del desarrollo humano
¿Por qué hay tantas personas en el mundo?
¿Para qué corregir el mundo imaginario?