“¿Puede una persona ser considerada espiritual sin ser religiosa?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Puede una persona ser considerada espiritual sin ser religiosa?

Si, así es. La espiritualidad se enfoca exclusivamente en otorgamiento, mientras que la religión existe dentro de la esfera corporal, que es recepción y tiene esa intención. No obstante, puede ser incierto juzgar a la gente por sus acciones.

La espiritualidad exige que nunca se divida la creación en fuerzas opuestas, distintas y contradictorias, sino más bien que se atribuya todo a una única fuerza de amor y otorgamiento que está detrás de todo.

El ascenso espiritual se alcanza al atribuir a una única fuerza, eso que aparece ante nosotros, como bueno y malo. En otras palabras, la fuerza superior que se relaciona con nosotros con actitud de otorgamiento y amor, sostiene una “conversación” con nosotros usando las fuerzas del bien y el mal, para guiar nuestro desarrollo hacia el descubrimiento eventual de esa fuerza que está detrás de todo. Durante el proceso, nos adherimos a la fuerza espiritual que percibimos de arriba en nuestra realidad corporal y ascendemos los peldaños de la escalera espiritual.

Aunque en el camino espiritual, se pueden realizar todo tipo de costumbres religiosas, como producto de nuestra formación, educación, cultura y las tradiciones del país. Pienso que es positivo tratar la religión de esa forma.

Pero, la religión no debe reemplazar el progreso espiritual, porque el alcance sublime de la fuerza espiritual de otorgamiento y amor, debe estar por encima y más allá de todo lo demás. La religión en sí misma no interfiere con este alcance. Lo que puede hacernos retroceder del alcance espiritual es pensar falsamente que la religión puede sustituir a la espiritualidad. En otras palabras, acciones físicas y rezar según palabras escritas y de acuerdo a cierto horario, no nos conduce al alcance espiritual. Descubrimos la espiritualidad al desear tener y practicar las cualidades de la fuerza espiritual  -amor y otorgamiento- entre nuestras propias cualidades y relaciones, como está descrito en el principio, “Ama a tu prójimo como a tí mismo”.

En otras palabras, las intenciones, pensamientos y deseos son de suma importancia, nuestras acciones son secundarias. Muchos religiosos actúan por hábito, fueron educados desde su infancia para hacerlo, sin pensar. Pero no hay ascenso espiritual al hacerlo.

La espiritualidad, es decir, la intención de amar y otorgar, no se alcanza con acciones religiosas, sino con la conexión positiva con los demás en una intención común. Las acciones religiosas, sin embargo, no se cancelan. Son como una rama que simboliza la raíz espiritual y se puede seguir en esa cultura. Esas costumbres no interfieren ni ayudan al avance espiritual. Simplemente nos recuerdan que hay acciones espirituales, por eso debemos preservarlas a lo largo de las generaciones.

Video disponible en Inglés

De la lección diaria de Cabalá del 20/nov/11. Escrito / editado por estudiantes del cabalista, Dr. Michael Laitman.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: