No solos, todos juntos

Siempre debemos recordar que pertenecemos a un alma, a un deseo, que fue roto por el pecado de Adam. Estamos bajo el gobierno de la fuerza única llamada Creador. No hay nada más: sólo el Creador y el ser creado, son dos fuerzas, una contra la otra.

El ser creado se rompió en muchas partes y ahora es una persona, la familia, la gente, el país, la vida corporal y la vida espiritual, pero debemos tratar de conectar todo. Pues, en lo que respecta al Creador, todo es uno: el Creador lleva a la creación; de la separación a la unidad. Con el análisis y la síntesis de muchos deseos y pensamientos en conflicto, en un esfuerzo por aclararlos y unirlos, podemos revelar al Creador y alcanzar Sus pensamientos y deseos.

Por tanto, el desarrollo del hombre, que hasta ahora ha sido personal e individual, se está volviendo un proceso integral. La humanidad siente total interconexión e incapacidad para separarse unos de otros. El mundo avanza hacia su corrección final y este estado no puede ser alcanzado por un grupo pequeño ni por un solo país, debe ser el mundo entero. El Creador nos guía y ve nuestro futuro deseado de esta manera.

El grupo de Bnei Baruj existe sólo para ayudar al Creador a implementar esta corrección en el mundo y revelarlo, para eso comunica el método y la fuerza de la corrección a todos.
[274173]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 18/nov/20, «Conectar el mundo en la última generación

Material relacionado:
Revelar el mundo superior juntos
El primer congreso de la nueva era
Lo que significa “estar juntos”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta