entradas en '' categoría

Antes de vengarte …

Confucio: “Antes de embarcarte en un viaje de venganza, cava dos tumbas”. 

Antes de vengarme, yo cavaría una tumba. Cava una tumba para ti, para tu alma, porque tu egoísmo permanece y danzará y se divertirá sobre esta tumba. 

Pregunta: ¿Es decir, todas las discusiones son siempre conmigo mismo? 

Respuesta: Por supuesto.
[272479]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 27/jul/20

Material relacionado:
Venganza, la derrota del egoísmo
¿Los cabalistas experimentan el sentimiento de venganza?
Vengar mi ego

El vector

El valor de una acción es medido y evaluado sólo de acuerdo a su intención. La intención de dar más, acerca al hombre al Creador, mientras que la intención de recibir más, lo separa del Creador. 

Y en la mitad entre la intención de dar y la intención de recibir, está un punto neutral, un cero a partir del cual decide si está en el mundo espiritual o en el mundo corporal. 

El mundo espiritual funciona en la intención de otorgar, tan pronto como actuamos de forma egoísta, inmediatamente sentimos el mundo corporal. Cuánto dar y cuánto recibir ya no es tan importante. Lo principal que nos pone en uno u otro lado de la frontera entre la espiritualidad y la corporalidad es nuestra intención. 

La prueba principal es lo que el hombre anhela, no lo fuerte de su deseo. Cambiar la intención es como cambiar la palanca de velocidades de un auto, de avanzar a reversa dependiendo de hacia donde avanzo, hacia el Creador y las criaturas o hacia atrás. 

La intención depende de hacia dónde va mi corazón: hacia afuera hacia otros, hacia los amigos y de ellos hacia el Creador o hacia mí mismo. Esto determina a dónde voy ¿trabajo para el Creador o para mí mismo? ¿voy hacia mis amigos y de ellos hacia el Creador o me acerco a mí mismo? Todo depende de la intención y hasta después del deseo que la obedece. 

Para verificar la intención, debes distanciarte de la acción misma, si deja de ser importante y lo principal es: para quién lo hago y quién se beneficiará. Esto determina si estoy en el mundo del Creador o en mi propio mundo, dentro de mi cáscara. 

La intención, dirigida hacia fuera o hacia adentro, divide mi realidad en dos partes: una parte que se relaciona conmigo, es decir, “yo”, “mío” y una parte fuera de mí, es decir los amigos y el Creador. Si quiero existir en el mundo del Creador y no en mi pequeño mundo animal, debo revisar constantemente la dirección de mis pensamientos

El libro del Zóhar dice que la gente con intención egoísta tienen sus ojos vueltos hacia su interior, es completamente ciega y no ve el vasto mundo a su alrededor. No puede imaginar nada excepto este mundo, así vive y muere. 

La vida nos es dada para cambiar la dirección de mi vista, de mi mismo, hacia afuera y así, revelar el mundo del Creador llamado, mundo superior. El mundo inferior es el que vemos cuando observamos hacia dentro de nosotros mismos y sólo nos preocupamos por nosotros mismos. 

Debo revisar hacia dónde está dirigido el vector de mis pensamientos y deseos- ¿hacia mí, hacia mi beneficio o hacia otros y a través de ellos hacia el Creador? Es decir, ¿hacia dónde va mi corazón?
[272684]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 21/oct/20, Escritos de Baal HaSulam, “Amor a Dios y amor al hombre”

Material relacionado:
¿Quién se beneficia al pedir?
Petición correcta al Creador
El trabajo del intermediario del Creador

“¿Cómo cambió Covid19 el futuro de la humanidad?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo cambió Covid19 el futuro de la humanidad?” 

Mientras más soportamos el coronavirus, más habrá cambios que tendrán impacto importante en nuestro futuro. 

Al principio del brote, muchos pensaron que iba a terminar en cuestión de semanas. Las semanas pronto se volvieron meses y hoy, es mucho más claro que no va a irse a ningún lugar en el futuro inmediato. 

La implacable perseverancia de la pandemia, seguirá su propagación mundial y está cansando e incomodando a mucha gente, La vida pre-coronavirus, que se basaba en una rueda de hámster competitiva consumista, se detuvo y más y más gente no tiene un futuro por el que valga la pena esforzarse. 

En ese estado, estilo animación suspendida, algunos reaccionan explosivamente en disturbios y protestas, otros se deprimen en silencio, pero una fatiga general se expande por toda la humanidad. En realidad, también hay riesgo de que al salir de la pandemia inicien guerras, tanto en el interior como entre países. 

Si no hay una perspectiva clara ni propósito en la vida y sin saber cómo navegar hacia el futuro, la falta de esperanza da pie a sentir impotencia y desaliento. 

Aunque, con respecto al futuro, la vida era muy similar en la era pre-coronavirus. Es decir, jugábamos un juego egoísta y consumista, nuestra principal preocupación era seguir jugando. La mayoría no estaba muy interesado en saber a dónde, en última instancia, se dirigía la vida. Pero la naturaleza confiscó nuestro juego y sentimos que no podemos ganar y gastar hasta el cansancio como alguna vez lo hicimos. 

¿Cómo, entonces, podemos avanzar a partir de aquí?

Ya que el coronavirus nos hizo más difícil cuidarnos, tal vez la desesperación nos impulse a llegar a una decisión donde necesitaremos cuidarnos más unos a otros. 

La impotencia, desesperanza e insatisfacción en nuestra vida personal podría ser justo lo que necesitamos para cambiar el modus operandi de la sociedad, donde en lugar de buscar siempre ser el número uno -yo, mí mismo y lo mío-, que da pie a una serie de sensaciones negativas, podamos, si nos apoyamos unos a otros, encontrar verdadera satisfacción, fortaleza, felicidad y razón para vivir. 

Después, cuando comencemos a vivir, no por nuestro bien, sino en apoyo y consideración mutua, veremos la vida de forma diferente. 

Descubriremos una nueva y renovada propuesta para vivir, mientras tratamos de alinear nuestras relaciones con la interconexión global y perfecta que existe en la naturaleza. Esa calibración entre nosotros y la naturaleza nos resucitará con sensaciones completamente nuevas de vitalidad, buen ánimo y energía, las cuales en este momento ni siquiera podemos imaginar. Así cambiaríamos el juego de niños consumista que jugábamos antes del coronavirus, con un nuevo juego para adultos: nuestra participación activa para mejorar las relaciones humanas con el fin de llegar al equilibrio con la naturaleza. 

Foto  por Tom Ritson en  Unsplash.

Guía para mesas redondas, parte 21

La tarea principal de la humanidad 

Pregunta: Usted constantemente habla del método del círculo, como un método para construir conexiones sólidas, que el resultado de la acción en el círculo es una fuerza positiva de la naturaleza, ¿de qué se trata? Usted dice que este será el trabajo del hombre en el futuro ¿qué producirán? 

Respuesta: Generalización, conexión y unidad, eso llevará a la integración de toda la humanidad; de hecho, ese es el trabajo más grande y más importante de todos en el mundo. 

Nota: Imagina un país donde todos, en el trabajo y en la familia, hagan mesas redondas y generan conexiones buenas y amables. 

Mi Comentario: Este es el verdadero resultado de sus actividades. No tienen que hacer nada más.  

Pregunta: ¿Y hay quienes recibirán paga por eso?

Respuesta: Necesitan asegurar una existencia normal. Es muy posible que alguna parte de la sociedad, la mitad o incluso más, participe constantemente en organizar acciones para la conexión mutua, en forma de círculos.

Pregunta: ¿Piensa usted que será posible confirmarlo con medidas o investigación? 

Respuesta: Todos estarán convencidos de que esta conexión es lo que lleva a la abundancia, a tenerlo todo. 

Pregunta: En otras palabras, ¿los efectos son el producto del que hablamos, pueden ser medidos en economía, medicina y todo lo demás? 

Respuesta: No hay problema. Todo puede ser medible.
[271419]
De Kabtv “Herramientas de organización”, 9/jul/20 

Material relacionado:
Guía para mesas redondas, parte 19
Guía para mesas redondas, parte 18
Guía para mesas redondas, parte 17

Nueva Vida 481 – Relaciones en el liderazgo

Nueva vida 481 – Relaciones en el liderazgo
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi

Los que llegan al poder son más egoístas que cualquiera y deben pisar sobre otros para sentirse vivos. Las personas que tienen diferentes intereses podrán cooperar, sólo si existe una meta superior común. Un buen ejemplo es una amenaza externa como la guerra, Una recompensa celestial también puede unir a la gente. El plan de la naturaleza indica que somos partes de un mecanismo integral, global y que la humanidad necesita evolucionar hasta un estado de armonía mutua, amor, complementación y alegría eterna, aquí y ahora. La clave es aprender a “amar a tu prójimo como a ti mismo” y volverse como un hombre con un corazón.
[150689]
De Kabtv “Nueva Vida 481 – Relaciones en el liderazgo” 23/dic/14
Video: Reproducir ahora                 Audio: Reproducir ahora

Cómo sentirse libre

Pregunta: ¿El hombre tiene libre albedrío? 

Respuesta: No. El libre albedrío es sólo en buscar el propósito que está designado para ti, con tus propios esfuerzos o a pesar de ellos. 

Pregunta: ¿Cómo puede sentirse libre alguien, incluso si no hay ningún libre albedrío? ¿cómo puedo sentirme así? 

Respuesta: El individuo puede sentir que está en armonía con la naturaleza, nadando con la corriente. Si siente esta armonía, para él no hay vida ni muerte, sólo un movimiento eterno.
[271981]
De Kabtv “Cabalá exprés” 1/sep/20

Material relacionado:
¿Dónde se esconde el libre albedrío?
¿Cuál es nuestra libertad de elección?
¿Cuál es la libertad de elección de la gente?

Nuestro fiel asistente

Pregunta: Se hizo un estudio en Harvard, durante 80 años, en el que los científicos trataron de descubrir el factor principal de la felicidad en la vida de la gente. Concluyeron que las relaciones son lo más importante.

Por un lado, realmente queremos ser felices y entendemos que el factor más importante son las relaciones. Invertimos mucho dinero en medicina, dedicamos mucho tiempo a un estilo de vida saludable, aunque entendemos que el factor decisivo, incluso para la salud humana, es la relación entre la gente.

Y aún así, no importa cuánto invirtamos, no podemos entender del todo ni siquiera de manera puramente egoísta, que nuestras relaciones son lo más importante, ¿por qué?

Respuesta: Porque el ego te ayuda. No sólo te empuja a hacer lo bueno para ti. Es un asistente muy especial que te lleva no a lograr el estado animal más cómodo, sino a lograr un estado superior. Sólo que de manera especial.

El ego se construye con base en el hecho de que lo abandonas y te elevas por encima de él. Presiona constantemente para lograrlo, pero exactamente al revés.

Por lo tanto, en el mundo material no hay mayor ayuda para nuestro desarrollo que el ego, aunque constantemente nos confronta con nosotros mismos. Nos empuja a luchar, a los opuestos, a las contradicciones, todo para descubrir quiénes somos, qué somos, para qué estamos.
[272012]
De Kabtv «Habilidades de comunicación» 30/jul/20

Material relacionado:
Desde el egoísmo
Educar a la persona
Dos socios: Egoísmo y altruismo

Mi objetivo principal

Confucio: “No me molesta que no me entiendan. Me molesta cuando no conozco a los demás».

Si la gente no me entiende, me enojo, porque esta es mi segunda tarea, la segunda meta de mi vida, que la gente entienda lo que quiero transmitirle. La primera meta es, por supuesto, el Creador, pero la segunda, es la gente.

Observación: Es realmente importante para usted que la gente le entienda.

Mi comentario: Ciertamente. De lo contrario, ¿qué vale mi vida? Es para transmitir algo.

Pregunta: ¿Sólo se puede transmitir algo si lo entienden?

Respuesta: No. Todo depende sólo de la ayuda del Creador, de la buena voluntad del Creador, para que Él les abra el corazón y yo les diga qué poner allí. El Creador no puede hacerlo por sí mismo. Necesita intermediarios.

Pregunta: Entonces, ¿casi toda su vida tiene como objetivo ser entendido y escuchado?

Respuesta: No a mí. A lo que quiero transmitir. Es como si construyera un canal, una especie de tubería y lo que quiero transmitir pasa por ahí. Ni siquiera me importa lo que pasa por mí ni si lo entiendo. Lo principal es transmitirlo.

Pregunta: ¿No es importante que digan: «Lo recibí de él»?

Respuesta: Absolutamente no.

Observación: Nunca fue un secreto y siempre usted ha dicho que incluso defendió su tesis doctoral para que tal vez alguien dijera: “Oh, tiene un doctorado, lo escucharé”.

Respuesta: ¡Por supuesto! De lo contrario, ¿para qué?

Observación: La gente defiende su tesis doctoral no sólo por eso. Lo hace por salario, por respeto, por el grado académico y por su currículum.

Mi comentario: No tengo nada de eso y no lo necesito.

Pregunta: ¿Todo es para que, si me ayuda a ser escuchado lo haré?

Respuesta: Por supuesto. Sólo por eso.

Pregunta: Si, en términos generales, ahora que es conocido, la gente empieza a decir en cada esquina: “¡Laitman! ¡Laitman!», pensaría: ¿“Es sólo para que me escuchen”?

Respuesta: Pienso que sí. Además, sé que sólo será en la medida en que el Creador lo necesite. Hasta este punto, Él me elevará o me bajará. Creo que lo que el hombre necesita, debe experimentarlo. Debe vivirlo, debe soportarlo, darse cuenta de que es para su beneficio. No hay elección. Cada uno hace su propia función. Como si alguien destruyera, como si alguien reparara, como si alguien tuviera satisfacción y alguien quedara vacío, etc.

Pregunta: ¿Cómo supo que es su función decirle al mundo para qué vive, difundir la sabiduría de la Cabalá? ¿cómo supo que esa era su vida?

Respuesta: Lo sentí, aunque no tenía muchas ganas de hacerlo. Y luego mi maestro Rabash me dirigió. Más aún, me dirigió, no al alcance más alto, sino a permanecer cerca de la gente, a no aislarme y a difundir.
[272091]
De  Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 27/jul/20

Material relacionado:
Mi trabajo favorito – ¿vocación o misión?
El propósito de la vida
Regresando al amor

¡Eso es felicidad!

Algunos dicen que la felicidad es cuando te entienden, la gran felicidad es cuando eres amado y la verdadera felicidad es cuando tú amas.

El sentimiento de amor, desde el egoísta hasta el más absoluto.

Pregunta: ¿Qué es felicidad para usted ?

Respuesta: La felicidad para mí es cuando me conecto con el Creador, a través de mi maestro. Eso es felicidad.
[272041]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 27/jul/20

Material relacionado:
Un bombardeo de consejos cabalísticos – 19/jun/16
Vínculo maestro-estudiante
La alegría de la fe en el maestro

Lección diaria de Cabalá – 26/oct/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, artículo 12 (1998)
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

“Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, volumen, 1, parte 1, capítulo 1, punto 3
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora