Placer sin fin

El Creador es lo absoluto. Quiere expresarse. No tiene otro medio para mostrar Su amor y expresarse en otorgamiento y amor. Por eso, creó a la criatura a la que puede darle todo.

Pero el deseo que surge en los seres creados es limitado; no pueden recibirlo todo ni disfrutar del amor del Creador. Ese es el problema. En última instancia, tan pronto como la creación comienza a aceptar la actitud del Creador y se llena de placer, el deseo se seca gradualmente.

Esto suele suceder durante la comida: mientras más como, menos apetito y sensación de placer tengo. Mi deseo disminuye hasta el punto de que ya no quiero comer, empujo la comida, incluso siento repulsión hacia ella, ¿cómo puede el Creador hacer interminable el placer en Su creación? Esa es Su tarea.

Esta es la solución: debe hacerlo de manera que no reciba para sí mismo. Que no disfrute de lo que recibe del Creador sino para deleitar al Creador.

Como el niño, por ejemplo, que come sólo para satisfacerse a sí mismo, es una cosa, pero cuando come para darle satisfacción a su madre, es un placer totalmente diferente. Así, crece, comprende la actitud de su madre hacia él y ambos se disfrutan, ambos están llenos de placer. Este es el propósito de la creación.

Por eso, la creación se crea de manera especial. Pasa por una serie de transformaciones, hasta que está preparada para disfrutar en bien del Creador, así como el Creador disfruta dando placer a Su creación.

Así, se vuelven similares, se unen y se aman.
[275787]
De Kabtv “Cabalá -la ciencia de la vida» 1/mar/18

Material relacionado:
La línea de ensamblaje espiritual
Ver y oír el sistema superior
Tomando ejemplo del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta