El ocultamiento nos enseña cómo corregirnos

Estamos en una realidad especial que oculta completamente al Creador. Pero si nos relacionamos con ella correctamente, a través de todos sus niveles: inanimado, vegetal, animal y humano, gradualmente encontramos que el Creador quiere que lo revelemos. .

El ocultamiento nos enseña a corregirnos para revelar al Creador, no para permanecer en fe ciega, sino para alcanzar la fuerza superior de forma explícita y abierta, para llegar del ocultamiento a la revelación. Por eso, debemos percibir este mundo como la oportunidad de revelar al Creador. Detrás del mundo material revelaremos el mundo espiritual, sus muchas etapas y cada vez, nos elevaremos del ocultamiento a la revelación.

A través de esos ejercicios, organizados por el Creador desde el principio de la creación hasta el final, ganamos razón y sensaciones, aprendemos que el Creador se oculta y lo revelamos, en el ocultamiento y la revelación entendemos lo que Él quiere decirnos.

Se sabe que “la ventaja de la luz es percibida desde la oscuridad”, pero la oscuridad es el primer alcance. Sólo así comenzamos, en realidad, a revelar la luz y al Creador, aprendemos Su lenguaje, las letras -un punto, una línea, un círculo, una raya- diferentes formas de oscuridad y luz, reveladas una en comparación con otra.

De esta manera, gradualmente ganamos entendimiento y comenzamos a hablar con el Creador en Su mismo idioma. A dominar su programa, de acuerdo al cual debemos construirnos con el fin de entenderlo, sentirlo y convertirnos en Sus socios, hijos en todo el universo, en todas las formas de Su ocultamiento y revelación.

Al final, el ocultamiento sólo sostiene la revelación. El ocultamiento no desaparece, se vuelve telón de fondo sobre el cual revelamos la fuerza superior e incorporamos la oscuridad y la luz en nosotros mismos y llegamos al final de la corrección.

El ocultamiento es percibido en contraste con el telón de fondo de la revelación y la revelación en contraste con el telón de fondo del ocultamiento. Lo principal es estar en ambos estados y poder ir de uno al otro y de regreso por tu cuenta, así comenzar a entender el mensaje del Creador, Su lenguaje y saber lo que Él quiere decirnos.

Toda la creación consiste de dos fuerzas, más y menos, luz y oscuridad, que se manifiestan en relación a nosotros como ocultamiento y revelación. Por eso es tan importante en cada estado por el que pasamos, cada día y cada momento, no huir de la situación para ver que tiene la medida de ocultamiento y la medida de la revelación.

Lo principal es no olvidar que estamos directamente frente al Creador, que siempre nos describe un mundo entretejido de ocultamiento y revelación. Como si escribiéramos en una hoja blanca de papel, el Creador nos revela Su actitud, Su naturaleza, para que lo estudiemos a Él, aprendamos a entender, cooperar y así, lograr adhesión con Él.

Toda nuestra vida, en cualquier situación, debemos recordar que se nos presenta cierto ocultamiento y cierta revelación del Creador y al combinar esas dos formas. Él traza el mundo y nuestra sensación de nosotros mismos para nosotros. Así conoceremos la manera correcta de dirigirnos más profundo dentro hacia Él, para sentir no a nosotros mismos en nuestro mundo, sino al Creador, es decir, cómo Él nos construye a nosotros y a nuestro mundo.
[276148]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 29/dic/20, “Ocultamiento”

Material relacionado:
Una construcción sobre la ruina de las dudas
¿Quiero la revelación del Creador?
El egoísmo sale del ocultamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: