En el nuevo año escolar 

Pregunta: En el nuevo año escolar, cientos de millones de niños fueron a la escuela como a una “batalla”: tuvieron que usar cubrebocas, estar separados, sin jugar y sin acercarse a otros. 

Fue la misma tragedia, tanto maestros como padres tienen que restringir a los niños, ¿Qué desearía para los maestros? 

Respuesta: Que aprendan de los niños, que es incomprensible para los niños no poder acercarse a otros, es tan incomprensible como, para nosotros, relacionarnos con otros correctamente. No tenemos esas propiedades, esas sensaciones ¿Cómo puedo sentir al otro para que pueda acercarme a él correctamente, para que, con mi enfoque correcto destruya este virus? 

Pregunta: ¿Qué más desearía para los maestros? 

Respuesta: Que entiendan la naturaleza de este virus, de dónde viene y en correspondencia, eduquen a los niños para que tengan la actitud correcta entre ellos y el virus desaparecerá. Que le expliquen a los niños que podemos luchar contra el virus sólo con nuestras buenas relaciones. 

¡No perdemos nada! ¡Seguro ganamos! ¡Vamos a intentarlo! 

Los maestros siempre le han enseñado a los niños a ser buenos, a ser cercanos entre ellos, interactuar correctamente. Así que, expliquen a los niños que el virus llega como resultado de una interacción impropia y de dañarnos unos a otros. Intentemos hacer que el virus se vaya. Vamos a erradicarlo. 

Pregunta: ¿Qué le desea a los padres? 

Respuesta: En este caso, me gustaría que los padres aprendan de sus hijos. 

Pregunta: ¿Es decir, los niños llegan de la escuela y le enseñan a sus padres? 

Respuesta: Al menos podrían decirle a sus padres lo que sucede. Primero, en su relación mutua. Que el virus los capacita para actuar así. Y, como resultado, tal vez, en realidad veremos nuevas estadísticas. 

Pregunta: ¿Qué más puede desear para los padres? 

Respuesta: Pasar por la misma educación que los hijos. Todos necesitan ser capacitados. Todos son lo mismo. 

Pregunta: ¿Es decir, el padre debe sentirse casi igual a sus hijos? 

Respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Qué desearía para los niños? 

Respuesta: No sé en absoluto que puede pedírsele a los niños. Que escuchen lo que les dicen sus mayores, al menos en este respecto, porque de otra manera, habrá problemas aún más grandes, restricciones aún más grandes en sus juegos, al visitarse, al acercarse uno a otros, etc. 

Es decir, hagámoslo de manera que dejemos de pensar en qué distancia mantener entre nosotros, dejar de andar por ahí con bozales como perros violentos, evitándonos unos a otros. 

Para hacerlo, sólo necesitamos cambiar nuestra actitud mutua y convertirla en buena. Comencemos a acostumbrarnos. No es tan difícil. Demos ejemplo unos a otros. Y veamos qué sucede. 

Pregunta: ¿Desea que este mensaje sea escuchado en clase, en la habitación del maestro y en casa? 

Respuesta: Y en el mundo. 

El mensaje es muy simple: todos deben ser amigables con todos, como lo son consigo mismos. Como está escrito: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Tomemos este ejemplo.
[272752]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 31/ago/20

Material relacionado:
Educación
Comprendiendo la esencia de la crisis
Nueva vida No. 1091- Educación para nuestros niños

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: