No puedes llegar a la espiritualidad sin una guía

Sin fe en los sabios, es imposible alcanzar fe por encima de la razón y conectarse con el Creador. Pues, no hay conexión directa entre nuestro deseo egoísta y el deseo de otorgar. Dado que estamos dentro del ego, no podemos llegar al deseo de otorgar ni siquiera entendemos qué es ni cómo acercarnos. Por eso, necesitamos un guía que pueda llevarnos de la sensación de este mundo a la del mundo superior.

Estamos en este mundo, es decir, en el deseo de recibir y sólo así sentimos el mundo. El egoísmo determina todas nuestras cualidades, controla nuestro corazón y nuestra mente. Al mismo tiempo, queremos sentir la realidad en el deseo de otorgar.

Sin embargo, no sabemos qué es el deseo de otorgar ni cómo desarrollarlo para sentir otra realidad, como se dice: «Veré un mundo opuesto». Necesitamos pasar por una transición especial y puede llevar mucho tiempo e incluir muchos estados intermedios entre este mundo y el siguiente, el dominio del deseo de recibir y del deseo de otorgar.

Esa transición no puede ocurrir de una vez, sino de acuerdo con lo dicho: «Sólo el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida».

Por eso, necesitamos un sabio que viva en ambos mundos a la vez y pueda enseñarnos a hacer esa transición. No todos los que alcanzaron el mundo espiritual pueden ser guías. Requiere coherencia en los sentimientos y comprensión, comprensión de ambos mundos y el conocimiento de cómo hacer la transición de un mundo al otro, paso a paso.

La propiedad de este conductor se llama Moisés. Por un lado, está en las cualidades del Creador, por otro, como «pastor leal», puede tomar la misión de guiar a la gente, sus discípulos, de este mundo al mundo espiritual y cumplir las instrucciones del Creador.

Fe en los sabios, es decir, el maestro del camino espiritual, es lo mismo que creer en el camino mismo, creer en el Creador y en las acciones que realizamos. El éxito depende de si me adhiera al maestro y lo siga. Como si estuviera en una caminata, cuando pasas por un área desconocida y llena de peligro, en caminos no transitados, debes tener ropa y zapatos adecuados, un bastón adecuado en la mano, seguir al que va adelante y seguir el rastro del que está frente a ti. Así puedes avanzar con confianza.

Ésta es la primera regla que debe aprender el principiante al entrar en el camino espiritual, un camino inexplorado, desconocido y desconcertante. Por eso, el primero en caminar es el que tiene mucha experiencia y ya recorrió el camino. Los que le siguen no conocen el camino.

Es costumbre hacerlo en una caminata corporal y más aún en la espiritual, porque allí no sabemos nada de lo que debemos hacer para dar un solo paso correcto y avanzar. Además, el ego siempre nos confunde y nos extravía. Necesitamos tener tantos indicadores claros como sea posible para ayudarnos a avanzar sin tropezar ni caer.
[278341]
De la lección diaria de Cabalá 14/feb/21, «Fe en los sabios como medio para lograr fe por encima de la razón»

Material relacionado:
El Libro del Zóhar: la guía de la espiritualidad
¿Cómo encontrar guía en el camino espiritual?
El arte de seguir al guía

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta