La oscuridad intensifica la luz

El camino espiritual está formado de dos sensaciones: positiva y negativa. Por una parte, revelamos deficiencia y dolor y por otra, placer, luz y dulzura. Esas dos sensaciones deben estar presentes porque es imposible sentir una sin la otra. 

Si no imagino una meta importante frente a mí, no sentiré la necesidad de placer. Por lo tanto,. Debemos prepararnos, tanto para sentir carencia como para esperar satisfacerla, porque alegría y dolor, se sostienen y no se anulan una al otro. En la espiritualidad, las líneas derecha e izquierda no interfieren entre sí, al contrario, ambas se conectan en la línea media y nos dan la percepción correcta de la espiritualidad. 

Por eso, debemos elevarnos por encima del sufrimiento y sobreponernos a la sensación de vacío, pero lo principal en el trabajo es mantener equilibrio, una conexión correcta en la línea media,. Si sentimos sólo sufrimiento, no es llamado vasija espiritual y si únicamente disfrutamos de una sensación placentera, no es placer espiritual. 

Ambas sensaciones deben estar presentes en el ser creado y hasta que estén correctamente combinadas puedes acercarte correctamente al Creador. En este caso, lo principal no es tu sensación de vacío o placer, sino el contento del dueño y él se siente pleno por su servicio al Creador y por la adhesión que logró con Él. 

Oscuridad y luz, noche y día, dolor y alegría, todos vienen juntos y nada desaparece ni se extingue, cada uno completa al otro. Si nos arreglamos para conectarlos, crearemos una vasija para la revelación del Creador en la cual la deficiencia, la pantalla y la luz reflejada se combinan. 

El Creador creó la creación desde cero total y le da todos los medios para lograr un estado perfecto de similitud con Él. Por eso, no debemos intentar disminuir la luz ni la oscuridad. Necesitamos ambas para revelar al Creador. Cuando las líneas derecha e izquierda se completan y se combinan en la línea media, descubrimos la condición para la revelación del Creador. 

La oscuridad enfatiza la luz, la intensifica. Es como una vela ardiendo en la oscuridad con aceite en ella que empapa la mecha y le permite arder. 

Necesitamos revisarnos a nosotros mismos para que no sólo persigamos una buena sensación, sino que añadimos oscuridad y dolor para construir el Kli correcto. El Creador sólo nos da una chispa desfalleciente y nosotros debemos encender en ella una llama grande y brillante que ilumine la realidad. Esto es posible sólo al incrementar el Kli. 

El deseo y la luz, uno frente a otro, no deben extinguirse entre sí. Debemos buscar la línea media para que la mecha y el aceite trabajen juntos, que irradien luz de hecho, que ardan. Todos los problemas, dificultades, preguntas y limitaciones, deben ser anexados de forma consciente al trabajo, para que, con ayuda de amigos y lecciones, la oscuridad y la luz se conecten en un todo irrompible. La oscuridad está destinada a intensificar la luz.
[274246]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá  20/nov/20“El trabajo con fe por encima de la razón”

Material relacionado:
El significado espiritual de Luz y Oscuridad
Las diferencias entre la Luz y la oscuridad
El alma es la unidad de la oscuridad y la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta