Vela ardiendo

¿Cómo arde la vela? La vela está formada de cera y una mecha colocada en su interior y puede ser encendida desde arriba ¿por qué arde la vela? ¿la cera no puede encenderse por sí mismo, sólo gracias a la mecha, que en sí misma no es inflamable? La mecha viene de la palabra “defectuoso” porque se resiste a  la luz. Aun así, si la mecha está conectada a la cera por un lado, puedes encenderse por el otro lado y la vela arderá.  

Resulta que es el defecto, la resistencia al fuego, lo que conecta el fuego con la cera y lo convierte en vela. La vela tiene tres partes. La cera que, por sí misma, no arde, la mecha que, por sí misma, no es inflamable. Pero cuando la mecha está en la cera, se vuelve inflamable y se convierte en una fuente de fuego. 

Por eso, mientras más descubrimos preguntas, intenciones y pensamientos en contra de la espiritualidad en nosotros, que disminuyen el valor del trabajo espiritual, más espesor tiene y más fuerte se vuelve nuestra mecha por su causa. Si nos sobreponemos a nuestra resistencia, la mecha absorbe más y más aceite. Así, una luz viene de arriba y enciende nuestra vela. 

El momento en que la mecha está suficientemente saturada con la cera que se eleva dentro de ella, siente que existe un fuego por encima y se enciende. El fuego vendrá de inmediato y encenderá la mecha, el problema está en la mecha misma, en nuestro deseo de adherir a la espiritualidad todos los deseos y pensamientos que protestan contra la espiritualidad, para conectarnos por encima de ellos. Así es como la vela, la Menorá, es construida. 

Por eso, no podemos hacerlo sin pensamientos extraños, sin rechazo a la espiritualidad, sin odio mutuo y hacia el Creador. Tenemos que experimentar, sentir y reconocer todo eso. Porque la conexión entre la corporalidad y la espiritualidad sucede precisamente a causa del rechazo a la espiritualidad, a la cual nos sobreponemos y junto con ello nos conectamos con el Creador. 

Esta es la cuerda que podemos sostener para conectar este mundo con el mundo espiritual, el hilo entre nosotros y el Creador. 

No tengamos miedo de los pensamientos extraños ni del rechazo ni de los problemas, porque “centavo a centavo se acumula una gran cantidad” y como resultado, revelamos una conexión poderosa entre el mundo material y el mundo espiritual. Necesitamos ambos mundos; así es como todo fue creado por el Creador.
[274435]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 23/nov/20, “El trabajo con fe por encima de la razón”

Material relacionado:
La oscuridad intensifica la luz
El milagro de Janucá
Contraste de opuestos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: