Plegarias diferentes

¿Cuál es la característica de la plegaria cabalista que la distingue de las plegarias de la gente común? La plegaria de la gente común emana de su ego, sin ninguna intención de unirse con otros ni de ascender hacia el Creador. 

Por eso, esa plegaria tiene un efecto puramente psicológico, calma a la gente pero no cambia nada en realidad. No tiene ningún efecto en las fuerzas espirituales. 

Es posible influir las fuerzas que gobiernan la creación sólo al unirse. Si la decena se une, toda la decena actúa como una, en relación con la fuerza superior. 

Y si no nos unimos en decenas, por encima de nuestro ego, no tenemos ningún impacto sobre la fuerza superior, que puede ser influida sólo al grado de equivalencia de propiedades y para un mínimo de equivalencia necesitamos unir nuestras actitudes en la decena, 

Por eso, las plegarias de la humanidad hacia el Creador no tienen efecto en Él. Son una reacción natural del deseo de recibir placer, que el Creador mismo le dio a cada uno. Y no tiene  sentido para Él, escuchar las peticiones del deseo de recibir placer que Él creó. 

Pero si combinamos nuestros deseos en la decena y a pesar de nuestro ego, queremos lograr algo más elevado, es decir, el poder de otorgamiento en lugar del poder de recepción, que nos dio el Creador y realmente acudimos a Él, como la fuente de otorgamiento. Él nos dará el poder de otorgamiento con el que llegaremos a ser como Él. 

Nuestra plegaria busca que nos volvamos como el Creador y ganemos el poder de otorgamiento, como Él. Y es posible sólo si nos unimos en la corporalidad. 

Las demás plegarias, sin importar la religión a la que pertenecen, son peticiones para una satisfacción egoísta. Por lo tanto, no son de ninguna utilidad, excepto para gradualmente, guiar al hombre a la necesidad de pedir por conexión con los demás y adhesión con el Creador en base al poder de otorgamiento y no el poder de recepción.

Esa es la enorme, diametral diferencia de la plegaria del cabalista en la que pedimos ganar el poder de otorgar, que está por encima de nosotros, fuera de los intereses personales, en aras de otros, en aras de la humanidad y en aras del Creador. Cada uno pide tener el poder de dar a todos, excepto a sí mismo, porque así se asemeja al Creador, que otorga a todos excepto a Sí mismo. Por eso, esa plegaria es significativamente diferente de todas las otras plegarias.
[278249]
De la lección diaria de Cabalá 12/feb/21, “Mis hijos me vencieron” (Preparación para el Congreso 2021) 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta