entradas en '' categoría

¿Por qué el Creador se esconde de nosotros?

Está escrito: «Tú me hiciste». Pero, ¿cómo puede ser si el Creador es la única fuerza que hay en el universo? Esta fuerza lo contiene todo, aparte de ella no hay nada, nada va más allá de sus fronteras. Todo cobra vida dentro del Creador, incluyéndonos a nosotros.

¿Cómo podemos crear al Creador? ¿el Creador nos creó porque no hay nada más? El Creador se enfrentó a una tarea difícil: crear una creación y desarrollarla para que se vuelva independiente. Es lo que hacemos cuando queremos fomentar la independencia en nuestros hijos. Pero el Creador tuvo una tarea más difícil porque no hay otra fuerza más que Él.

Digamos que crecimos y descubrimos que no hay nada más que el Creador y que estamos dentro de esa fuerza que influye en nosotros. Entonces, ¿qué podemos hacer por nosotros mismos?

Por eso, por un lado, el Creador llena el universo y controla todo, por otro, no lo vemos porque Él está oculto. Es lo que a veces hacemos con nuestros hijos, no queremos ayudarlos, así que nos escondemos para que puedan trabajar por su cuenta y aprendan a hacer algo. Aparentemente, el Creador está oculto porque nos quiere independientes.

Por otro lado, debemos aprender a vivir en el mundo como si el Creador estuviera presente. Y si Él fuera revelado, haríamos exactamente lo que estamos haciendo ahora cuando Él está escondido. Este estado se llama fe completa. En primer lugar, debemos alcanzar fe por encima de la razón, otorgamiento por encima de la fuerza de recepción y por encima de la fuerza de nuestro ego.

Podemos superar el ego sólo si hay algo más grande que él, la fuerza de otorgamiento. Nos hicieron del deseo de recibir placer y no se impresiona con palabras se inclina ante el poder. Si mi ego siente la grandeza del Creador, hará todo lo que el Creador ordene. Pero, si mi ego siente su propia grandeza, sigue todas las órdenes del ego. Es obvio que una u otra fuerza gobierna: la fuerza del ego o la fuerza de otorgamiento del Creador.

Nos comportamos de acuerdo con quien nos influye. Si el ego estuviera abiertamente activo en nosotros, lo obedeceríamos en todo y seríamos llamados egoístas, perversos. De hecho, es lo que sucede ahora.

Y si el Creador se revelara y nos permitiera ver que Él llena el mundo, si se revelara la fuerza y ​​la superioridad del deseo de otorgar, inmediatamente nos inclinaríamos ante él y obedeceríamos sus órdenes en todo. A veces, incluso sucede que de repente la grandeza del Creador se revela un poco y estamos dispuestos a dar y amar por un tiempo, hasta que el milagro desaparece.

Esos impulsos van y vienen para mostrarnos que es posible, pero sólo si nos mueve más la grandeza del Creador, que la grandeza de nuestro ego. En otras palabras, la pregunta es quién gobernará: ¿el deseo de recibir o el deseo de otorgar? Sólo existen estas dos fuerzas en la naturaleza.

Pero, si nos comportáramos así, seríamos criminales sólo obedeceríamos nuestro deseo de recibir o ángeles que actúan de acuerdo con el deseo de otorgar. Una u otra fuerza nos gobernaría plenamente y seguiríamos siendo animales, depredadores o santos, actuando de acuerdo con nuestro instinto interno. De esta forma, no somos similares al Creador, no somos humanos, Adam, porque no elegimos ser egoístas o ser santos.

Entonces, ¿cómo ser libres para que podamos escoger si queremos recibir u otorgar, si ser opuesto al Creador o ser como Él? El Creador se enfrentó a la tarea de liberar al hombre para que elija lo que prefiera: ser egoísta como la creación o altruista como el Creador y convertirse en Su hijo, socio y similar al Creador.

El Creador pensó y encontró una solución: poner un intermediario entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar, entre las dos fuerzas opuestas, para que la creación pueda tener el deseo de recibir, pero pueda cambiar a la intención de otorgar. El Creador creó una situación en la que la creación puede recibir la impresión de la grandeza del Creador, la grandeza del otorgamiento, pero no directamente de la fuerza superior para no inclinarse ante ella, sino para estudiar este estado en la medida de su deseo.

Si realmente se quiere reconocer la grandeza del Creador, pero no como Su esclavo, es necesario construir un estado especial llamado grupo. En el grupo, tienes la oportunidad de decidir si te entregas a tus amigos y así recibir la impresión de la grandeza del Creador.

El Creador siempre está presente en el grupo, aunque oculto. En la medida en la que anhelas sentir la grandeza del Creador en el grupo, podrá sentirlo. Pero, sentirá al Creador y Su grandeza, no directamente sino en los amigos, subyugándote ante ellos. Así, adquieres la fuerza de otorgamiento y gradualmente te conviertes en hombre, Adam, similar al Creador, serás independiente y no ángel.

Al conectarte con tus amigos, con la decena, muestras tu deseo de ser incluido en la cualidad de otorgamiento y operar con esta cualidad recibida del Creador. En la decena, gradualmente creces en espiritualidad. Utilizas la cualidad de otorgar de manera creativa, no bajo coerción y te construyes a ti mismo como un individuo independiente similar al Creador.

Eso será amor y otorgamiento verdaderos, no forzado por miedo o bajo presión, no esclavo sino persona libre.
[275346]
De la 3ª lección del Congreso Virtual 12/dic/20, “Ustedes me hicieron, construyendo  la grandeza del Creador”

Material relacionado:
Cuando lo oculto se revela
Altruismo – el programa oculto de la naturaleza
¿Cómo revelar lo oculto?

¡No debemos detenernos!

Janucá es una fiesta especial, es decir el ser creado asciende de Maljut al nivel de Biná. Restringe su deseo de disfrutar por sí mismo, es corregido por la luz superior y adquiere la intención en aras del otorgamiento. Otorgar para otorgar es el nivel de Biná.

Janucá es la celebración de la victoria sobre los griegos. “Griego” es el nombre de la fuerza que lleva al hombre al conocimiento y no por encima de él. Esta fuerza aparece precisamente cuando tratas de acercarte al Creador y adquieres algunas propiedades de otorgamiento, es decir, quieres alcanzar el nivel de Biná.

El hombre puso mucho esfuerzo en su corrección, invirtió en el grupo, en la decena, en los estudios y comenzó a sentir otorgamiento. Y en ese momento la fuerza opuesta al otorgamiento se despierta -fuerza de separación que nos empuja al egoísmo.

Está escrito: «Los griegos me atacaron». El deseo egoísta despierta dentro de mí y debo declararle una guerra interna y luchar contra los pensamientos de que no debo ir en fe por encima de la razón para otorgar y conectarme. Me persuaden a quedarme en este mundo, a asentarme lo más posible en él y disfrutarlo.

Este es el enfoque de los «griegos» en contraposición al enfoque de los macabeos que llaman a elevarme para otorgar al Creador. Hay una guerra en el hombre entre estas dos opiniones. Por un lado, quiero revelar al Creador y mi alma. Pero por otro, la vida me atrae, me urge a disfrutar de sus placeres y a no soñar con la espiritualidad.

Es esta guerra lo que simboliza Janucá y tiene lugar en la oscuridad. El hombre siente que cayó bajo el poder de los griegos, es decir, bajo el poder del deseo de disfrutar y no tiene ninguna posibilidad de vencerlo. Así fuimos creados por el Creador.

Busca en su interior, al menos alguna conexión con el Creador y encuentra un hilo, lo agarra y reza por la salvación. Cuando el Creador se une a él y comienza a sacarlo de su ego, parece encenderle una vela. Así, va pasando gradualmente de la oscuridad a la luz.

Enciendes una pequeña vela de conexión con el Creador, será muy pequeña. Pero como la vela que encendiste está conectada al Creador y el Creador es eterno, esta vela se quema y se quema, pero el aceite que contiene no se quema. Así sales de la intención egoísta y alcanzas la intención de otorgar, Janucá el nivel de Biná, otorgar para otorgar.

Acaba de terminar el congreso virtual “Unidad por encima de la razón” en el que logramos una conexión con el Creador, que antes era inalcanzable. Mantengamos esta conexión y tratemos de que no se apague. Así, comenzaremos a sentir que dentro de esta pequeña conexión, de esta delgada vela, estamos encendiendo un fuego cada vez más fuerte, hasta que logremos recibir para otorgar, hasta el final de la corrección.

Janucá es la mitad del camino. Nos permite sentir que estamos a mitad de camino y que sólo necesitamos preservar la conexión que logramos en el congreso y desarrollarla cada vez más.

No debemos detenernos. ¡Detenernos es muerte! Continúa todo el tiempo. Hemos llegado a un lugar de descanso y necesitamos reconstruirnos de manera nueva para atacar al ego con renovado vigor y lograr una unidad aún mayor.

Todos deben sentir que tienen fuerza para superar su ego. Ahora podemos comenzar a unirnos por sobre nuestro ego y el ego de nuestros amigos, cubrir todas las transgresiones, tanto mías como de éllos con amor y construir una conexión.

Comencemos a implementar esta ley: «El amor cubrirá todas las transgresiones». Este es nuestro trabajo después del congreso. ¡Buena suerte!
[275382]
De la 3rd parte de la lección diaria de Cabalá 13/dic/20, “Janucá

Material relacionado:
Janucá es una escala en el camino
¿Por qué encendemos las velas de Janucá?
¿Por qué comemos donas durante Janucá?

Siente a la gente a distancia

Pregunta: ¿Puede usted sentir a sus alumnos cuando enseña virtualmente? Hay millones de personas frente a usted. Ni siquiera sabe su nombre ni sabe cómo se ven ¿qué sientes exactamente? 

Respuesta: No importa. ¿Igual que en una gran audiencia? Digamos que enseño en una universidad donde hay varios miles de estudiantes en un gran salón. Si estoy frente a ellos en la pantalla, ¿es peor? Creo que las innovaciones tecnológicas modernas no interfieren en absoluto. Todo depende de qué tenemos en los canales.

Comentario: Aún así, trato de entender lo que es sentir a mucha gente, incluso a toda la humanidad. Por ejemplo, mi cuerpo está formado por miles de millones de células, pero no las siento todas.

Mi respuesta: El cuerpo sabe manejarse a sí mismo; tiene todo bajo control.

Pregunta: Sin embargo, ¿puede el hombre sentir sólo a los que están cerca o los estados por los que está pasando?

Respuesta: No. Si deseamos hablar de un tema y queremos llegar a una conclusión común, puedo tener un contacto muy claro y cercano con toda la audiencia. Aquí no hay problema. Todo depende de si comprendemos y aceptamos nuestro único objetivo común.

Pregunta: Digamos que a veces siento que algo me pasa en el hígado, el estómago o los pulmones ¿puede sentir, de la misma manera, que algo le pasó a los estudiantes en, digamos, América Latina, en algún lugar de Chile? ¿usted los siente así?

Respuesta: Así también, pero no sólo eso. En nuestra conexión, podemos apoyarnos, motivarnos, cuidarnos y sentirnos dentro de nosotros. En general, podemos hacer que la conexión sea más dinámica.
[275206]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 7/oct/20

Material relacionado:
El tercer templo será virtual
Ventajas del aprendizaje virtual
Las ventajas de la comunicación virtual

¿Con el látigo o voluntariamente?

Pregunta: Fracaso en cumplir con las normas morales no implica un castigo corporal y decidimos por nosotros mismos si seguirlas o no ¿piensa que es necesario tener un sistema de castigo y recompensa para su implementación? 

Respuesta: Lo considero necesario para formar al hombre hasta el nivel donde vea que establecer estándares morales en sí mismos, provoca que se reciba recompensa o castigo de la naturaleza, directamente, de forma inmediata. 

Pregunta: Pero dado que aún no sucede, ¿se pueden introducir castigos en forma de una ley del estado? 

Respuesta: Probablemente podrías. Pero no está bien. Sería una política del látigo. Supongamos, que no cediste el asiento en el transporte público a una mujer y mil pesos desaparecen de tu cuenta. Y si estaba embarazada, entonces diez mil pesos. 

Pregunta: ¿Se podría enseñar a la gente a cumplir las normas así? 

Respuesta: Sí. Pero no la corregirá. 

Pregunta: ¿Qué nos corregirá? 

Respuesta: Sólo si, de forma consciente, no por miedo, entiendes que al hacerlo te acerca a una fuerza común, al alma común

El método del látigo ayuda sólo al principio, atrae la atención hacia esas leyes, pero no después.
[275001]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 9/oct/20 

Material relacionado:
El sufrimiento se vuelve dulce
¿Línea final o círculo de castigo?
Un sólo salto a la felicidad

Que gane el bondadoso, no el fuerte

Pregunta: Multiculturalismo es un concepto que reconoce que todas las culturas son iguales y tienen el mismo derecho a existir ¿está de acuerdo con esta declaración? 

Respuesta: Depende de qué culturas y hacia dónde nos llevan. No creo en palabras lindas. “Multi” no existe en absoluto en la naturaleza. Existe sólo una fuerza superior en la naturaleza. Si queremos ser como ella, llegamos a un común denominador. Si no, llegamos al mal. 

Comentario: ¡Pero existe mucha variedad en la naturaleza! 

Mi respuesta: Esta variedad sólo existe en la naturaleza humana, en la cual el fuerte siempre gana. Si queremos elevarnos por encima de nuestra naturaleza para no devorarnos unos a otros, necesitamos que el bondadoso gane, no el el fuerte. Sólo así podremos sobrevivir.
[275158]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 16/oct/20

Material relacionado:
¿Cómo podemos equilibrar a la sociedad? – Charla con el profesor Stephen Bronner
Método para vivir en una nueva sociedad
Conviértete en un elemento útil de la sociedad

Para que la ocultación no esconda al Creador

Pregunta: ¿Qué sucede cuando el Creador se revela con respecto a la mente y los sentimientos? ¿lo justifico plenamente o no?

Respuesta: Naturalmente, justificas al Creador. Pero el caso es que la revelación pasa por encima del encubrimiento, que no va a ninguna parte.

Digamos que revelo algo en las acciones del Creador con respecto a mí mismo. Me parece que es bueno que hace el bien y me lleva a la meta. Luego se oculta y cuando estoy en ocultamiento, debo hacer todo lo posible para actuar como si estuviera en revelación.

En otras palabras, el encubrimiento no me aísla del Creador, sino que, por el contrario, me permite actuar como si estuviera en revelación.

Pregunta: ¿Puedo decir que yo mismo oculto al Creador?

Respuesta: Naturalmente. Mi ego me lo esconde. En el estado de revelación, no me asocio con mi ego y lo oculto al Creador.

Pregunta: Entonces, hay ocultamiento doble y simple, ¿el Creador se esconde de mi ego?

Respuesta: Hay muchos matices diferentes: o el Creador se esconde de mí o me esconde de mí mismo.

Todos los estados tienen cuatro grados y en cada uno debemos sentirnos como si estuviéramos en máxima revelación. Independientemente de los estados por los que pase, debo tratar de sentir lo que me sucede como si estuviera en plena revelación para que ninguna oscuridad, ningún ocultamiento, me rebaje.
[274997]
De Kabtv «Estados espirituales» 14/ene/19

Material relacionado:
Entre ocultación y revelación
Escucha la revelación del Creador
¿Cómo sentimos la revelación del Creador?

Lección diaria de Cabalá – 17/dic/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre «Tiempo de contracción y  Tiempo de expansión
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Estudio de las Diez Sefirot», «Histaklut Pnimit«, volumen 1, parte 3, capítulo 3, punto 2 ″
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre «La ley del amor en el sistema de Adam HaRishon«
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora