“¿Cuál es la amarga verdad de la vida?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cuál es la amarga verdad de la vida?” 

La verdad constantemente se escapa entre nuestros dedos, justo cuando entendemos, por un momento lo que pensamos es verdad. 

Podemos esforzarnos mucho para llegar a lo que consideramos verdad y tan pronto como nos acercamos, descubrimos una profundidad añadida basada en discrepancias con verdad que sentíamos. Como tal, seguimos buscando la verdad una y otra vez.

El desarrollo humano continuamente se dirige hacia nuestro último alcance de lo que llamamos “verdad”. 

¿Qué es la verdad? 

 

En términos generales, la verdad es el punto inicial de la creación, un  estado donde todos estamos completamente adheridos a la naturaleza en su totalidad, sin ninguna separación entre nosotros. Más aún, sólo al lograr contacto con ese punto, llegamos a la verdad. 

Hay muchas etapas en el camino para alcanzar el punto final de verdad, pero todas son parciales e incompletas. Por eso, aun cuando podemos alcanzar la verdad absoluta, aún está muy distante de nosotros. 

La naturaleza, en este caso, es la cualidad altruista de la naturaleza, de amor y otorgamiento, sin ninguna consideración de beneficio propio. Nacemos en una cualidad egoísta opuesta, recepción, la llamamos “naturaleza humana”, consideramos principalmente el beneficio propio. Por lo tanto, las etapas en el camino para alcanzar el punto final de la verdad, son elevarnos por encima de nuestra cualidad egoísta una y otra vez hacia una cualidad más cuidadosa, de entrega y amor, solo para descubrir que lo que alcanzamos cada vez, termina perdido en nuestro ego, como succionado por un agujero negro, una y otra vez. 

Además, si seguimos reforzando nuestro entorno, es decir, todo lo que influye en nosotros, para que nos de ejemplos positivos para elevarnos por encima de nuestro ego y llegar a estar mejor conectados, ser más considerados y altruistas como la cualidad de la naturaleza, continuamos aplicando nuestro propio anhelo para “salir” más rápido de nosotros mismos hacia ese punto final armonioso de la verdad, de forma más agradable y con mucho menos sufrimiento, que si no hubiéramos implementado esa acción. De otra forma, si fracasamos en reforzar nuestro entorno para que influya positivamente, dejamos que la ruda aplanadora de la evolución, pase sobre nosotros con miles de crisis, que sirven para aguijonearnos y podamos despertar la necesidad de cambiar la dirección de nuestra vida y el entorno que creamos para navegar por nuestra ruta hacia ese lugar.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: