Ilusión y realidad

Fuera de sí mismo, el individuo ve el mundo como inventado por él y por eso, puede cambiarlo.  

El mundo que vemos ahora está construido de nuestras cualidades internas no corregidas. Pero, podemos crear un mundo distinto -uno verdadero- sin nuestras características internas, sino con las que construiremos fuera de nosotros, en relación con los demás y con el Creador. Este mundo, el mundo espiritual, será real. Resulta que nuestro mundo realmente es místico y el mundo espiritual, es verdadero.

Podemos hacer todo esto ahora, mientras vivimos aquí en este mundo; podemos transcurrir los estados de vida y muerte e ir hacia la inmortalidad. Al final, el mundo superior no se basa en la absorción, como en nuestro mundo, en el que cuando cesa el gozo, se muere gradualmente. El mundo superior es infinito, porque su amor y otorgamiento son infinitos y sólo pueden crecer. Por lo tanto, la existencia en el mundo superior no ocurre dentro del marco del tiempo. 

El tiempo no existe. Sólo indica la depravación de nuestro mundo; fue -sucedió, pasó- era, será o no será etc. En el mundo superior, nos elevamos desde la perfección hacia un nivel, incluso mayor de perfección; el pasado está incluido en el futuro, por eso, lo sentimos como el mundo del infinito en espacio, tiempo, movimiento y en todo.

Vamos más allá de los límites de tiempo, más allá de todos los límites que nuestro ego pinta en el mundo corporal, dentro de nuestras terribles características. 

Ingresar al siguiente mundo, depende del grado en que adoptemos las cualidades de otorgamiento y amor. Tan pronto como comenzamos a adquirirlas, incluso a mínima escala, nos sentimos en un volumen distinto, un espacio diferente, nos movemos en un campo distinto, lidiamos con una fuerza diferente que nos jala hacia ella y que seguimos y la entendemos, nos adaptamos e identificamos con ella cada vez más. 

Esta es la revelación del Creador al hombre en este mundo. Luego, este mundo gradualmente desaparecerá, como la bruma y nos quedaremos sólo en el mundo espiritual y nos identificaremos con la fuerza superior de bondad y otorgamiento que se conoce como; Creador.
[276242]
De Kabtv “Cabalá  – La ciencia de la vida” 1/mar/18

Material relacionado:
Vivir para desarrollar el alma
Percepción de la realidad: un trampolín al mundo superior
Vivir en aras del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta