El mundo es como una caja de Petri con coronavirus

El coronavirus es un virus espiritual, no en el sentido de algún tipo de misticismo, sino porque reacciona al espíritu que reina entre la gente. Disfruta y se alimenta de nuestro odio y se desarrolla y vive dentro de él. 

Por lo tanto, se manifiesta y comienza a ganar fortaleza tomando como combustible nuestras relaciones mutuas desconsideradas. Mientras más ira, rechazo y conflictos, más cómodo se siente el virus y se multiplica en este ambiente nutritivo. 

Doctores y psicólogos advierten de las serias consecuencias del aislamiento prolongado en niños. Pero para que los niños puedan regresar a la escuela, sus padres deben cambiar. Los adultos necesitan corregir su mal comportamiento, su alienación y odio mutuos. El egoísmo existente entre nosotros, la impureza, le da alimento al virus y le da un buen ambiente para vivir. 

Sólo nuestro acercamiento mutuo puede desinfectar el lugar donde vive el virus. El virus vive dentro de nuestro odio mutuo. La distancia obligatoria nos separa, no nos permite acercarnos y todo ese espacio es llenado con odio, reclamos y discordia. Es un ambiente favorable para el virus, se multiplica dentro de él, como si estuviera en una solución de nutrientes, como en una caja de Petri en un laboratorio. 

Si pones nuestras relaciones en una caja de Petri, verás que el coronavirus empezará a multiplicarse dentro de ella. Mientras no cambiemos, sufriremos más y más y moriremos. El Creador no tiene otro método para influirnos, sólo intensificar nuestros problemas, hasta que estemos de acuerdo en corregirnos. 

Necesitamos pensar en qué se necesita hacer para que la humanidad: las naciones, y las familias, puedan vivir en paz y felices en la tierra. De otra manera, simplemente llegaremos al fin de nuestra existencia. El tiempo para pensar ya expiró; necesitamos urgentemente comenzar a actuar. Antes que nada, necesitamos entender qué cambios son necesarios y a qué nuevo mundo debemos entrar. 

La naturaleza nos lleva hacia un nuevo estado. Debemos tomar conciencia de lo que sucede y alinearnos. Mientras no lo hagamos, nada cambiará ¿Cómo pueden los niños regresar a la escuela y los adultos al trabajo si no correspondemos a este nuevo mundo? Tendremos que quedarnos en casa hasta que entendamos que debemos comportarnos de una nueva forma. 

Así sucede en todo el mundo. Primero, un país, después otro, de pronto está en llamas, como si hubiera habido un incendio, se calma una vez más. La razón no es el virus, sino nuestra actitud mutua. 

Estamos entrando en una nueva etapa en el desarrollo de la humanidad, la peculiaridad de este es que no es la naturaleza la que obliga al hombre a vivir de cierta manera, sino que la gente misma determina, con sus relaciones, en qué naturaleza existiremos. Ya pasamos por períodos geológicos, la naturaleza terminó de desarrollarse, es el turno del hombre. Nosotros determinaremos con nuestra actitud interna, en qué mundo viviremos.
[273051]
De Kabtv “Reunión de escritores” 27/oct/20

Material relacionado:
«Ocho nuevas enfermedades mentales traídas a ustedes por el Internet»
Las mascarillas y la libertad
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: