Fiesta de Sucot: Moisés

Los días de Sucot representan la construcción de nuestra alma una Sefirá tras otra. Los primeros tres días están dedicados a las primeras tres cualidades: Abraham, Isaac, Jacob -Jesed, Gevurá, Tiferet (HGT). Esas son las primeras tres etapas del trabajo del Creador dentro de la creación y son llamados, ancestros. 

Ahora avanzamos hacia los hijos Moisés, Aarón, José y David y completamos toda la estructura. Por lo tanto, la Sucá que es construida es llamada Sucá de David. 

Moisés es el personaje principal de la Torá, la cualidad principal. Es quien recibe la Torá y la transmite al pueblo de Israel y los ancestros son el sistema superior. Por eso es tan importante entender el trabajo de Moisés dentro de nuestra alma y dentro del grupo cabalista. 

Lo principal es permitir a la fuerza superior que ya construyó las primeras tres cualidades, Abraham, Isaac y Jacob descender de JGT hacia nuestro deseo de disfrutar NJY (Netzaj, Hod, Yesod). Y ahí todo el trabajo procede de la fe por encima de la razón cuando me anulo y deseo que el Creador me controle y me llene, dándome todo lo que tiene en las cualidades de JGT– Abraham, Isaac y Jacob, es decir traerlos a mi decena. 

Por lo tanto, el trabajo de Moisés es anulamiento total ante las primeras tres cualidades de Abraham, Isaac y Jacob para que las cualidades de JGT se vistan en NJY. Moisés es llamado “pastor fiel” porque para él es importante anularse totalmente a lo que el Creador quiere hacer a través de él, es decir, con su ayuda, con todo el deseo de disfrutar, con todas las personas. 

El Creador dirige al pueblo con las cualidades de Israel que pueden unirse y esforzarse por el Creador en aras del otorgamiento y de adquirir Sus cualidades, Su forma. Y esas cualidades se imprimen en toda la humanidad, en toda la realidad.  

El trabajo de Moisés es en fe por encima de la razón, porque él es la línea media entre el poder de la fe, la fuerza superior de otorgamiento y la fuerza inferior de recepción. Él es justo la primera de las Sefirot NJY donde la fuerza superior está vestida en el deseo de disfrutar y por lo tanto está en la línea media entre el Creador y la creación y juega un papel tan importante en la Torá

Toda la Torá nos habla de los pasos del ascenso de Moisés. Esta es la acción práctica más importante porque nos guía por todos los estados y organiza las creaciones de manera que podamos adquirir la forma del Creador. La tarea de Moisés es establecer la conexión correcta entre el Creador y la creación, por lo tanto la Torá es llamada por su nombre; Torá de Moisés. 

Finalmente, la Torá fue dada con este propósito, de manera que podamos ganar fe por encima de la razón. La cualidad de Moisés, fe, debe siempre estar por encima del deseo de disfrutar para nosotros de manera que este deseo asuma la forma de Moisés y comience a trabajar en otorgamiento. 

Imprimir las cualidades de JGT dentro de las Sefirot de NJY significa establecer el poder del Creador dentro de la creación. Dejarnos hacer esto en un deseo y un corazón, en una conexión común. Es más importante que nunca. Este ya es un trabajo práctico en nuestra conexión. 

Moisés fue el más grande de todos los profetas. Un profeta no es una persona sino una cualidad especial. Un deseo que está completamente dedicado al Creador y asume Su forma es llamado un profeta, es decir, es la vestimenta de las Sefirot JGT en NJY

Por eso Moisés es llamado “pastor fiel” porque nos da ejemplo, cuida de nosotros y trae la cualidad de otorgamiento hacia nosotros desde arriba de manera que al revelar esta cualidad dentro de nosotros podamos gradualmente construir la forma del Creador dentro de nosotros mismos. La cualidad de Moisés nos lleva a la similitud de forma con el Creador, a la adhesión con Él.
[271940]
De la lección diaria de Cabalá 6/oct/20, “Sucot”

Material relacionado:
Sucot: el inicio de la construcción del alma
Sucot: Adhesión con un solo “abrazo”
El legado de Moisés no está perdido

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: