“¿Qué es Janucá?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué es Janucá?” 

Janucá (también se escribe “Hanukká”, Heb. “חנוכה”) es el comienzo de nuestra sensación de la fuerza unida de la naturaleza. Marca la penetración inicial a través de la frontera entre este mundo y el mundo espiritual. 

Los conceptos y costumbres de Janucá están asociados al cruce de esta frontera entre la percepción egoísta y la altruista, eso requiere que nos elevemos por encima de los deseos que le dan prioridad al beneficio propio por encima de beneficiar a otros. 

La guerra entre griegos y macabeos se despliega internamente, entre la razón de nuestro ego (griegos) y la tendencia a unirnos atrayendo la fuerza de la naturaleza, hacia nuestras conexiones (macabeos). 

¿Pero cómo podemos cruzar la frontera de nuestra naturaleza humana, que nos define como los seres egoístas que somos? 

Además, nuestros deseos por unirnos, por amar y cuidar a otros, es diminuto comparado con el ego, el cual constantemente nos presiona para disfrutar a expensas de otros. 

En este dilema es cuando el milagro de Janucá entra en juego. 

Nuestra persistencia por unirnos por encima de nuestros deseos de beneficio personal atraen la fuerza de amor, otorgamiento y conexión de la naturaleza, llamada “Luz” en la sabiduría de la Cabalá. 

Aun cuando, comparativamente, tenemos deseos muy pequeños por unirnos, por amar y cuidar de otros, comparados con nuestro deseo para nosotros mismos, es decir, buscar dinero, honor, respeto, poder, control, fama y conocimiento, al crear una atmósfera social que nos apoye e impulse para elevarnos por encima de nuestros deseos para nosotros mismos, nos unirnos por encima de nuestro ego. 

Eventualmente, al participar en una sociedad que valora la unión, el amor y el cuidado mutuo por encima de nuestros deseos innatos de disfrutar personalmente a expensas de otros, terminamos sintiéndonos incapaces de elevarnos por encima de nuestro ego, pues esto es justo nuestra naturaleza humana. En la historia de Janucá, esto es considerado como los macabeos que no pueden derrotar a los griegos. 

En esta coyuntura crucial, aparece una luz milagrosa -la fuerza de unidad, amor, otorgamiento y conexión que habita en la naturaleza, que nos da la energía que necesitamos para superar nuestros deseos egoístas con la tendencia de unidad,, amorosa y otorgante. Eso es que los macabeos ganan la guerra contra los griegos. 

Prosperamos cuando, por una parte, sentimos necesidad de ganar la guerra y por otra, no tenemos opciones y estamos en desesperación, es decir, bajo el ataque de los griegos. Mientras estamos bajo ataque, sentimos que necesitamos seguir peleando con todo lo que tenemos, si bien, sin ver ningún éxito por venir. En cualquier caso, debido a no sentir responsabilidad por ganar la guerra, no tiramos la toalla, porque sería como si estuviéramos de acuerdo en ser encerrados en confinamiento solitario del ego. 

En ese punto, sucede el milagro -la iluminación de la luz de unidad, amor y otorgamiento que nos carga con su energía omnipresente y ganamos la guerra. 

La guerra de Janucá es interna, tiene lugar en la frontera entre los deseos egoístas y los deseos de unidad, amor y otorgamiento. Nuestros deseos y pensamientos egoístas son lo que filtra nuestra percepción de la fuerza ilimitada de amor y otorgamiento que nos rodea y nos impregna y nos regocijamos en la revelación de esta fuerza cuando ganamos la batalla por la unidad, por encima de nuestros deseos egoístas. 

Video disponible en Inglés:

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: