Enciende la luz en tu alma

Si supero hasta el máximo la resistencia del ego, asignado a mí, de acuerdo a la raíz de mi alma y llego a la conexión en la decena, el Creador puede ser revelado entre nosotros.  

La oposición entre luz y oscuridad, separación y conexión, llega a tal punto que, este contraste entre ego y santidad, es suficiente para que la oscuridad brille como luz. La primera luz es revelada en nosotros, la luz de Nefesh y entramos en el camino de la luz. 

La tensión entre la desconexión y el anhelo por conectarse llega a tal magnitud que hace que la luz se encienda. Como una bombilla que enciende a 220 volts. La intensidad de nuestra conexión y nuestra oposición se vuelve tan grande que la oscuridad comienza a brillar como luz. A partir de la oscuridad, invitamos y atraemos al Creador hacia nuestra conexión. 

Al grado en que me acostumbro a apreciar estos estados oscuros en los cuales no tengo ningún deseo, ninguna mente, ningún pensamiento correcto y sé que estos estados nos conectan, enciendo la luz en mi alma oscura, revelo al Creador más y más.
[275191]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 9/dic/20, “El trabajo con fe por encima de la razón”

Material relacionado:
¿Qué determina la fuerza del alma?
Por qué el alma requiere de corrección
El alma es la unidad de la oscuridad y la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: