Desinfectemos nuestro entorno social

Mi nuevo articulo: «Desinfectemos nuestro entorno social«

Tomará un tiempo, pero al final, entenderemos que las vacunas no son la cura para la Covid. Hay una buena razón por la que el virus sigue cambiando, nos sigue afectando de diferentes maneras y su impacto es cada vez más severo. SARS-CoV-2, también conocido como “nuevo coronavirus”, no es un virus ordinario. Es el primer “virus espiritual”, en el sentido de que es creado por y se alimenta del espíritu entre la gente. Mientras más ira, luchas y rechazo surjan entre nosotros, más tóxico y violento será el virus. Crece en atmósferas de odio.

Desde la aparición del virus, ha aumentado la tensión en todo el mundo. El nerviosismo social dentro de los países, se convierte en enfrentamientos violentos; se han intensificado las tensiones internacionales, ya estalló al menos una guerra: en los Balcanes. Estos son premios para el virus. El odio lo hace imposible de vencer.

La única forma de desinfectar el mundo de Covid-19, es que desinfectemos el odio en nuestro entorno social. El odio es la verdadera contaminación y la contaminación crea enfermedades. Los atletas suelen utilizar la frase latina; Mens sana in corpore sano, que significa “mente sana en cuerpo sano”. Lo que es cierto para un individuo, es igualmente cierto para la sociedad. Si queremos estar bien físicamente, debemos sanar nuestro cuerpo y también nuestro ambiente, eso incluye nuestro entorno social.

Así como no queremos vivir en un ambiente sucio, en una ciudad donde las calles están llenas de basura, no deberíamos vivir en un ambiente social sucio, donde los pensamientos de la gente sobre los demás son bueno, basura. Actualmente, no ponemos atención a la calidad de nuestro entorno social. Como resultado, la basura nos persigue. Si queremos sanar nuestro cuerpo, debemos sanar nuestro cuerpo, nuestro ambiente y nuestro entorno social por igual.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: