Cruzando el Majsom

Cruzar la barrera del mundo espiritual es romper las barreras en el corazón de cada persona, las cuales evitan que se conecte con otros en el sistema global de Adam HaRishón, para revelar que todo está lleno de la luz superior, la fuerza superior de otorgamiento y amor. Debemos intentar abrir nuestro corazón y sentir nuestra verdadera conexión interna, es decir, al Creador

Todo lo que sucede en este mundo nos lleva hacia una sola meta: unirnos, conectarnos, revelar nuestra conexión dentro del sistema integral común y sentir una gota de unidad en nuestro corazón. Imaginemos que cruzamos las barreras entre nosotros, pasamos por todos los obstáculos y rechazo mutuo, que es nuestra resistencia a la conexión interna de los corazones. 

Mientras más nos esforzamos por la unidad, más nos convencemos de que somos opuestos a ella, de que odiamos este estado, el enorme, infinito abismo que nos separa. Pero si damos un paso hacia este abismo negro de nuestro egoísmo, si nos esforzamos por unirnos a pesar de la resistencia y cruzamos la barrera, es decir, si acordamos ir por encima de nuestro rechazo y odio, revelamos que existe una gota de unidad y conexión. 

Ahí, dentro de esta gota de unidad, descubrimos nuestra conexión con el Creador. El odio y rechazo, que se siente como un abismo insalvable, permanecerán porque todos los crímenes serán cubiertos con amor. Y al mismo tiempo, debo estar preparado para este paso. Y tan pronto como doy un paso hacia el abismo, descubro un terreno sólido bajo mis pies y puedo continuar. Pero eso es hasta después de que di un paso hacia adelante. 

Para un egoísta, no hay nada más terrible que la conexión. Y esto es toda la creación. El rechazo interno que encontramos en el corazón en contra de la conexión con nuestros amigos, es oscuridad, un abismo negro de odio y no hay nada peor que eso. La reacción contra la conexión es la experiencia más difícil de todas las situaciones posibles en la vida. porque proviene justo de la raíz de la creación. 

Pero, a pesar de todo, junto con nuestros amigos, sosteniéndonos el uno al otro, damos un paso adelante con los ojos cerrados. Sabemos que debemos hacerlo porque  sólo al hacerlo, podemos complacer al Creador y avanzar hacia la meta de la creación. 

Si esto es en realidad en aras del Creador, podemos actuar por encima de nuestra fortaleza, anularnos ante nuestros amigos y recibir fortaleza de ellos con la cual podemos seguir adelante. Sólo es posible a través del poder del grupo. 

Mi propia Sefirá Maljut no puede hacerlo. Pero tiene a las primeras nueve Sefirot y si me uno a ellas, obtengo toda su fortaleza. Así deben unirse con los amigos, doblegarse a sí mismos y alimentarse de su fortaleza. 

Sólo así podemos avanzar hacia el Creador: 

1) conectarme con mis amigos 

2) obtener fortaleza de ellos,

3) dar un paso hacia el Creador. 

Y, el Creador nos dará una gota de unidad para respirar. La decena se convierte en una vasija espiritual de diez Sefirot, dentro de la cual está el Creador que nos llena con la luz superior. Una gota de unidad es una gota de luz, una gota de la semilla espiritual, a partir de la cual nuestra alma comienza a crecer. 

La gota de unidad es revelada sólo en la medida de nuestros esfuerzos por unirnos. Si queremos acercarnos y no podemos hacerlo, la gota de unidad llega y nos conecta. Y descubrimos que es el Creador mismo, la gota de la semilla del estado futuro.
[277324]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/ene/21, “Rompiendo las barreras hacia la espiritualidad”

Material relacionado:
Afina las cuerdas de tu alma
El punto donde te fusionas con la decena
Una imagen rota

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: