entradas en '' categoría

Un rayo de luz en la pandemia

Mi nuevo articulo: «Un rayo de luz en la pandemia«

Una enorme y espesa nube gris cubre el planeta y no hay señales de que desaparezca pronto. Así se siente la gente después de tantos meses de que la Covid-19 golpeara nuestra vida. La humanidad no ve en el horizonte una salida y comienza a sentirse cansada, agotada y ahogada en pensamientos negativos sobre lo que podría venir. Nuestras perspectivas sobre el futuro son inciertas y el desconcierto se convirtió en caldo de cultivo para la desesperación y la depresión. Toda esta oscuridad podría cambiar rápidamente si pudiéramos descubrir la fuente del placer duradero que la crisis actual nos lleva a revelar.

La pandemia causó trastornos críticos en los servicios de salud mental en el 93% de los países del mundo, según la Organización Mundial de la Salud, la demanda de apoyo psicológico aumentó drásticamente. Mientras tanto, los científicos advierten lo que parece ser una inminente nueva ola de coronavirus en el próximo invierno, combinada con la temporada de gripe. Estamos empezando a comprender que las restricciones de estilo de vida van a permanecer con nosotros durante mucho tiempo, al menos hasta que se encuentre una vacuna probada e incluso entonces, no habrá certeza absoluta sobre su eficacia, pues pueden surgir nuevas mutaciones del virus. Nuestra situación está cambiando la forma en la que percibimos y enfocamos nuestra vida.

Algunos tratan de mantener cierta sensación de normalidad, van a trabajar -si es que tienen la suerte de tener trabajo- e incluyen en su programa diario, ejercicio para mantenerse en forma y saludables. Pero en el fondo, la alegría y el entusiasmo por la vida se desvaneció. La angustia interna causada por la crisis provoca apatía y amargura.

La búsqueda de aspiraciones materiales perdió gran parte de la relevancia que tenía en el pasado, cuando ansiábamos poder, dinero y estatus. Ahora, la locura de la competencia interminable y la búsqueda continua de placer son preocupaciones secundarias. Y como la vida ya no ofrece un propósito claro, la gente se siente dominada por la fatiga. Algunos luchan por salir de la cama, cayeron en depresión e impotencia, mientras que otros reaccionan con arrebatos de ira contra restricciones, cierres y medidas preventivas relacionadas con la pandemia.

Estas manifestaciones reflejan falta de perspectiva en el futuro, no vemos compensación por el sufrimiento al que nos enfrentamos. Subconscientemente, la humanidad se pregunta: “¿Por qué tenemos que soportar esta situación? ¿con qué propósito?” La naturaleza señala precisamente lo que la humanidad debe cambiar. Nos revela que la forma en que hemos vivido hasta ahora, estimulada por impulsos egoístas y acciones en beneficio propio, ya no es posible. El mundo revela cada vez más que es un sistema complejo y mecánico, de ruedas dentadas, en el que sólo podemos garantizar su buen funcionamiento si buscamos cómo enlazar los engranajes complementarios y correctos de todos sus elementos.

Por lo tanto, necesitamos adaptarnos a nuestra nueva realidad. No tenemos control sobre el virus, pero sí sobre la forma en que manejamos sus consecuencias como sociedad humana.

Por eso, debemos ayudarnos mutuamente a mantenernos a flote durante la tormenta del coronavirus. Es imperativo encontrar maneras de combatir el estado de desesperación general y organizar sistemas de apoyo que fortalezcan a los individuos para evitar que caigan en el abandono. Mientras más invirtamos en el bienestar general, más podremos salvaguardar la atención y el buen espíritu de la sociedad. Todos los países del mundo deberían hacer todos los esfuerzos posibles para que las comunidades sean más cohesivas, que nadie se quede solo, que todos cuenten con el apoyo de un grupo como red de seguridad, con empleo y con la opción de hacer actividades físicas y sociales, como juegos en grupo, música y deportes.

Podemos lograr la cohesión deseada en nuestra sociedad, haciendo un cambio fundamental en nuestros valores: de competitivos, individualistas y egoístas a cooperativos, conectados y altruistas. Cuando nuestro deseo de disfrutar se reoriente, cuando dejemos de aspirar a ganar individualmente y empecemos a aspirar a satisfacer a los demás, encontraremos la clave de una felicidad sin límites, porque nos liberaremos de nuestra esclavizante auto preocupación. Cuando nos conectemos positiva y mutuamente, disiparemos la nube que oscurece la atmósfera actual y transformaremos el clima a una realidad soleada y brillante.

Covid-19, La siguiente etapa

Mi nuevo articulo: «Covid-19, La siguiente etapa«

[REUTERS: El restaurante familiar de Kansas sobrevivió a la Depresión, pero no a la pandemia

Estamos entrando en una nueva etapa en nuestra “relación” con el coronavirus. Ya casi terminamos la etapa de negación y la gente está comenzando a aceptar que está aquí y que no hay nada que podamos hacer para ahuyentarlo. Aunque parece que es profunda la etapa de la ira y aún podría causar mucho daño, también estamos comenzando a cansarnos de la guerra y a rendirnos. No tenemos mucho que buscar. Buscamos las viejas formas de divertirnos, de obtener algo, sacar ganancias, competir, pero ya no hay nada de eso. Simplemente, día a día, vamos sin rumbo fijo. Esta falta de objetivo no es tan pasiva como parece. En algunos, despierta ira y agresión; en otros, causa apatía.

Peor aún, la frustración y la desesperanza pueden transmitirse del nivel personal al nivel social y conducir a desórdenes sociales, revoluciones y desintegración de sociedades y países. A partir de ahí, la desesperanza puede extenderse al nivel internacional y conducir a enfrentamientos entre países que, al no ver ningún futuro, podrían conducir a una guerra mundial total, en la que se esforzarán, no por ganar, sino por destruirse unos a otros. Si las cosas llegan aquí, será una guerra mundial nuclear, la peor pesadilla de la humanidad.

No es que antes de la Covid-19 la vida hubiera tenido significado, pero, podíamos camuflar nuestro vacío con viajes, compras, carreras, mudanzas y cambios frecuentes de pareja y, Netflix. Ahora todo lo que tenemos es Netflix. Pero con una industria del cine agonizante, incluso Netflix parece más un monumento a una vida pasada que un agradable pasatiempo en el presente. Es como si el virus hubiera sofocado nuestra forma anterior de disfrutar y nos hubiera dejado sin aliento, en busca desesperada de una nueva forma de encontrar vitalidad, de encontrar una razón para vivir.

En esa etapa, realmente podemos comenzar a construir algo nuevo. Hasta que nos demos por vencidos, de encontrar formas para complacernos, comenzaremos a ver más favorablemente complacer a los demás. Aquí es a donde la Covid nos lleva, porque cuando se trata de complacer a los demás, no hay límite para lo que podemos hacer por ellos ni para lo que otros pueden hacer por nosotros.

La humanidad va hacia una reciprocidad que nunca conocimos. Hasta ahora, estábamos acostumbrados a pensar en la sociedad, los amigos e incluso la familia, como fuente de beneficio y placer para nosotros. El coronavirus nos obliga a invertir nuestra actitud hacia los que nos rodean y comenzar a verlos como oportunidades para dar y sólo en el dar, hay un nuevo significado para nuestra vida, nuevas fuentes de placer y alegría, nueva vitalidad y energía, a medida que nos involucramos en reciprocidad en lugar de ensimismamiento.

La transformación no sucederá de la noche a la mañana. Estamos en el comienzo. La plaga es muy “joven”, sólo tiene unos meses, pero ya podemos ver la tendencia. Poco a poco, el virus nos hará similares al resto de la naturaleza: dar y recibir, equilibrados y armónicos. Nos convertirá en individuos conscientes, parte de un gran y grandioso diseño que la naturaleza creó y que se manifiesta en la realidad que nos rodea. En lugar de un vacío constante por buscar placeres, celebraremos la vida. En lugar de drenar y agotar nuestro entorno social y natural, seremos como grifos abiertos, manantiales que siempre dan y nunca se secan.

Al esforzarnos por dar en lugar de recibir, encontraremos más de una razón para vivir; ¡Encontraremos el sentido de la vida! Descubriremos que hay alegría y satisfacción verdaderas en crear vida, no en extinguirla. En el proceso, recuperaremos la naturaleza integral de la realidad, donde todo está conectado y evoluciona. Nos sentiremos parte de la realidad común y no unidades distintas, cuya existencia termina tan pronto como expira su vida física.

Al robarnos los juguetes de nuestra vida pasada, la Covid-19 no nos castiga. Más bien nos hace levantar la cabeza y ver dónde reside el verdadero placer. Si no nos hubiera quitado esa vida anterior, nos habría llevado décadas de sufrimiento, guerras y aniquilación mutua para, finalmente, voltear hacia arriba y ver dónde reside el verdadero placer. A pesar del costo, la Covid es el medio menos doloroso que la naturaleza podría emplear para mostrarnos el camino hacia una existencia feliz y sostenible. Mientras más pronto sigamos su ejemplo, menos sufriremos antes de encontrar felicidad y sentido a la vida.

“¿Qué causa el coronavirus? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué causa el coronavirus?” 

La causa del coronavirus es fundamentalmente el ego humano, es decir, el deseo de disfrutar a expensas de otros y nuestra falta de deseo de elevarnos por encima del ego y conectarnos positivamente con otros. 

¿Qué son los virus? Los virus son unidades de información que se comunican entre sí en el cuerpo y el cuerpo humano tiene muchos de ellos. Aunque les llamamos “virus” los necesitamos para sobrevivir. Cada virus es intrincado y complejo y no sabemos cómo funcionan los virus y el cuerpo humano. 

Nuestro sufrimiento provocado por los virus puede, en última instancia, ser sanado por una fuerza por encima de ello -la fuerza del pensamiento. Los virus son portadores que transmiten pensamientos, datos e información a través de todo el cuerpo humano. Específicamente hoy, dado que nuestros pensamientos están inflamados por un ego súper-inflado, estamos lidiando con virus serios como el COVID-19. 

Los virus y  otros fenómenos negativos, salen a la luz, principalmente, debido a nuestros pensamientos negativos basados en el ego y no podremos resolver este problema hasta que mejoremos nuestros pensamientos -de egoístas, divisivos y llenos de odio a altruistas, conectados y considerados. 

Más aún, al dejar que nuestros pensamientos negativos salgan a la superficie en palabras y acciones, cometemos actos negativos -intentamos humillar a otros y al hacerlo, nos situamos en una realidad abundante en fenómenos negativos. 

Nuestro fracaso al elevar valores positivos de unidad y consideración mutua, por encima de nuestros muchos pensamientos y acciones negativos y egoístas, trae miles y miles de problemas a nuestra vida, entre ellos el coronavirus. En otras palabras, en su base, el coronavirus es resultado de nuestras conexiones mutuas con base en el ego. 

Y podemos esperar sufrir a causa de muchos virus y otros problemas resultado de nuestras conexiones egoístas y negativas. 

Entiendo que es un punto de vista no convencional, dado que no hay instrumentos disponibles para medir la conexión del virus con nuestros pensamientos egoístas. Cuando estudiaba en la universidad, teníamos clases en el Instituto del cerebro humano en San Petersburgo y el jefe del departamento, que era un científico de renombre, recalcaba que los científicos no habían descubierto dónde se localizaba el pensamiento humano. 

Muchos científicos tratan de descifrar el pensamiento, pero el pensamiento no está en el cerebro humano. En su lugar, surge de una esfera que es imperceptible para nuestros sentidos actuales. Nuestro pensamiento existe fuera de nosotros, el cerebro es sólo un dispositivo de computación que conecta este entorno lleno de pensamientos a nuestras sensaciones. Al conectarnos de forma egoísta, intentando disfrutar sólo en beneficio personal, nos situamos en oposición y experimentamos consecuencias negativas. Sin embargo, si nos elevamos por encima de nuestro estrecho enfoque egoísta y tratamos de beneficiar a otros, entraremos en equilibrio con este campo y así sentiremos que su influencia es positiva. 

Llegamos a un periodo donde tenemos que pasar por una introspección y descubrir la forma en la que ejercemos influencia mutua en el nivel de nuestros pensamientos. En última instancia, necesitamos transformar nuestros pensamientos hacia los demás, de negativos a positivos y en nuestras actitud positiva mutua, sentiremos la fuerza adicional de la naturaleza que en este momento no sentimos. 

Al transformar nuestros pensamientos de negativos a positivos nos salvaremos del coronavirus y de una multitud de otros problemas. Como la parte humana de la naturaleza, el cambio de negativo a positivo a nivel de nuestros pensamientos nos permitirá equilibrarnos con la naturaleza y la complementaremos al cumplir con el rol del humano en la naturaleza, a nivel del pensamiento. 

Por lo tanto, para resolver el coronavirus y muchos otros problemas en la sociedad, necesitamos revisar nuestras influencias sociales y educativas, para ver hasta qué grado somos influidos para pensar y actuar de forma egoísta y divisiva y para causar impacto y cambiar esas influencias, de manera que, en su lugar, lleguemos a estar motivados para pensar y actuar de forma altruista, responsable y considerada hacia los demás. Incluso un pequeño cambio hacia la unidad por encima del ego, atraerá la fuerza positiva que habita en la naturaleza, la cual en su turno actúa para sanarnos del coronavirus y de muchos otros problemas que enfrentamos. 

Foto por CDC en Unsplash

Guía para mesas redondas, parte 22

Efecto del método del círculo

Nota: El proceso de círculos, construye relaciones sólidas y resuelve situaciones de conflicto. Promueve la apertura al diálogo y el cambio de motivación, de lo externo a lo interno (es como estar bajo la fusta), donde la persona ya entiende la razón por la que debe hacer algo. La gente trabaja con la raíz del problema, su ego y no sólo con el problema externo. Además, los círculos dan forma a una visión sistémica.  

Conclusión: El método del círculo no sólo es efectivo para la comunicación, la toma de decisiones y la resolución de conflictos, también es la base para crear la sociedad del futuro.  

Mi comentario: Seguro. Y es necesario que lo hagamos.  

Pregunta: ¿Considera usted que las mesas redondas son el único método que será utilizado por todos o hay algunos otros métodos? 

Respuesta: No. A excepción del círculo, no hay nada. Nos debemos esforzar por aplicar esta metodología, en cualquier lugar posible, en todas las esferas de actividad donde se involucra a más de una persona.  

Pregunta: ¿También usted y su maestro utilizaron este método? 

Respuesta: Estábamos nosotros dos y pensó que éramos un grupo

Pregunta: ¿Así que aunque sean dos personas, se puede trabajar conforme al método del círculo? 

Respuesta: Si. Así está dicho: “El mínimo de una mayoría, son dos” 

Las mesas redondas existen para llevar a una persona, a un grupo de personas e incluso a toda la humanidad, hacia un estado similar al de la ley integral de la naturaleza. Si realmente se unen y desean resolver un problema, pueden acercarse lo más posible a la correcta solución o al menos, a la más alta resolución en la conclusión de este problema.
[271488]
De Kabtv “Herramientas de organización” 9/jul/20

Material relacionado:
Guía para mesas redondas, parte 20
Guía para mesas redondas, parte 19
Guía para mesas redondas, parte 18

Nueva Vida 491 – El pueblo del Libro, parte 2

Nueva Vida 491 – El pueblo del Libro, parte 2
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Cada nación tiene su propia prueba por escrito de que es la nación elegida. Nosotros los israelíes no pensamos que seamos elegidos, pero el mundo nos fuerza a reconocerlo. La sabiduría de la Cabalá, es decir la Torá oral, nos enseña a llegar a conocer al director de nuestra vida. Sin esta intención, no entendemos una palabra de lo que está escrito, de acuerdo a su verdadero contenido interno y sufrimos como resultado. La ley general de, “ama a tu prójimo como a ti mismo” requiere de un cambio interno, de estar dentro de uno mismo a estar en el interior de otros.
[151474]
De Kabtv “Nueva Vida 491 – El pueblo del Libro, parte 2” 4/ene/15
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

¿Quién está detrás de la pandemia?

Pregunta: A principios de este año muchas nuevas fuentes reportaron una encuesta de la escuela de periodismo de la Universidad de Carleton, en la cual casi la mitad de 2,000 canadienses, dijeron creer en teorías de conspiración, con respecto al coronavirus, éstas van desde ser un arma biológica diseñada, hasta una cortina de humo para instalar el 5G, desde su punto de vista, ¿quién está detrás de la pandemia ? 

Respuesta: El ego humano que no quiere elevarse por encima de sí mismo y estar en buena conexión con los demás. ¡Con todos! Sólo tener una buena conexión sin teorías de conspiración y sin el dominio de alguien sobre alguien más. 

La falta de disposición para tratarnos bien unos a otros, hace que los virus estén despertando entre nosotros. No nos dejarán hasta que corrijamos nuestra actitud.
[272623]
De Kabtv “Cabalá exprés” 27/sep/20

Material relacionado:
«¿De la pandemia mundial de coronavirus, aprendido algo que nos falta?» (Quora)
En estos momentos de incertidumbre, ¿quién será el adulto responsable?
“¿Cuánto tiempo pasará hasta que tengamos una vacuna para el coronavirus?”(Quora)

¿Realidad o ilusión?

Pregunta: ¿Qué queda después de la muerte?

Respuesta: Nada desaparece en el universo. Simplemente dejamos de sentir que existimos en el cuerpo físico y comenzamos a sentir en una forma distinta. 

Pregunta: Nuestro mundo ¿es realidad o es ilusión?

Respuesta: ¿Cuál es la diferencia? Una ilusión es algo que antes pensábamos era real y luego, de pronto cambió a ser ilusión, algo imaginario. Puede ser al revés. No hay diferencia. No lo podemos distinguir, no tenemos nada con qué compararlo. 

Pregunta: Así que, ¿no hay objetividad? 

Respuesta: No, por supuesto que no. No podemos elevarnos por encima de nosotros mismos y sentir el universo, no desde dentro de nosotros mismos. Por eso, no podemos hablar de lo que suceden fuera del cuerpo, fuera de la vida y de la muerte.
[272508]
De Kabtv “Cabalá exprés” 1/sep/20 

Material relacionado:
Ilusión y realidad de acuerdo a Cabalá
¿Cómo podemos distinguir entre la realidad y la ilusión?
¿Realidad o ilusión subjetiva?

El mal no debe ser erradicado

Pregunta: Internet está lleno de elementos fascistas y racistas y el antisemitismo está por las nubes. Vea lo que sucede en muchos países: disturbios, oposición al gobierno. Hay mucha maldad en el mundo, ¿está de acuerdo en que realmente hay mucho mal?

Respuesta: ¡El Creador creó un mundo bueno!

Observación: Él dijo: “Yo creé el mal: Yo, el Señor, hago todo” y ahora vemos con nuestros propios ojos que Él realmente creó el mal.

El gran cabalista Baal HaSulam escribió: “Todo lo que hay en el mundo, bueno, malo e incluso más dañino, tiene derecho a existir. De ninguna manera debe ser destruido».

Mi comentario: Sí. Sólo se puede corregir, equilibrándolo con su opuesto.

Observación: Luego escribe: «Nuestra tarea es simplemente corregirlo y devolverlo a la Fuente». Al hombre le gustaría destruir el mal que viene al mundo; por ejemplo, deshacerse de este virus.

Mi comentario: Porque razona con su ego. Si razonara con su punto de conexión con el Creador, diría: «Todo tiene derecho a existir». ¡Todo tiene derecho a existir! Es muy bueno que haya mal y es muy bueno que exista.

Pero, ¿cómo nos llevará al bien? Por un lado, todo es uno, por otro, apunta a su contrario.

Pregunta: ¿Cómo puedo razonar con tanta lógica cuando se trata de mí? ¡El mal me viene y mi primera reacción es evitarlo! Tenía una vida normal, lo tenía todo bien en casa y en la familia.

Respuesta: Es correcto. Esto es instintivamente cierto.

Pregunta: Pero, ¿por qué debería sufrir?, ¿me lo puede explicar?

Respuesta: No tienes que sufrir.

Observación: Entonces, debo destruir el mal.

Mi comentario: No, así no destruyes el mal. Al contrario, ¡así lo cultivas! ¡Es lo interesante! Tanto izquierda como derecha, bien y mal, todos, desde su propio bando sólo cultivan el mal y por si acaso lo destruyen.

Pregunta: ¿Por qué no lo entienden? Vemos más y más confrontación a lo largo de los años.

Respuesta: Una visión unilateral del mundo.

Pregunta: ¿Pueden hacer una investigación científica, lógica y ver que sólo empeora y que si lo resisten, empeora para todos y para el mundo? ¿pueden sentarse y pensar?

Respuesta: Ves que no pueden. Miles de años de existencia de la sociedad humana y no se logra. Sucedió una vez, un poco, cuando la gente peleaba entre sí y tomaba fortalezas. Incluso arrojaban comida sobre los muros de la fortaleza para sus oponentes porque no querían derrotarlos por hambre ni por pestilencia, sino por su valor.

Hay algunos ejemplos de este tipo. Sin embargo, fue hace mucho tiempo, cuando no se peleaba con armas de fuego.

Pregunta: Entonces, ¿qué podemos hacer? ¿cómo podemos introducir en el cerebro, en la conciencia y en el corazón de los que luchan contra el mal, que es inútil, que sólo aumenta el mal?

Respuesta: Sólo con educación y buena crianza. Sólo explicando que el mal no puede ser destruido. El mal y el bien son dos cualidades del mundo que corren en paralelo. Por eso no puedes destruir ni uno ni otro. Al aumentar o disminuir uno, influye en el otro. Pero en ningún caso lo destruyes.

Observación: Baal HaSulam dice que los villanos del mundo también deben ser protegidos, no destruidos, ¿cómo lo explica?

Respuesta: Hablo de esto con absoluta tranquilidad. El Creador está por encima de ellos y baja a cada uno con una cuerda a nuestro mundo. Y se agitan y se revuelven en él. No tenemos derecho a destruirlos.

Necesitamos revelar su insignificancia, su nocividad y en paralelo, también a personajes y acciones opuestos. Si en nuestro mundo el mal se manifiesta en forma de algún villano o de un grupo de personas, no importa quién, en la misma medida debes revelar lo bueno del mundo.

Es la única forma en que puedes luchar contra el mal. Ni siquiera necesitas pelear con él, debes equilibrarlo correctamente. Así se revelará que es necesario para que se manifieste el bien. Inicialmente, el mal se revela sólo para que podamos revelar, expandir y aumentar el bien en nuestro mundo.

Pregunta: En otras palabras, ¿mientras mayor es el mal, más bien se revela?

Respuesta: Si.

Observación: La segunda parte, de no destruir el mal aún requiere explicación.

Mi comentario: No se puede destruir el mal porque es la fuerza del mundo, la fuerza que se manifiesta en la sociedad humana. Sólo puedes equilibrarlo con el bien, para que, tanto el bien como el mal, coexistan eternamente, el estado más cómodo de la humanidad será estar entre ellos, cuando absorba ambas fuerzas y a partir de ellas, construya la imagen de la fuerza superior.

¿De qué otra manera se puede construir la fuerza superior? Sólo por la combinación correcta de bien y mal, ambos vienen de Él. Por eso el Creador dice: “Creé la inclinación al mal. Y creé el bien para corregirlo”. ¡El mal es la base del mundo! Y el bien es su corrección.

Observación: ¡Es hermoso! Sin embargo, ¡aún me pregunto si podría tratar el mal real, terrible y enorme, así!

Mi comentario: Elévate por encima de tu ego y podrás hacerlo. ¡Por encima del ego! El mal te obligará a superarlo, la buena voluntad no.

¡Todo es con base en la inversión absoluta! ¡Dale la vuelta y obtendrás la verdad!
[272698]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 10/ago/20

Material relacionado:
Entre el bien y el mal
La unión concluyó en el Monte Sinaí, Parte 3
¿Cómo se debe responder al mal?

El creciente papel del líder

Pregunta: ¿Cree que es correcto que cada nación tenga su propio líder?

Respuesta: Creo que hoy todo es absoluta oscuridad y conceptos tales como líder, guía, finalmente fracasan. En la siguiente generación, tendremos líderes espirituales.

Pregunta: ¿Está de acuerdo en que en condiciones de caos, crecerá el papel del líder? O, por el contrario, ¿aumentará la parte de la sociedad, el rol del colectivo en la toma de decisiones?

Respuesta: La sociedad no puede tomar decisiones. Sólo puede obedecer y cumplir. La sociedad necesita que le expliquen los objetivos, no recibir órdenes ni ser reprimida.

Pregunta: ¿Puede un grupo de personas ser líder y no una sola persona?

Respuesta: No. Quizás un grupo de líderes. Pero debe haber un líder.

Pregunta: En el futuro ¿siempre deberá haber un líder?

Respuesta: Habrá un líder para toda la humanidad..
[271963]
De Kabtv “Habilidades de organización” 11/jun/20

Material relacionado:
¿Quién puede convertirse en un líder hoy?
El líder se da desde arriba
Líderes y carisma

Responsable de todo el mundo

Pregunta: Dicen que el mundo fue creado para el hombre. Entonces, ¿por qué el hombre no lo siente?

Respuesta: No sentimos que el mundo fue creado para nosotros porque no queremos sentirlo, porque eso nos obliga.

Si pensamos constantemente que somos responsables de todo lo que sucede en el mundo, nos sentiríamos muy mal. ¿Para qué necesitamos ese dolor de cabeza? El hombre naturalmente busca un lugar tranquilo.

Pero gradualmente, como resultado de nuestro trabajo, comenzamos a sentir que el mundo es una proyección de nuestros atributos internos. Vemos frente a nosotros, como en una pantalla blanca y así, empezamos a sentirnos responsables del mundo.
[240404]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 4/nov/18

Material relacionado:
Eres responsable de todo el mundo
Cada uno es responsable de todos y todos de cada uno
Una sola fuerza responsable de todo