“¿Cómo no temer al coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo no temer al coronavirus?” 

Pienso que el coronavirus seguirá propagándose y que nos llevará a una situación donde simultáneamente le temeremos y nos acostumbraremos a tenerlo en nuestra vida diaria. Más aún, nuestro temor no tendrá efecto inminente en nuestro funcionamiento diario.

Podemos añadir el coronavirus a una larga lista de riesgos con los que hemos aprendido a vivir. Aun así, haríamos bien en aprender a establecer unas cuantas reglas que el coronavirus nos envía a nuestro camino. Más aún, podemos esperar que otras crisis salgan a la luz y en cada coyuntura tendremos que ajustarnos.

En el futuro, también veremos en retrospectiva a la pandemia bajo una luz positiva, pues nos sirvió para alinear las relaciones de la humanidad de manera más parecida a la interdependencia e interconexión de la naturaleza.

En primer lugar, nos obligó a revisar cómo vivíamos y a pensar en renovar y mejorar nuestras relaciones.

En segundo lugar, desaceleró el tren consumista en el que íbamos, nos dio espacio para distinguir entre lo esencial de la vida y lo que no necesitamos.

En tercer lugar, nos dio claros ejemplos de que la naturaleza se restaura a sí misma cuando nos calmamos por unos momentos.

Aún estamos a la mitad de una gran lección de interdependencia que el virus nos trae, desde la necesidad de ensayar nuestra dependencia mutua en nuestras respectivas localidades -mantener higiene personal, usar cubrebocas y cumplir con el distanciamiento social- para atestiguar nuestra interdependencia global, el virus surgió como un brote en una parte del mundo y rápidamente se propagó y se convirtió en una pandemia global.

He hablado y escrito en detalle acerca de que las crisis son oportunidades para que busquemos una mejor conexión mutua y que sirven para hacernos avanzar hacia el equilibrio con la naturaleza.

Luchar de forma directa contra el coronavirus es inútil. Descubriremos cada vez más que es imposible combatirlo. Está dentro de nosotros. Nuestro cuerpo tiene miles de millones de virus y no tiene sentido pelear contra nuestro propio cuerpo. Por eso, sería mucho más sabio aprender a alinearnos -en pensamientos y deseos- y conectarnos positivamente con los demás y con la naturaleza. Así, nuestro cuerpo apoyará de forma sana nuestras aspiraciones para encontrar el significado más pleno de vivir como seres humanos, es decir, ajustar nuestras actitudes mutuas para corresponder con las condiciones cada vez más estrechas e interconectadas que la naturaleza establece para nosotros. Experimentaremos una vida mucho más feliz y saludable.

Foto por  Yohann LIBOT en Unsplash
Video disponible en inglés:

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta