“¿Qué es ‘fatiga por pandemia’ (Quora)”

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué es ‘fatiga por pandemia’?” 

Fatiga por pandemia es cuando la gente se siente exhausta con las restricciones de la pandemia por el periodo prolongado y se vuelve menos proclive a adherirse a los lineamientos de salud pública. 

Gente con fatiga por pandemia se aleja de las regulaciones del departamento de salud y si bien diferentes personas sienten y reaccionan diferente, los síntomas a menudo incluyen inquietud, irritabilidad, baja motivación y dificultad para concentrarse. También podrían incluir retiro social o cambios en los patrones de alimentación o de sueño. 

Además, si sienten fatiga por pandemia, podrían reaccionar oponiéndose de forma abierta a las reglas: asistiendo a fiestas, protestas, cafés, restaurantes, bares y en general rechazando el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y el nivel recomendado de higiene personal. 

Sin embargo, a pesar de los varios tipos de fatiga por pandemia que muchos sienten mientras avanzamos difícilmente en estos tiempos de reto, el coronavirus mismo permanece sin ser afectado. Si el descuido se incrementa, de igual manera se incrementa la cantidad de gente que da positivo para el virus. Y vemos que en cualquier lugar en que el gobierno relaja sus restricciones sanitarias, la infección se incrementa. 

La estresante paradoja que muchos enfrentan, donde por una parte, no ven la luz al final del túnel de la pandemia, mientras más se adentran y por otra, les consume la desesperación, llevará a más y más a hacer resistir  las regulaciones. 

La fatiga por pandemia debe servir en última instancia para acelerar nuestra demanda por intentar nuevos remedios para el coronavirus. En lugar de estrujar nuestras manos mientras esperamos por vacunas, podemos intentar implementar un remedio libre de riesgo y que no cuesta nada. Antes de discutir este remedio, haré una aclaración importante que esto de ninguna manera sugiere que no prestemos atención a los lineamientos de salud pública, sino al contrario, mientras seguimos de forma rigurosa las regulaciones sanitarias, podemos intentar implementar el siguiente remedio para el coronavirus: ajustar nuestra actitud mutua y pensar en los demás de forma positiva, considerada y responsable. 

Si pudiéramos observar más profundo lo que provocó esta pandemia, veríamos que la actitud negativa crea el más grande desequilibrio en la naturaleza e invita una respuesta negativa sobre nosotros de parte de la naturaleza. De la misma manera, si cambiamos nuestra actitud mutua; de negativas a positivas, de falta de interés y explotación a los demás a consideración y responsabilidad, entraríamos en equilibrio con la naturaleza y la naturaleza respondería de forma positiva hacia nosotros. 

Entonces mientras mantenemos distancia física mutua por el momento, haríamos bien en buscar cómo acercarnos en nuestra distancia mental y emocional. Una forma práctica de hacerlo es seguir las regulaciones del departamento de salud, no para protección personal, sino al contrario, observarlas, mantener distancia social, usar cubrebocas, etc., para no infectar a otros. En otras palabras, si pensamos sólo que “yo mismo” soy portador del virus y que no quiero infectar a nadie, estaríamos en camino de ver que el virus rápidamente desaparece de nuestra vida. 

Invertir el foco de atención; de mi protección y beneficio a la protección y beneficio de otros tiene un poder inmenso. Al usar este periodo para hacer mejoras importantes en nuestra preocupación y responsabilidad hacia los demás, seríamos testigos de efectos muy positivos propagándose por la sociedad humana, comenzando con asegurar la salud de los otros. 

No tenemos nada qué perder y todo qué ganar, sólo un pequeño giro al botón de actitud dentro de nosotros para relacionarnos de forma positiva, considerada y responsable con otros y estaremos en camino para sanar, no sólo nosotros mismos, sino a la sociedad humana como un todo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: