entradas en '' categoría

La decena es una célula del cuerpo espiritual

La responsabilidad primaria de cada uno, es por su decena, por sus amigos, por la conexión común, en lo que la decena expresa nuestro deseo por el Creador, la exigencia al Creador para que corrija y cumpla nuestro deseo común. 

Cada individuo en la decena tiene que hacer este trabajo, esta es su misión personal, individual, con respecto a la decena. Cuando se conecten las decenas, de tal forma en que cada uno, dentro de sí mismo sea una célula sana, juntando todas las células podremos ensamblar un cuerpo espiritual. Será el “Hombre”, “Adam”. 

Sin embargo, hasta ahora, cada decena es sólo una célula básica y nada más. De este modo, conformamos una gota de semen que comenzará a multiplicarse y a crecer en la espiritualidad. Si no hay una gota de semen, formada por diez amigos, no podremos comenzar a crecer en el mundo espiritual.  

Esta condición yace ante nosotros como una barrera limitante (Majsom), un obstáculo que no nos permite entender la necesidad de nuestra conexión. Seguro que no podemos hacer por nosotros mismos este trabajo, pero debemos pensar, pedir y exigir que la fuerza superior haga el cambio dentro de nosotros.
[278255]
De la lección diaria de Cabalá 12/feb/21, “Mis hijos me vencieron” (Preparación para el congreso 2021). 

Material relacionado:
¿Qué tan real es nuestra realidad?
Lleva al mundo entero al equilibrio
«¿Qué es lo que más le asusta en la vida?» (Quora)

Construye en el centro de la decena

Estamos entrando al mundo espiritual acerca de que se dice: “Veré un mundo opuesto”. Ahora, es imposible imaginar este mundo al revés de nuestro mundo, porque no es un simple negativo donde es negro en lugar de blanco. 

Incluso si intentamos otorgar y amar aquí en este mundo, no podremos reflejar el mundo espiritual. No tenemos nada con que relacionarnos con el mundo espiritual: ningún entendimiento, ninguna sensación, ningún sabor. 

Entonces, tenemos que ir con los ojos cerrados. Y en realidad, nuestros ojos están cerrados y no vemos nada porque observamos dentro de nuestro deseo egoísta. Nuestra visión está dirigida hacia adentro y sólo nos preocupa nuestro estómago. 

Espiritualmente funciona exactamente en dirección opuesta. No podemos imaginar este opuesto. Si hago lo opuesto, no se volverá espiritual. Este es un error muy común. 

Caminar con fe en los sabios es seguir las instrucciones de los cabalistas con los ojos cerrados de manera que despertamos la manifestación del alma dentro de nosotros y revelamos la imagen del Creador, el atributo de otorgamiento, Bina, con la ayuda del Creador. Uno debe, al menos, comenzar a construir un lugar, la condición para la revelación de la fuerza superior de manera que esta área se vuelva de alguna manera similar al Creador. 

Antes que nada, es necesario hacer una restricción para liberar espacio de los deseos egoístas y comenzar a construir por encima, piso por piso, las etapas de otorgamiento: 0,1,2,3,4. 

Limpiamos el lugar de nuestro deseo de recibir y obtenemos una plataforma sobre la cual podemos construir el edificio del otorgamiento, es decir, dejar que el Creador se revele y lo construya. Debo remover mi “yo”, mi egoísmo y dejar que el Creador aparezca en este lugar. El Creador aparece sólo en el lugar puro que he puesto a su disposición. 

Y realmente necesitamos la ayuda de nuestros amigos para esto. Justo en el centro de nuestro egoísmo, en el punto central donde nosotros, egoístas, nos unimos, en el centro de la decena, debemos hacer espacio para la revelación del Creador, para la manifestación de la cualidad de otorgamiento, el alma comienza a crecer más y más desde el nivel más bajo, después el nacimiento: el embrión, amamantarlo, madurez. 

La cualidad de otorgamiento se desarrolla dentro de la cualidad de recepción, una forma dentro de otra como un embrión  que crece dentro del cuerpo de la madre. Y aun cuando el embrión es un cuerpo extraño para la madre, la naturaleza ha organizado para la madre el no rechazarlo, sino, al contrario, apoyarlo y cuidarlo en todas las formas posibles, con cuidados y amor. Todo el enorme cuerpo de la madre funciona sólo para el crecimiento del embrión. 

Y con el mismo amor de una madre cariñosa que espera a su hijo, necesitamos unirnos en la decena y cuidadosamente cultivar la cualidad de otorgamiento entre nosotros. Nadie puede crecer por sí mismos, sólo juntos en nuestra conexión, podemos imaginar la cualidad de otorgar y hacerla crecer más y más encima de nuestra cualidad de recepción. 

Todo nuestro cuerpo, basado en la recepción, trabajará para desarrollarse dentro del deseo por otorgamiento, el embrión espiritual será llamado hombre, Adam, porque será similar (Domé) al Creador. 

Puedes construir tu alma en un organismo espiritual total: un grupo que se anula, libera un lugar en su centro donde estará el vientre espiritual y la cualidad de otorgamiento será revelada. Como está dicho: “Ustedes Me construyeron”. 

Al liberar espacio del deseo de recibir y permitir que el deseo de otorgar crezca dentro del deseo de recepción, el Creador puede formar una forma dentro de otra. 

Por lo tanto, todo nuestro trabajo es sólo el trabajo de grupo. Si no busco al Creador a través de mis amigos, el Creador no es real. El mundo quiere conectarse con el Creador, dirigirse a Él. Pero podemos ver que sus intentos son inútiles. Y todo es porque la gente no se imagina al Creador correctamente: como una conexión entre las personas. 

El Creador es la cualidad de otorgamiento que construimos entre nosotros, en un lugar que liberamos de nuestro ego. Revelamos al Creador en nuestras cualidades de recepción, las cuales toman la forma de otorgamiento. 

No podemos alcanzar al Creador sin amor por las criaturas. Se dice: “Del amor de los hombres al amor del Creador; del amor de las criaturas al amor del Creador”. No son sólo palabras hermosas, sino una condición necesaria para lograr la verdadera revelación.
[278347]
De La lección diaria de Cabalá 14/feb/21, “Fe en los sabios para la fe por encima de la razón”

Material relacionado:
Todo comienza con una gota de semen
Como células en el cuerpo
La vida real comienza sólo en la decena

La envidia es la maquinaria para lograr el alcance

Es posible crecer de forma natural debido al crecimiento del deseo egoísta inherente en nosotros. Crecemos simplemente como un animal. Y es posible crecer bajo la influencia del entorno cuando envidiamos a otros y queremos adoptar sus cualidades y aspiraciones. 

La diferencia es que crecemos en el interior del sistema al ser incluido en el entorno. De esta manera, corregimos el sistema de Adam HaRishón, logramos conexión universal y llevamos todo hacia un solo sistema. 

Resulta que el desarrollo del hombre debido a la envidia, es sistemático y correcto y lleva hacia la corrección. Necesitamos desarrollar la envidia correcta y ser felices de que nuestros amigos son superiores a nosotros, porque entonces tenemos algo que aprender de ellos, algo qué envidiar y algo de qué tomar ejemplo. . 

Por lo tanto, todos querrán estar en un entorno más importante y poderoso. Uno querrá ver grandes personas a su alrededor, no débiles. Si se considera pequeño, podrá obtener más de los grandes y así crecer. La envidia es una fuente de fortaleza, motivación y las cualidades necesarias para lograr la meta de la creación. 

Obtenemos todo del entorno, por eso, la influencia del entorno sobre el hombre que está dispuesta a exponerse a esta influencia es la clave y garantía para un avance apropiado. 

La envidia es la maquinaria para el alcance de la creación, para el entendimiento del sistema de Adam HaRishón al cual todos estamos obligados a conectarnos. Por lo tanto, la envidia debe ser considerada la base del desarrollo. Si privas a una persona de la envidia, permanecerá como un animal. La envidia le permite llegar al nivel humano, el nivel de Adam, similar al Creador. 

Siempre que  usemos la habilidad de envidiar correctamente y estemos en el entorno que promueve el desarrollo de la envidia, hasta ese grado podremos elevarnos hacia un nivel más elevado. Todo depende de esta cualidad, si seré sólo un animal o un hombre similar al Creador que alcanza el bien y el mal y revelado todo el universo. 

Debemos siempre buscar de dónde podemos obtener deseos adicionales, a quién queremos envidiar. De quién queremos tomar un ejemplo, a expensas de qué fuerzas avanzamos hacia la meta de la creación y de dónde podemos obtenerlas. Así nos volvemos más y más apegados a nuestra decena, sin la cual no tengo oportunidad de avanzar ni de acercarme a la meta correcta. 

Mientras me aferro al grupo, comienzo a ver el propósito de la vida, su esencia y en última instancia, al Creador. 

Antes que nada, tengo que ver en la decena el sistema de Adam HaRishón porque no hay nada más y lo demás son sólo detalles menores. Y si doy más y más importancia a nuestra conexión, comienzo a ver el sistema completo a través de ella. 

Ya no veo a mis amigos sino a un sistema diseñado de tal manera que con la actitud correcta, revela al Creador para mí. En lugar de mi decena, revelo el sistema espiritual. 

La envidia de mis amigos me vincula con ellos, nos hace más cercanos y adecuados el uno para el otro. Nos conectamos en un sistema porque cada uno aprende de los otros. Observo al amigo y quiero adquirir sus cualidades. Construyo en mí una cualidad que tiene mi amigo y algo común aparece entre nosotros nos ayuda a conectarnos. 

Y otro amigo me observa, envidia habilidades mías que él no tiene y a causa de esta envidia, forma las mismas cualidades en sí mismo Además tenemos algo en común y nos conectamos. 

Resulta que debido a la envidia construimos conexiones, sinapsis que conectan a todos con los demás. Cada uno recibe diez Sefirot individuales con las cuales nos comunicamos mutuamente. De esta manera, una persona construye un sistema y se involucra en todos, comienza a sentir a todos desde el interior, y así alcanza el mundo nuevo, el mundo espiritual.
[278521]
De la lección diaria de Cabalá 16/feb/21, “Envidia”

Material relacionado:
Envidia: clave para una buena relación (futura)
Evoca envidia en los amigos
La envidia es una cualidad útil

Sintonizando con el rango de la revelación del Creador

Mi ego busca defectos en mis amigos. Pero si quiero avanzar en la espiritualidad, debo, al contrario, ver sus méritos y envidiar su éxito. Pues, no tengo suficiente deseo de lograr la meta, ¿de dónde más puedo obtenerlo?

Alguna vez fui Adam HaRishón, un alma común, un gran deseo. Pero después este deseo se fragmentó en muchas piezas y fue dejado con sólo una diminuta pieza de toda la enorme vasija del sistema del alma común. Ahora tengo que mover esta raquítica pieza hacia el enorme deseo que tenía cuando estaba incluido en todo el sistema. 

Esto sólo puede ser logrado a través de la envidia. La envidia es una herramienta muy importante que incrementa nuestros deseos y oportunidades. Y sin hacer crecer el deseo, es imposible moverse hacia la meta. El Creador necesita cierto volumen para ser revelado, llamado “medida completa” (Seah). Él no puede ser revelado en una vasija que puede recibir sólo unos gramos de satisfacción. 

Digamos que la experiencia espiritual comienza con recibir diez kilogramos de satisfacción. Cuando encontramos la necesidad de recibir placer, comienzo a sentir mi deseo vacío y después satisfecho. Y si mi carencia es menor que eso, no siento nada. 

Todos nuestros órganos sensoriales están organizados de la misma manera, trabajan sólo en cierto rango. Los dispositivos detectan que existen muchas ondas diferentes alrededor de nosotros: sonido, luz, pero no las vemos ni escuchamos. Comenzamos a percibir la señal, comenzando desde cierto nivel y hasta cierto nivel, es decir, en un  rango limitado. 

Funciona de la misma manera en el mundo espiritual. Si queremos comenzar a sentir la espiritualidad, debemos incrementar nuestro deseo de disfrutar en adición a lo que recibimos en la fragmentación ¿A expensas de qué puedo convertir un gramo de deseo que tengo en diez gramos? Sólo tomando los deseos de otros puede sentirte impresionado por sus cualidades y necesidades. 

Así, nos reunimos en grupos, aprendemos juntos, discutimos y así nos involucramos en los deseos el uno del otro. Y el que no quiere mezclarse con los deseos de otros no tiene oportunidad alguna de revelar al Creador. El Creador se revela entre nosotros en mi deseo de recibir que es incrementado al conectarme con mis amigos. Por lo tanto, sin la envidia, que nos permite expandir el Kli, no seremos capaces de revelar al Creador. 

El hecho es que antes del pecado del Árbol del Conocimiento y la ruptura de Adam HaRishón, todos estábamos conectados e incluidos de manera ideal. Pero como resultado de la fragmentación, cada uno se separa de los demás y ahora carece de lo que tienen los otros. 

Antes de la fragmentación, cada uno tenía el mismo deseo común y ahora sólo su punto personal permanece mientras las otras cualidades se pierden para él. Y sin anexarlos a él, no será capaz de revelar al Creador en ellos. Por lo tanto, la revelación del Creador depende de cuánto he llegado a involucrarme en las cualidades de un amigo. 

Es acerca de esto que se dice: “No te falta nada, sólo salir al campo que el Señor bendijo y reunir todos esos órganos flácidos que cayeron de tu alma y unirlos en un solo cuerpo”. Este es nuestro trabajo. En este campo, bendecido por el Creador, encontramos todos nuestros deseos rotos y queremos reunirlos, para unirlos. 

Y todo es a causa de la envidia. En  este momento estoy en mi egoísmo y envidio a mis amigos, lo que tienen. A causa de este enfoque hacia ellos, me involucro en sus deseos, y restauro la vasija completa de Adam HaRishón. De esta manera, corrijo la fragmentación y me acerco a la meta de la vida, la meta de la creación.
[278457]
De la lección diaria de Cabalá 15/feb/21, “Envidia”

Material relacionado:
La envidia es una fuerza tremenda
La envidia es la maquinaria del desarrollo
Envidia como acelerador para el avance

“¿Cómo podemos ver o hacer que nuestro destino sea realidad?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Cómo podemos ver o hacer que nuestro destino sea realidad?

Cada uno debe analizarse y elegir lo que sea su verdadero destino, ¿cuál es nuestro verdadero destino? 

Eventualmente descubriremos que nuestro verdadero destino no se encuentra en esta vida limitada, es decir, no está en alcanzar ningún logro corporal o profesional. Hoy estamos llegando a los ocho mil millones de personas en el planeta y no hay necesidad de que nadie se enfoque en las profesiones que teníamos antes, donde la gente veía su destino en ser un gran artista, científico, doctor, empresario y similares.

Hay una nueva necesidad creciente en la humanidad, que requiere lidiar con el destino a un nivel diferente. 

El verdadero destino del hombre en el mundo es conectarse positivamente, por encima de la tendencia divisiva del ego humano y descubrir un nuevo nivel de vida en esa conexión. En otras palabras, donde el ego humano demanda satisfacción a expensas de los demás y de la naturaleza, nuestro verdadero destino es elevarnos por encima de esta tendencia natural que se nos dió y descubrir un nuevo mundo sin los límites de los dictados y restricciones del ego.

El nuevo nivel de vida que podemos descubrir en la conexión positiva con los demás, por encima de nuestros deseos egoístas, es la vida espiritual. “Espiritual” significa vivir por encima de nuestras condiciones y limitaciones corporales, por encima de los límites de tiempo, espacio y movimiento. “Corporalidad” se define por las fuerzas egoístas de recepción y “espiritualidad” por las fuerzas altruistas de entrega y otorgamiento.

Video disponible en Inglés

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

“¿Cuáles son los principios de la educación?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Cuáles son los principios de la educación?

El principio clave para la educación es “Ama a tu prójimo como a tí mismo”. 

Entender este principio nos lleva al desarrollo completo del potencial humano y a la creación de una sociedad feliz y confiada, en la que el individuo se sienta totalmente seguro y a salvo. 

Además, al buscar el estado de amor común, otorgamiento, cuidado y conexión positivos en la sociedad humana nos lleva al total entendimiento de nosotros mismos, de la naturaleza y de las leyes fundamentales que rigen nuestra existencia en este mundo.

Nos conduce al equilibrio con la naturaleza, que es la cualidad de amor y otorgamiento y así, al mejorar actitudes y relaciones similares entre cada uno, cumplimos con nuestro papel en la naturaleza y nos sentimos en unidad con ella.  

Actualmente nos sentimos separados de la naturaleza. Nos sentimos como individuos con metas egoístas, intereses y preocupaciones propias, estas características se oponen a la cualidad altruista de la naturaleza.  

Por eso, al implementar el método de conexión humana, que nos permite alcanzar el estado de amor y cuidado mutuo, aumentamos el equilibrio con la naturaleza y experimentamos su respuesta positiva: Encontraremos que los muchos problemas que vivimos en la realidad de hoy, desaparecerá simplemente, pues están cimentados sobre pensamientos y actos en oposición egoísta, contraria a la forma altruista en la cual la naturaleza piensa y actúa.  

Después de establecer el principio fundamental, que el objetivo de la educación debería ser lograr equilibrio con la naturaleza al “Ama a tu prójimo como a tí mismo”, esa es la clave para nuestros niveles finales de felicidad, confianza, seguridad, comprensión, sensación y conciencia, después hay algunos otros principios de educación que ayudan a guiar nuestro camino. 

Uno es la constancia. Es decir, educar para alcanzar el estado de amor común y de conexión positiva es para cada individuo, de todos los grupos de edad, desde los más pequeños hasta los más grandes, de todos los géneros, razas e idiomas. No empieza y termina en un cierto período, como nuestros sistemas actuales de educación primaria, secundaria y superior. Más bien, la educación no es lo que sucede en las aulas, sino que somos educados por los mensajes y ejemplos que absorbemos en nuestra sociedad. Deberíamos, consumir de forma regular la información en toda clase de formatos, por ejemplo, televisión, radio, Internet, dispositivos móviles y similares, tanto como participar ocasionalmente en eventos que brinden un método para la conexión positiva en sociedad. 

Además, para que sea efectiva esta clase de educación, idealmente deberíamos estar registrados en un sistema en el que necesitemos conducir y reportar distintos ejercicios de forma regular. Los ejercicios deberían buscar incrementar nuestra conexión positiva con los demás y desarrollar una actitud más genuina de amor y cuidado hacia otros, por encima de nuestras actitudes egoístas.  

La implementación de estos principios educativos en la sociedad, nos elevarán hacia un nuevo nivel de conciencia humana en el que sintamos paz, amor, unidad y armonía a partir del novedoso equilibrio que logremos con la naturaleza.

Video disponible es Inglés

Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman

Desarrollo del método de corrección

Baal HaSulam, La profecía de Baal HaSulam: toma esta espada en tu mano y cuídala con tu corazón y alma, porque es una señal entre Mí y tú, que todas esas cosas buenas sucederán a través de ti, porque hasta ahora, no tuve un hombre fiel como tú, para darle esta espada. … Y me dije a mí mismo: “Que le conceda a los habitantes del mundo una gota de la pureza de esta espada, porque entonces ellos conocerán que lo placentero del Señor está en la tierra. 

El Creador dice que a través de Baal HaSulam Él le da al mundo un método de corrección que nunca ha sido transmitido a nadie antes. 

Mi maestro fue el hijo mayor de Baal HaSulam y tomó el método de corrección de él y me lo transmitió a mí. Es de verdad el más adecuado para esas almas que ahora están descendiendo a nuestro mundo. Con su ayuda, podemos corregirnos, corregir al mundo y lograr la meta de la creación

“Te elegí para ser sabio justo en toda esta generación, para sanar el sufrimiento humano con salvación duradera. Toma esta espada en tu mano y cuídala con tu corazón y alma, porque es una señal entre Yo y tú, que todas esas cosas buenas sucederán a través de ti, porque hasta ahora, no tenía un hombre tan fiel como tú, para darle esta espada”. 

Por eso, cuando el Creador dice en esencia: “Eres una persona especial y es a ti que le confío esta espada, esta técnica, la llave de la salvación”, no son palabras vacías. 

 Comentario: Se sabe que el Creador le dijo a Moisés lo mismo en su salida de Egipto. 

Mi respuesta: En ese momento, fue necesario. Pero la Torá que Moisés estableció no es suficiente para nuestra generación porque las almas han pasado por muchos cambios egoístas desde entonces y en nuestra generación, necesitan un nuevo enfoque. 

Ni siquiera un nuevo enfoque sino un desarrollo de la técnica previa para construir un método de corrección real a partir de ello. Esto es lo que añadió Baal HaSulam.
[278327]
De Kabtv “El poder del Libro del Zóhar” #5

Material relacionado:
En el grado de profecía
Profecía cabalística
Los cabalistas en la grandeza de Baal HaSulam, Parte 1

La creación y su parte femenina

El Libro del Zóhar,Jayei Sará” [La vida de Sara], Capítulo 80: ¿Por qué hay todo tipo de brujería y magia en la mujer? Porque cuando la serpiente vino a Eva, arrojó suciedad en ella. La arrojó sólo en ella y no en su esposo y los hechizos se extienden desde la suciedad de la serpiente. Por eso la brujería está en la mujer. 

En Cabalá, la mujer es una parte muy importante de la creación, incluso más importante que la parte masculina, pues todo viene de ella. La parte masculina es sólo el enlace entre la parte femenina y el Creador. 

Toda la creación es la parte femenina. Por eso, el nacimiento, las etapas de ascenso y todas las acciones de creación son realizadas en una mujer. El hombre en el mundo sólo provee para ellas, pero la vida misma está en las mujeres

Y es verdad. Si los hombres lo entendieran y estuvieran de acuerdo, el mundo sería mucho mejor, más correcto. Desafortunadamente, aún no estamos corregidos. 

Desde el punto de vista espiritual, la parte femenina en la creación es llamada deseo y la masculina es llamada intención. El Creador creó el deseo y después, fue creada la intención correcta: en aras del Creador. Pero cuando esta intención fue corrompida por el así llamado “pecado”, se convirtió en su opuesto. Es decir, la intención de dar fue reemplazada por recibir en aras de uno mismo sin ningún amor o compasión por otros. 

¿Por qué decimos que la mujer es corrupta, que tiene todo el mal en ella, que tiene el veneno de la serpiente y el hombre no? Porque el mal se manifiesta en la parte femenina. Aunque, no me refiero en absoluto a las mujeres. Cuando digo “mujer”, lo asocio sólo con cualidades espirituales. No debes percibir mis palabras a nivel de nuestro mundo. 

Entonces, Eva no fue corrompida antes del cambio de la propiedad de “recibir” de Adam, Adam mismo fue corrompido y por esa causa, el mundo entero, incluida Eva, fue corrompida. Ella era el enlace de transferencia desde la serpiente hasta Adam. Cuando Adam pecó, ambos descendieron  al nivel más bajo, al estado de pecado permanente, y a partir de este estado egoísta, deben salir. 

La salida es principalmente llevada a cabo con los esfuerzos de Adam, la parte masculina de la creación, porque está involucrado en corregir la intención y debe cambiarla de recibir a dar. La parte femenina es más pasiva. Ella acepta esta intención y trabaja con ella. Y lo vemos en la práctica en el carácter femenino y el masculino, en su enfoque hacia el mundo.
[277405]
De Kabtv “El poder del Libro del Zóhar” #4

Material relacionado:
Paz entre marido y mujer
Dos partes de la creación
Un paso hacia la puerta abierta

No basta con amar a los demás

Pregunta: Los científicos llaman a la oxitocina la hormona del amor. Creenían que se requiere principalmente durante el parto. Luego se dieron cuenta de que es lo principal en la comunicación entre madre e hijo. Luego descubrieron que la base de la comunicación entre amantes y amigos es la oxitocina.

Ahora, los científicos de la Universidad de Toledo lo ofrecen como antivirus. Dicen que si el virus inhibe el sistema inmunológico, la hormona del amor, por el contrario, lo eleva. Este equilibrio dará fuerza. Básicamente, ¿su tratamiento se basa en inyectar la hormona del amor?

Respuesta: No, no se trata de empezar a amar a los demás. El caso es que hay una reconstrucción interior. Además, debe ocurrir bajo presión, a voluntad, con el esfuerzo de la persona misma.

Pregunta: Como resultado, ¿está usted en contra de estos tratamientos médicos?

Respuesta: ¡No, no estoy en contra de ellos! ¡Sí a los tratamientos! Pero no para curar al hombre del odio. No puedes hacerlo; lo reprimirás. El Creador dijo: “Creé la inclinación al mal, pero en contra, te di la luz superior especial, que debes aplicar gradualmente. Sentirás y verás que te conviertes en humano «.

El hombre debe pasar estos difíciles estados, por sí mismo. Debe entender por qué el Creador lo hizo así.

El hombre debe entender por qué fue creada mal. Debería comenzar lentamente por no eliminar este mal, sino cubrirlo con bien, con la ayuda de la influencia superior, la luz superior y acercándose al Creador. Recibe del Creador la cualidad de otorgamiento y amor que es opuesta a la cualidad del hombre: recibir y odiar, es la cualidad natural, es decir, la inclinación al mal en el hombre. Y, así avanza.

Este es un trabajo serio que el hombre debe hacer por sí mismo. Fue lo que el Creador nos dio para trabajar. Debemos crear un ser humano a partir de nosotros mismos, moldearlo nosotros mismos.
[278153]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 22/oct/20

Material relacionado:
La vacuna ya está en cada corazón
¿De dónde vino el virus?
Nueva Vida #89 – El poder sanador de la mente, parte 2

Dos tipos de conexión entre maestro y alumno

Pregunta: Cientos de miles de personas han descubierto la sabiduría de la Cabalá. Esto es una revelación y una gran alegría para ellas. Aunque no es tan sencillo. Necesitamos encontrar un maestro, no sólo encontrarlo, sino establecer conexión con él, ¿qué es conexión en el camino, con un guía, con un maestro?

Respuesta: Hoy, el maestro no es necesariamente el que está a tu lado. Hubo un tiempo en el que el alumno vivía con su maestro. Ahora ya no es necesario, pues podemos comunicarnos muy bien con conexiones virtuales.

Por tanto, ya no es necesario que el maestro y el alumno estén en contacto directo entre sí. Pero se necesita la conexión con el maestro para aprender de él.

Pregunta: ¿Cómo se construye esta conexión? ¿qué se requiere del alumno y posiblemente, del maestro?

Respuesta: El punto es que hay diferentes tipos de comunicación con el maestro. Uno de ellos es el común, como en la universidad donde ingresas al aula, te sientas, asistes a clases, luego, apruebas exámenes y te vas, prácticamente sin ningún contacto con el profesor. Aprendes de tus apuntes, de lo que te da, pero nada más.

Hay una conexión más clara, cuando el maestro influye directamente en el alumno y lo cambia. Además, el maestro lo observa, lo educa individualmente, le presenta requisitos muy serios. Aunque el alumno, no siempre está dispuesto a aceptarlos.

Pregunta: ¿La disposición para aceptar esos requisitos depende de la persona o de algunos factores preliminares?

Respuesta: Sí, hay factores preliminares, pero no son suficientes. Para llevarlos al estado de ser suficientes, se necesita el esfuerzo del propio alumno.
[278081]
De Kabtv «Maestro – alumno» 2/jul/19

Material relacionado:
La conexión con el maestro
Sigue al maestro que ve el camino
No puedes llegar a la espiritualidad sin una guía