entradas en '' categoría

Hagamos espacio dentro de nosotros para el Creador

La realidad está llena de nuestro gran ego. El mundo entero, la naturaleza inanimada, las plantas, los animales y las personas, son grados de nuestro deseo egoísta en el que debemos comenzar a hacer espacio para la fuerza del otorgamiento, la fuerza del Creador.

Trabajamos dentro de nosotros mismos, dentro de nuestra percepción del mundo, de nuestra conexión y creamos un lugar donde el Creador puede colocar el embrión de Su cualidad de otorgamiento y comenzar a crecerlo dentro de nosotros.

El Creador influye en nosotros, tanto desde dentro como desde fuera. Estamos dentro de la luz blanca, que deliberadamente se restringe para que podamos existir en ella. Así, nos encontramos dentro de un espacio vacío liberado de la presencia del Creador y no lo sentimos.

Un rayo de luz entró en este espacio vacío y comenzó a construir objetos y mundos espirituales dentro de este vacío. Estamos dentro del Creador, bajo Su control total. Pero, así es como se ve desde el lado del Creador.

Desde el lado de los seres creados, existimos en un espacio vacío, supuestamente libre del control del Creador, porque no lo vemos ni lo sentimos. Por eso, pensamos que somos los dueños del mundo y de nuestra vida.

Pero, de hecho, el Creador nos educa y nos hace entender que no sabemos dónde estamos realmente. Así, comenzamos a buscar de qué depende nuestra vida y descubrimos que hay la fuerza superior que determina y realiza todo y anhelamos revelarla.

Así les sucedió a los cabalistas de las generaciones pasadas, hasta que revelaron el método que nos permite conectarnos con el Creador y nos lo transmitieron a los seres creados en este mundo, el método se llama la sabiduría de la Cabalá.
[278969]
Del Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo la vida en la decena» 27/feb/21, «Ibur en la decena», lección 5

Material relacionado:
Un cero de diez Sefirot
Los diez mandamientos de la conexión
Una nueva vida #881 – Concepto del grupo de diez en la sabiduría de la Cabalá

No fantasías, sino la corrección verdadera

Si una persona anhela intuitivamente al Creador y le parece que siente la fuerza superior, sigue siendo fantasía y autoengaño. No es suficiente para la concepción espiritual.

Para convertirme en embrión espiritual, necesito, de algún modo, separarme de mi ego. Y sólo se puede hacer conectándome con los amigos. En el punto de mi conexión con los amigos, se forma el mismo lugar de anulación de mi egoísmo en el que el embrión espiritual comenzará a crecer.

No es fantasía, sino un deseo verdadero que existe en la naturaleza y necesitamos corregirlo para sentir la fuerza superior. De lo contrario, esa fuerza no nos será revelada.
[278978]
Del Congreso Mundial de Cabalá, «Descubriendo  la vida en la decena» 27/feb/21, «Ibur en la decena», lección 5

Material relacionado:
El firmamento, los justos, y el final de la corrección
Todo viene de la fuerza superior
Cabalá – El don de la conexión con la fuerza superiorLigas internas

El germen del otorgamiento

La revelación del Creador comienza con un estado llamado “embrión”. Es la primera acción espiritual que debe ser realizada al preparar un lugar dentro de nosotros para el embrión del otorgamiento, la sensación de la primera revelación del Creador. 

Para esto, es necesario lograr inclusión mutua con los amigos, de manera que nuestra unión no sea para nosotros mismos, sino en bien de otros. 

Aún no podemos actuar en aras del Creador, por eso, por ahora debemos amar sólo a las criaturas, para así llegar a amar al Creador en el amor por las criaturas. La conexión debe ser tal que nadie sea dejado con su ego, sino que quiera unirse con los demás, perderse, sumergirse en los amigos. Si todos pierden su “yo”, la fuerza del egoísmo, se formará un lugar entre nosotros para la revelación del Creador. 

Esta es la preparación para el embrión espiritual: 

  1. Cada uno se anula a sí mismo. 
  2. Sale de sí mismo y lograr inclusión en otros, por encima de su ego.
  3. Conecta todas esas inclusiones mutuas. 

Cuando llegamos a esa conexión mínima, se forma un lugar en nosotros para la revelación del Creador que puede soportar esta auto-abolición y unión y comenzar a crecer como un embrión dentro de nosotros, la propiedad de otorgamiento, como una forma dentro de otra. 

Cada vez debemos hacer espacio en nosotros, de manera que este embrión de la fuerza de otorgamiento crezca y se desarrolle más y más. Cancelamos nuestro ego en todas las propiedades, deseos, pensamientos, en diferentes niveles, cada vez permitiendo a la fuerza de otorgamiento manifestarse en nosotros, en lugar de la fuerza de recepción. Mientras más reducimos la fuerza de recepción, más se viste la fuerza de otorgamiento en nosotros, es decir, el Creador. 

A cada paso, el Creador se revela a Sí mismo con mayor fortaleza, amplitud y profundidad interna, hasta que Él reina sobre todos nuestros deseos, sobre toda la tierra. El Creador y Su nombre se convertirán en uno, como un deseo y una luz, toda la gente en unidad común. 

Y comienza en que cada decena crea condiciones dentro de ellos mismos para la revelación del Creador, con el fin de comenzar a hacer crecer dentro de sí mismos el embrión de la fuerza superior. Nuestra Maljut se corrige y puede comenzar a sentir al Creador en ella. Debido a que hace una reducción en sus propiedades, no quiere usarlas, gradualmente se convierten en propiedades de otorgamiento. 

De esta manera, el Creador coloca una forma dentro de otra, dentro de nuestra forma egoísta, una forma altruista comienza a surgir y desplegarse. 

Esto es revelado de acuerdo con nuestro esfuerzo, conocimiento y entendimiento, de modo que nos sentimos como socios del Creador en este trabajo; comenzamos a sentirlo a Él y a darle a Él placer.
[278961]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubriendo la vida en la decena” 27/feb/21, “Ibur en la decena”, lección 5.

Material relacionado:
Un embrión no tiene derecho a criticar a su madre
La concepción es el primer nivel de la realidad espiritual
Una dieta sana para el embrión

Una red de alto voltaje

La revelación del Creador depende sólo de la conexión entre nosotros, de la naturaleza y la fortaleza de la conexión. No hay otra forma de recrear nuestra red de conexiones dentro de la cual el creador puede manifestarse. 

Esa red de conexión fue creada inicialmente, pero más tarde se fragmentó. Ahora necesitamos restaurarla. La diferencia es que al hacerlo, nos sobreponemos a la resistencia del ego que el Creador introdujo en nuestros deseos durante la fragmentación, como está dicho: “Yo creé la inclinación al mal”. 

Sin embargo, a pesar de esta resistencia, queremos restaurar nuestra conexión. Y el Creador será revelado dentro de esa red, porque de la diferencia en el potencial entre más y menos, surgirá el deseo de disfrutar y el deseo de otorgar, suficiente para revelar al Creador. El Creador comenzará a revelarse en el contraste entre esas dos cualidades: dar y recibir. 

De otro modo, la creación no podría revelar la fuerza superior. Antes del pecado del árbol del conocimiento, la creación era Adam HaRishón, un alma que no entendió lo que le sucedía. Su trabajo interno no pudo revelar al Creador; por eso, Él la rompió. 

Ahora, con el fin de revelar al Creador, debemos convertir el deseo egoísta, formado durante la fragmentación, en el deseo de otorgar. 

Así, en esta diferencia de potenciales, el deseo egoísta que viene de la fragmentación y el deseo altruista creado durante la corrección, revelaremos al Creador entre el más y el menos. Mientras más grande es la diferencia entre el más y el menos, más grande es la revelación del Creador.
[278916]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubriendo  la vida en la decena” 25/feb/21, “La alegría en la reunión”, lección 1

Material relacionado:
¿Cómo descubrirá el mundo la fuerza superior?
La diferencia entre el egoísmo espiritual y el corporal
El rompecabezas «Adam HaRishón»

El séptimo mandamiento de Noé

Comentario: Antes de que el pueblo de Israel recibiera los Diez Mandamientos, había siete mandamientos de Noé; seis antes del diluvio y uno más fue añadido después del Diluvio. 

Respuesta: De acuerdo al Talmud, Dios los entregó de Adam a Noé y él los dio a la humanidad. Después surgió un grupo, llamado Yehudim, que significa “aspirar al Creador”. Y, a ellos se les añadieron mandamientos adicionales. 

Pregunta: ¿Por qué el séptimo mandamiento de Noé, que fue añadido después del diluvio, obliga a crear un sistema judicial justo? 

Respuesta: Porque antes del Diluvio todo se desarrollaba de forma instintiva, la gente no necesitaba ser corregida. Después del Diluvio, cuando una fuerza egoísta enorme, terrible fue revelada, la cual, por decirlo así, causó el Diluvio, este mandamiento adicional fue introducido. 

Es decir, antes del Diluvio, la gente estaba en el nivel animal elemental, no necesitaba leyes judiciales, abogados, cortes. Pero cuando el ego creció, fue necesario un sistema judicial para corregir las interacciones y todo lo demás.
[278787]
De Kabtv “Estados espirituales” 26/dic/19

Material relacionado:
La fuerza del Egoísmo y la fuerza del Bien
El Libro del Zohar – Capítulo “El Séptimo Mandamiento”
Noticias de Breaking Israel: ¿Qué puede hacer Israel con su problema de “fuga de cerebros”?

El último de la fila

Pregunta: Islandia es considerado uno de los países más seguros en el mundo. Usted estuvo ahí y vio que la tasa de asesinatos es más baja que en la mayoría de países. La gente no asegura sus autos y esto es especialmente cierto en áreas rurales. La gente ahí se conoce entre sí, ¿tal vez debemos tomar ejemplo de esos países e intentar adoptar su forma de vida? 

Respuesta: No, no puedes hacerlo porque Islandia es una isla. Viven de criar aves, cabras, etc. y no tienen ninguna industria masiva. 

El turismo está muy desarrollado y tienen las condiciones adecuadas. No podemos compararnos con ellos. Es imposible vivir de acuerdo a su forma de vida. Es más, es gente con un estado mental totalmente diferente. 

Puedes ver una fila de medio kilómetro para comprar pan, no exagero. La gente ahí puede hacer fila por media hora e incluso más. 

Pregunta: ¿Y no les genera ira? 

Respuesta: No, esperan pacientemente. 

Pregunta: ¿Cómo puede ser? 

Respuesta: Porque no están conectados con el resto de la humanidad. Ni sienten diferencia si hay tantos turistas o medios de comunicación. En espíritu, son tan… no-europeos. La distancia de una casa a otra es de varios kilómetros. 

Pregunta: ¿Pero pueden vivir así y ser felices? ¿estar desconectados y vivir? 

Respuesta: Nosotros no podemos. Es imposible para el mundo vivir así, ¿quién lo querría hoy? Se necesita tener un carácter especial para vivir así. 

En Islandia, la tierra en sí es tal que no hace sociable a la gente. ¡Está hecha de rocas! Sólo rocas. 

Pregunta: ¿Cuál es el futuro de la humanidad? 

Respuesta: El futuro de la humanidad es la unidad, por supuesto. La naturaleza nos dará tales condiciones, que nos forzará a unirnos. Pero la gente en Islandia será la última en sentir el deseo de unirse. 

Pregunta: ¿Esto le molesta? ¿no le molesta que sean felices y estén satisfechos con la vida y sin necesidad de unirse? 

Respuesta: No. Yo le deseo alegría a la gente. 

Cabalá  está revelando al mundo, que ahora, la evolución está llegando a un callejón sin salida. Cabalá dice: “Eso es todo, ahora es mi turno”. 

Pregunta: ¿Y usted dice que ellos serán los últimos en la fila? 

Respuesta: Si. Y esperarán. En una fila de un kilómetro- esperarán.
[243619]
De Kabtv “Noticias con el Dr. michael Laitman” 4/dic/18

Material relacionado:
Resultado del desarrollo de la humanidad
La Historia de la Humanidad – El Desarrollo de la Garantía Mutua (Arvut) – Parte 2
Evolución de la sociedad humana

“¿Por qué está escrito en la Biblia, honrar a tu padre y a tu madre?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Por qué está escrito en la Biblia, honrar a tu padre y a tu madre?” 

El quinto mandamiento es “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen en la tierra que el Señor, tu Dios, te dio”. ¿qué significa esto y quiénes son el padre y la madre? 

Según la sabiduría de la Cabalá, que describe la Biblia de acuerdo al lenguaje de las ramas, donde gente, fenómenos y objetos en nuestro mundo, son fenómenos espirituales, estructuras y procesos en el mundo superior, el padre y la madre son fuerzas de Jasadim (misericordia, otorgamiento) y Jojmá (sabiduría, recepción).

El Creador es la fuerza superior. Es seguido por los dos inferiores: Jojmá y Biná. Jojmá es la fuerza del padre y Biná, es la fuerza de la madre. Luego, hay otros seis derivados que componen Zeir Anpin: Jessed, Gevurá, Tifferet, Netzaj, Jod y Yesod. 

La última Sefirá es Maljut, ella completa el proceso de la creación. 

La frase, “Honra a tu padre y a tu madre”, significa que debemos dar a Jojmá y a Biná, oportunidad de crear para lo que aparezcan las seis Sefirot de Zeir Anpin, las seis fuerzas inferiores. 

“Honrar” significa esperar su revelación en la creación, porque Jojmá y Biná, padre y madre, existen antes y por encima de la creación. El Creador creó gracias a esas dos fuerzas. Por eso, las seis Sefirot de Zeir Anpin, son creadas por el padre y la madre, eso da forma a la creación. 

“Honra a tu padre y a tu madre”, es permitir que estas dos fuerzas actúen dentro de nosotros. Por ejemplo, en nuestro mundo, ¿puede un feto en el útero de su madre, tomar alguna decisión por propia cuenta? O, ¿qué tanto puede hacer un niño pequeño? Sus padres hacen todo por él. Aquí discutimos la actitud correcta del inferior, el ser creado, hacia el superior, el Creador. En nuestro mundo necesitamos dejar que las fuerzas superiores actúen sobre nosotros y nos formen.

Basado en la charla “Estados espirituales” con el cabalista Dr. Michael Laitman 26/dic/16.  Escrito/editado por estudiantes del Dr. Laitman.

Lección diaria de Cabalá – 7/mar/21

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora 

Lección sobre «Todo se obtiene con el poder de la plegaria»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Estudio de las Diez Sefirot«, «Histaklut Pnimit«, volumen 1, parte 4, capítulo 2, artículo 21
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora