«¿Cuáles son algunas formas inusuales de encender las velas de la Menorá de Janucá?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cuáles son algunas formas inusuales de encender las velas de la Menorá de Janucá?«

Hoy, la forma más inusual de encender las velas de Janucá, bien podría ser la forma original en que se encendían las velas.

La vela está formada por aceite y una mecha. La mecha permite encender y quemar el aceite, que sube por la mecha. El aceite y la mecha se encenderán sólo cuando el aceite se filtre en la mecha, que luego enciende la vela.

Esta representación de encender la vela de Janucá no es inusual en sí misma. Sin embargo, si nos fijamos en lo que representa este proceso, parecería inusual para cualquiera que haya crecido pensando que encender una vela comienza y termina sólo con una acción externa. En realidad, el proceso es interno.

La mecha representa rechazo de la luz, es decir, rechazo recibir placer en beneficio propio.

El aceite representa el combustible que tenemos para rechazar el placer. Sin embargo, el aceite no se puede quemar por sí solo. Por eso, debemos comprender que cambiamos nuestro creciente deseo de disfrutar en beneficio propio, trabajando para invertirlo en su forma opuesta: deseo de amar y otorgar. Sobre este cambio está escrito: «El ángel malo se convierte en bueno» y «El ángel de la muerte se convierte en el ángel de la vida».

Los macabeos encontraron una vasija de aceite porque habían estado tratando de conectarse positivamente para alcanzar la cualidad de amor y otorgamiento. Podían encender ese aceite porque tenían gran resistencia contra los que se inclinaban ante los ídolos griegos y construían templos griegos en Jerusalén. Los griegos representan la aspiración de controlar nuestros deseos, es decir, que razonemos que ante todo, nos beneficiamos personalmente de cada esfuerzo.

La guerra de los macabeos es una guerra que peleamos en nuestro interior. Cuando superamos nuestra resistencia a amar, otorgar y nos conectamos positivamente con los demás, cambiamos el odio que alimenta nuestro conflicto en una mecha dentro del aceite y la podemos encender.

Por eso, la vasija de aceite con la mecha representa el trabajo espiritual interno del hombre, de elevarse por encima del deseo de beneficio propio y entrar en un nuevo deseo de amar, otorgar y conectarse positivamente con los demás.

Cuando los macabeos se unieron, venciendo la resistencia de su razón, que dicta que el beneficio propio siempre debe tener prioridad y se justifica ante el beneficio de los demás, encontraron la vasija de aceite donde pudieron insertar la mecha y la luz. En otras palabras, cambiaron su deseo de beneficio propio por el deseo de amor, otorgamiento y conexión positiva y la luz superior -la cualidad de amor y otorgamiento-, iluminó su alma.

Ese es el milagro de Janucá.

Video disponible en Inglés:

 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta