entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 14/mar/21

Voto por un gobierno que pueda garantizar la seguridad en #Israel. La idea principal que me impulsa es la unidad de la nación, pero la #unidad sólo puede existir con los que están vivos, no con los que han muerto.

Indiferencia ante las #elecciones de 2021. Si no estuviéramos rodeados de #enemigos esperando nuestra debilidad para atacar, no tendría sentido tener elecciones. Si no fuera por la seguridad #nacional, podríamos dormir. Las elecciones deben tomarse en serio, sin sucumbir a la desesperación. Es hora de despertar.
De Twitter, 14/mar/21

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 3/ene/21
Mis pensamientos en Twitter, 9/mar/21
Mis pensamientos en Twitter, 31/ene/21

Rendirse para ganar

Si pudiéramos vencer la inclinación al mal que nos confunde, si pudiéramos ir contra ella como héroes, si pudiéramos dar, si pudiéramos detener nuestro deseo de recibir y doblegarlo, sólo aumentaríamos nuestro ego. ¡Se hubiera inflado aún más!

Por eso, no hay forma de alcanzar el otorgamiento, a menos que sea a través de una transición especial. Descubrimos que el deseo de recibir no vale la pena, pero no podemos vencerlo.

Por eso, dependemos de la fuerza superior, que está fuera de nosotros. Nos aferramos a esa fuerza y queremos crecer sólo con su ayuda, es como ser embrión y entrar en el útero del grado superior, allí nos anulamos por completo, deseamos que el superior nos moldee en la forma que quiera.

Así, comenzamos a crecer en el otro lado del Majsom, en la cualidad de otorgamiento.

No hay opción. Debemos someternos y levantar la mano, como está escrito: “Y sucedió que los hijos de Israel suspiraron por la obra y clamaron y su clamor por la obra subió a Dios… y Dios escuché sus gemidos». Sin embargo, esto es hasta después de haber hecho todo lo posible y haber llegado al colapso total, al punto en el que no podemos seguir así. Lo único que podemos hacer es clamar al Creador. Y será un grito perfecto, porque estamos seguros de que dependemos sólo de la fuerza superior y no tenemos posibilidad de alcanzar lo que queremos con nuestra propia fuerza.

Este grito es en realidad, el del trabajo fallido, es decir, requiere al menos un grupo, una decena, sólo así podremos alcanzar un verdadero lamento y recibiremos ayuda de la fuerza superior, la luz que reforma, que nos saca de la intención de nuestro bien a la intención de en aras del otorgamiento. Así, escapamos de Egipto.
[279516]
De la lección diaria de Cabalá 11/mar/21, “Pésaj«

Material relacionado:
¿Reconoces tu inclinación al mal?
¿Cómo podemos ganar la guerra?
¿Cómo ganar la batalla contigo mismo?

Al otro lado del mar final

Pésaj es una fiesta extremadamente importante, un estado subyacente a todo el desarrollo espiritual del hombre. Pésaj significa transición, es decir, dejamos un lugar y entramos en otro; hacemos la transición del deseo de recibir por nuestro propio bien al deseo de recibir por el bien del otorgamiento.

La dirección de este deseo cambia: otorgar al prójimo y, a través de él, otorgar al Creador.

Por eso Pésaj es tan importante. Forma la base del hombre espiritual. Si una persona se sienta atraída a aprender más sobre esta fiesta, puedes sentir una sólida base espiritual en ella.

El deseo de llegar a ser como el Creador se expresa en nuestra demanda a Él para que corrija nuestro deseo egoísta: por su restricción, por la pantalla que no nos permite usar el deseo en beneficio propio y por su transición gradual hacia el deseo de otorgar.

Todo sucede con ayuda de la luz que reforma llamada luz de Pésaj. Es la fuerza superior que nos llega y así como el adulto toma al niño de la mano y lo conduce, la luz nos lleva de nuestro deseo egoísta al deseo de otorgar. Esta transición se llama éxodo de Egipto.

No hay nada más importante en el desarrollo espiritual que salir de Egipto. Por eso, todas las acciones posteriores de otorgamiento se basan en el recuerdo de haber dejado Egipto, es decir, fueron posibles porque hicimos la transición del ego al otorgamiento.

Esta acción es causada por la luz que reforma, que es una iluminación especial del Creador, que influye en nosotros cada vez más y hace que crezca nuestro deseo otorgar. Comenzamos a sentir la falta de importancia de este mundo, aunque parece que lo tenemos todo para nuestra satisfacción egoísta. Pero queremos algo más.

Aún no sabemos lo que nos falta, pero nos estamos acercando al deseo de otorgar. Así, el Creador, desde lejos, nos acerca a Él. Dentro de nuestro ego Él hace crecer el brote del deseo de otorgar, una forma dentro de otra.

Así, aprendemos a atraer la luz que reforma y así veremos su acción en nosotros: que anula el deseo egoísta, lo restringe y lo dirige al otorgamiento. En ese lugar, en el deseo, buscamos la satisfacción egoísta, que ahora queremos llenar con altruismo.

Es como el niño que crece. Cuando es pequeño, toma todo para sí mismo. Pero cuando crece, comprende que al conectarse con los demás podrá realizarse más y al dar a alguien a quien ama, siente plenitud. Incluso en este mundo encontramos que es posible disfrutar cuando damos. Así, poco a poco, el hombre crece del nivel animal al humano.

Salir de Egipto, del ego al deseo de otorgar, es el inicio del verdadero desarrollo espiritual del hombre. Por eso, es un proceso muy difícil y largo y hasta que lo pasa en todos los detalles que se le asignaron, de acuerdo con la raíz de su alma, no será digno de salir de Egipto.

En esencia, la humanidad pasa por estas etapas de desarrollo. Para eso existimos en este mundo. Pero hay gente que ya sintió la necesidad de conocer la raíz de la vida, su raíz espiritual. Sólo tenemos que hacer realidad nuestra salida hacia la espiritualidad: terminar todo el proceso de desarrollo en Egipto, en nuestro deseo egoísta, odiarlo, es decir, darnos cuenta de su maldad y rezar al Creador.

Y el Creador actuará sobre nosotros con una luz especial, una fuerza que puede sacarnos del ego y llevarnos al otorgamiento. Si nos unimos para ser una nación, un grupo, saldremos de nuestra intención egoísta y sentiremos que nos estamos elevando por encima, hacia la fuerza del otorgamiento. Luego comenzaremos a experimentar el mundo espiritual más allá de Egipto, más allá de las aguas del Mar Final.
[279442]
De la lección diaria de Cabalá 10/mar/21, «Pésaj«

Material relacionado:
La fuerza que nos guía hacia afuera de Egipto
Una nueva vida 717-El éxodo de Egipto dentro de mí
En memoria del éxodo de Egipto

El secreto de la satisfacción espiritual eterna

En el mundo corpóreo, la satisfacción extingue el placer. Si tengo hambre y como, gradualmente satisfago mi hambre y pierdo el apetito y junto con el apetito, desaparece el placer. Como resultado, me quedo vacío, un cero total, así es con todo.

El amor ferviente que estalló al principio se convierte gradualmente en rutina y se enfría. El hábito embota el sabor del placer y finalmente lo mata, eso conduce a la muerte.

Pero la vida espiritual es eterna y perfecta, porque incluso antes de entrar en las acciones espirituales, aprendemos a hacerlas eternas y perfectas, es decir, nuestro deseo no desaparece, sólo crece. Debes entender que el deseo es lo principal y debes trabajar constantemente en su crecimiento y calidad.

Por lo tanto, el progreso espiritual está determinado porque nuestro deseo se desarrolle y sea multifacético, que incluya todos los matices de propiedades que el Creador preparó para nosotros cuando Adam HaRishon fue destruido.

Y apreciamos este deseo para que ni una sola partícula desaparezca de él. Nos aseguramos de que todos los deseos existan y se apoyen mutuamente, que crezcan, se enriquezcan unos a otros, sólo así alcanzamos la luz plena de NRNHY, el fin de la corrección.

La diferencia entre el mundo corporal y el espiritual es que, en las acciones corporales, la satisfacción extingue el deseo. Y en la espiritualidad, aprendemos a aumentar cada vez más el deseo, al recibir su satisfacción.

Por lo tanto, el deseo es lo principal para nosotros, no su satisfacción. Pues, el placer depende enteramente del crecimiento del deseo y su correcto posicionamiento. Empiezo a disfrutar del deseo en sí, del hecho de que crece y se fortalece.

Este es un trabajo totalmente diferente, porque no me importa satisfacer mi deseo. Pues, siempre hay contenido infinito en el mundo superior, sólo necesito preocuparme por tener el deseo correcto todo el tiempo y hacerlo crecer tanto como sea posible.

Por eso, nuestras oraciones, peticiones y alabanzas al Creador son tan importantes, cualquier demanda a Él lo es, porque determinan nuestro estado y placer. De hecho, disfruto del deseo que tengo en mí.

Por eso, los tormentos del primer amor son tan dulces. Son los que dan placer, no la satisfacción corporal. La satisfacción va y viene, pero deja atrás el vacío. Es el anhelo el que puede satisfacer el alma y queda en la memoria.

Vemos que todas las obras de arte hablan de angustia mental, aspiraciones y oración. Por lo tanto, no debemos olvidar que la verdadera satisfacción viene del anhelo por lo amado.

Si el placer aumenta el deseo, es señal de que estamos en la espiritualidad. Sólo cuando me esfuerzo por dar de mí mismo, no suprimo el placer, sino que amplío el espacio para él y lo aumento.
[279362]
De la lección diaria de Cabalá 8/mar/21, «Todo se logra con el poder de la oración»

Sólo podemos pedir

El hombre debe estar convencido de su total impotencia, debe haber perdido toda esperanza de alcanzar la espiritualidad por sus propias fuerzas. Esta es una conclusión muy importante y se necesita mucho tiempo para que comprenda que no hay ni una sola cualidad en él con la que pueda tener éxito, excepto por la única oportunidad que le dio el Creador: la conexión con Él.

¡Lo único que puede hacer es pedir y nada más! En todo lo demás, soy sólo un animal y sólo un hilo diminuto me conecta con el Creador. Agarrando este fino hilo, puedo ascender del grado de animal al grado de hombre.

Este descubrimiento puede llevar años para que se comprenda y comience a pedir. Sólo se pide una cosa: fuerza del otorgamiento. Quiero otorgar a mis amigos, otorgar al Creador; No quiero seguir siendo un animal, quiero convertirme en hombre.

Y surge una pregunta. ¿Por qué necesito el grado de hombre? ¿cuál es mi intención? ¿es desagradable para mí estar en el nivel animal y querer otorgar? ¿quizás espero que en el grado espiritual sea mejor para mí, para mi ego? Esto aún necesita ser aclarado para poder cruzar la frontera del mundo corporal al espiritual.
[279302]
De la lección diaria de Cabalá 5/mar/21, «Todo se logra con el poder de la oración»

Material relacionado:
¿Por qué debemos orar?
¿Con qué llenar un deseo vacío?
¿Agradecer a quién y por qué?

En el laberinto

El Creador organiza todos los estados del hombre de tal modo que todo lo dirigen a buscar la fuerza superior, la fuente de la vida. Lo diseña todo para que el hombre tropiece constantemente contra una pared.

Después de muchos golpes contra la pared, este laberinto lo lleva finalmente a la petición correcta. El hombre aprende cómo ir hacia el Creador y con qué oración, a cambio, el Creador le da la fuerza de otorgamiento de Su propia fuerza.

Así, cuando se convierte en hombre, Adam, es decir, similar al Creador por la fuerza que recibió de Él. Comienza a salir de su ego, como una raíz que brota de la tierra y a construirse correctamente con comprensión y conciencia.

Sin embargo, el Creador constantemente le pone nuevas condiciones contra ese crecimiento y cada vez debe encontrar la forma de convertirlas en condiciones favorables y avanzar hasta alcanzar la meta.

Lo más importante es ver que todas las condiciones que recibimos, tanto en la espiritualidad como en la corporeidad, individual y colectivamente, vienen de arriba, del Creador, para ordenarnos y llevarnos por el laberinto que conduce a la entrada del mundo espiritual.

Es importante que en cada estado descubramos que no lograremos nada con la fuerza de nuestro deseo egoísta. Sólo al romper con él espiritualmente y confiar plenamente en el Creador, en Su fuerza de otorgamiento, la segunda fuerza que existe en la naturaleza y conectar nuestra vida espiritual con ella, podemos avanzar paso a paso. El Creador pondrá obstáculos en nuestro camino cada vez, al colocar nuevas condiciones y nos volvemos a Él una y otra vez, por encima de estos obstáculos.

Todos los estados deben ser percibidos como etapas necesarias, grados por los que debemos pasar para construir la demanda correcta y las condiciones externas que le acompañan. Todo organizado de manera óptima, para llevarnos a la petición correcta. Como está escrito: “Y sucedió que los hijos de Israel suspiraron a causa del trabajo”, de la esclavitud, de estar bajo el control del ego.

Es entonces cuando salimos del control del ego, es decir, del exilio egipcio, entramos en el mundo superior y alcanzamos la revelación del Creador a los seres creados. El Creador nos da la fuerza del otorgamiento, la fuerza de la fe por encima de la razón por encima de la fuerza de la recepción.

Lo principal es darnos cuenta cada vez más claramente de que todo depende únicamente del Creador. Las dificultades, su resolución y las respuestas correctas, todo nos viene del Creador. De nosotros sólo depende no renunciar a nuestros intentos, sino presionar y presionar al Creador a través de la decena, pedir y exigir que nos dé Su fuerza para asemejarnos a Él. Así seremos «… hijos del Señor tu Dios» al recibir la fuerza de otorgamiento, como la que Él tiene.
[279297]
De la lección diaria de Cabalá 5/mar/21, «Todo se logra con el poder de la oración»

Material relacionado:
Una oración a través de la columna central
¡Pide al Creador que lo haga!
La oración que el Creador escucha

Nueva vida 1300 – Escuchar conecta

Nueva Vida 1300 – Escuchar conecta
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitza Mazos

El cabalista no se escucha a sí mismo ni a la persona que está delante de él, sino a la fuerza del amor y el otorgamiento en la que vivimos. Si quiero conectarme con alguien, tengo que demostrarle que lo quiero y que lo que dice es importante para mi. El que habla también debe poner atención a la respuesta del que oye. Como seres humanos, buscamos atención, respeto y aprecio en lugar de soluciones. Queremos tener la sensación de seguridad y apoyo en una conexión interna. Lo importante no es lo que entiendo, sino lo que respeto al que habla.
[279305]
De Kabtv «Nueva Vida 1300 – Escuchar conecta» 7/mar/21

Video: Reproducir ahora                 Audio: Reproducir ahora

Garantía mutua

La necesidad de garantía mutua surge porque todos pertenecemos al Kli integral, al mundo. Cada deseo en él, incluso el más pequeño e insignificante, puede convertirse en el más alto e importante si giras la bola para que ese punto esté arriba.

Resulta que no importa cómo gires la bola, uno de sus puntos será más alto que los demás. Si giras la bola de otra manera, otro punto estará arriba. Por eso, la garantía mutua es una ley inmutable, obligatoria para corregir la ruptura del alma común, así nos fusionamos en un alma.

No hay otro modo de hacer de ti esa alma que el Creador creó y rompió. Pues, cada punto de esta alma debe ser el más alto y responder por todos.

No hay nada más importante que la garantía mutua, porque nos lleva a ser semejantes al Creador.
[279130]
De la lección diaria de Cabalá 4/mar/21, «Garantía mutua»

Material relacionado:
La pirámide la garantía mutua
La clave del éxito: Arvut (Garantía Mutua)
Arvut: La ley del alma general

Transición gradual a la espiritualidad

Pregunta: ¿Hay conexión entre cruzar el Majsom y cruzar el Mar Rojo? Seguramente los cabalistas describieron esta transición, pero no la llamaron Majsom.

Respuesta: En general, sí.

Pregunta:¿Hay otras descripciones que hablan del Majsom en lenguaje alegórico?

Respuesta: La salida del hombre de una propiedad egoísta a una altruista, es decir, la transición de un mundo a otro, sucede de forma gradual. Y es imposible indicarlo claramente: ahora está sucediendo de una manera y luego de otra. Todo está asociado con muchos cambios en el hombre.

Pregunta: ¿Podemos decir que el éxodo de Egipto, cuando un grupo de 3,000,000 de personas lo abandonó, es cruzar el Majsom?

Respuesta: El éxodo de Egipto es un proceso completo que incluye cruzar el Mar Rojo, luego acercarse al Monte Sinaí, después de un largo tiempo y recibir la Torá. Y luego se rompieron las tablas, una forma aparentemente desfavorable para salir del egoísmo. Pero vimos que no podía ser de otra manera y así tuvieron que salir.

En general, todo es una transición. No puedes registrarlo con una fecha o una acción.
[278635]
De Kabtv «Estados espirituales» 6/feb/20

Material relacionado:
Cruzando el Mar Rojo (Yam Suf), parte 3
Cruzando el Mar Rojo (Yam Suf), parte 2
El atributo que abrió el mar

¿Cuánto tiempo se necesita para cruzar el Majsom?

Pregunta: ¿Cuánto tiempo se necesita para cruzar el Majsom?

Respuesta: No se puede decir con certeza. Quizás unos años, quizás incluso algunas décadas. Todo depende de lo que inviertas, qué tan profunda sea tu alma.

Si tienes un alma seria y profunda, quiere decir que hay un gran ego y es muy difícil cruzar el Majsom, salir y sentir el mundo superior, comenzar a corregirte a ti mismo y a los demás en tu interior. 

Hay personas que lo pasaron con mucha facilidad, incluso en un par de años.

Por norma, depende del tamaño del egoísmo del alma. Por lo tanto, se requiere mucho trabajo con un gran egoísmo. Pero esta alma puede hacer mucho en nuestro mundo y en el mundo superior.
[278986]
De Kabtv «Estados espirituales» 6/feb/20

Material relacionado:
Naturaleza humana: impulso de consumir
¿Qué determina la fuerza del alma?
Por qué el alma requiere de corrección