“¿Nos dirigimos a una tercera guerra mundial?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Nos dirigimos a una tercera guerra mundial?” 

Vivimos en tiempos sin precedentes. En nuestra era, la humanidad se está volviendo cada vez más interconectada y junto a esta conexión que aumenta, descubrimos más y más resistencia, rechazo y oposición. Además, hoy también vemos que no tenemos idea de qué hacer ante nuestra creciente división. 

En el pasado, resolvimos con guerras la creciente división. Las naciones y los estados encontraron dirección y motivación en sus mutuas conquistas por control y gobierno sobre las demás naciones y pueblos.   

Sin embargo, hoy ya no vemos un discurso mediático de que la guerra sea solución a nuestros problemas. También se vuelve cada vez más claro para los líderes mundiales, que la guerra no resolverá nada. Los gobiernos se están dando cuenta de que ni siquiera pueden controlar a su propia población y la idea de conquistar y controlar a las demás naciones se vuelve más difícil. 

La gente se está dando cuenta de que no tenemos energía para ir a la guerra, sin embargo, al mismo tiempo, los gobiernos siguen vigorizando sus fuerzas militares. 

Las guerras entre países son reemplazadas por guerras frías entre naciones, donde se incrementa la división y la polarización y no deja descansar a nadie, en especial a nivel de los líderes de los países. Actualmente, los líderes de los países tienen que lidiar con la cada vez más fuerte oposición política y se esfuerzan por calmarla. En tal situación, los países se involucran más en guerras internas y menos enemigos externos.  

Observando desde arriba, vemos que la naturaleza incrementa constantemente nuestra interconexión e interdependencia y hasta que ajustemos nuestra actitud y nos adaptarnos positivamente a esa conexión, viviremos en forma negativa. Si bien la guerra es un fenómeno trágico y desafortunado, en el pasado se consideró una solución que dió impulso y dirección al movimiento de los países. No obstante, hoy en el proceso de aumentar la conexión externa y el crecimiento de la división en nuestra actitud hacia los demás desde lo interno, la naturaleza nos está agotando. Esta creciente negligencia de los líderes del mundo y sus poblaciones, están haciendo que las división entre países sea menos importante que la división dentro del país y finalmente aumenta el deseo en nosotros por una conexión sincera. Eventualmente veremos que sólo la conexión por encima de las divisiones puede llevarnos a la paz, al equilibrio y a la armonía.  

Al punto en el que tanto los líderes del mundo como su población sienten impotencia y que el control está fuera de sus manos, se le conoce como “reconocimiento del mal”. Es una fase en la que necesitamos pasar hacia una conexión más positiva y sensación de vida. Esta fase tiene lugar para que desarrollemos un sincero deseo por conectarnos por encima de las divisiones. 

Con la creciente división, nos desarrollamos en el entendimiento de lo que significa la unidad. Anteriormente nos relacionamos a la unidad en términos de familias, tribus y naciones. Hoy la unidad necesita ser revelada a una escala mucho más amplia, en la que no se define como la unión de un grupo contra otro, sino como la unión por encima de la división. 

Por eso, si entendemos el principio de unidad por encima de la división, sabemos cómo abordarla y cómo invitar a la fuerza fundamental de conexión que habita en la naturaleza como el poder que nos conecta, podremos encontrar un nuevo estado de armonía en la humanidad: la unión de la humanidad sobre las fuerzas de división dentro de cada uno de nosotros. 

Basado en la lección diaria de Cabalá con el cabalista, Dr. Michael Laitman, 30/ene/21.  Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta