Uniéndonos en aras de la unidad

Pregunta: Existe una ley en la que una persona en una multitud cae bajo su influencia. Comienza a perder control de sí mismo y puede fácilmente perder su “yo” ¿por qué, cuando estoy en un grupo de personas que quieren unirse y llegar a un nuevo nivel de alcance, esta ley no parece aplicar? 

Respuesta: Porque el ego no te impulsa a unirte, ¡debes actuar en contra de él! En la multitud, con tu ego, haces lo que los demás. Es muy simple, muy fácil. 

Cualquier persona que se une a una multitud se vuelve como ella. Encuentra justificación para su ego, se siente grande, como la multitud. Es muy difícil, casi imposible, estar en una multitud y no obedecerla. 

Comentario: Pero yo paso mucho tiempo entre personas que quieren unirse en aras de la unidad. Y ellos no influyen en mí. 

Mi respuesta: ¡Esta no es una multitud! La multitud es una chusma egoísta que decide combinar sus impulsos egoístas individuales para cierta ganancia mayor. Y rompe, golpea y actúa sin control. Esto afecta tu ego y comienzas a actuar como todos. La multitud te arrastra. 

¡Y cuando quieres unirte en aras de la unidad, es un asunto completamente diferente! Eres parte de un grupo que trabaja para elevarse por encima de su ego, anularlo, negar su naturaleza animal. Hay mucho trabajo sucediendo aquí. Un extraño ni siquiera sabrá lo que estás haciendo.
[274179]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 25/sep/20

Material relacionado:
La sociedad como un individuo
La tecnología de la “sabiduría de las masas”: motivación
El deber hacia la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta