Dentro de mi entrevista con Larry King

Comentario: Larry King, el legendario presentador e ícono de la televisión, murió a la edad de 87 años. Hizo más de 40,000 entrevistas y fue incluido en el Libro Guinness de Récords Mundiales. En una era en la que los líderes emocionales se apresuran a hacer preguntas e interrumpir a los demás, él escuchaba principalmente. Hacía la pregunta, “¿Por qué? ¿Qué piensas?” Y escuchaba.

Esto lo hizo destacarse. Entre sus interlocutores estuvieron todos los presidentes de Estados Unidos, comenzando por Nixon, también Margaret Thatcher, Vladimir Putin, Martin Luther King, Nelson Mandela, Frank Sinatra, Marlon Brando, Mike Tyson, Paul McCartney y usted Michael Laitman.

Al final de la conversación con usted, de repente le dijo al equipo de producción: «Quiero hablar más con él, denos el tiempo».

Mi respuesta: Sí, supo demostrarle al interlocutor que lo estaba entrevistando. Y escuchó y escuchó. Y aunque al principio no sentí que tuviera ningún interés especial en mí, en apenas unos minutos empezó a cambiar. Comenzó a acostumbrarse a la situación, él mismo comenzó a vivir en ella, fue empático.

Escuchar es un regalo de Dios. ¿Quién sabe escuchar hoy? Nadie. Ni siquiera los psicólogos. Lo principal es imponer lo que se piensa, eso es todo. No actúan para el contacto interno con el paciente, con el enfermo, con el interlocutor, ni con el entrevistado. Este ya no es el caso.

Pregunta: O sea, en principio, ¿el arte de escuchar es el arte principal?

Respuesta: Si. Por eso Larry King fue famoso. No teníamos nada preasignado: fue una reunión inesperada. Prácticamente respondí a las preguntas que le interesaban. Y no como entrevistador, sino como persona que quiere entender un poco de la vida, lo que pasa en su familia, lo que pasa en su vida, en el trabajo, con el mundo.

Me entendió. Es decir, no tenía un interruptor automático en el que sólo lo que él necesitaba y el resto no importa, como suelen tener los locutores de televisión y radio. No, lo absorbió todo por sí mismo.

Pregunta: ¿Cuáles son las principales cualidades de un líder? Para revelar a una persona, ¿qué necesitas para hacerlo?

Respuesta: Para revelar a una persona, debes entrar en él sin necesidad de girarlo.

No es necesario, porque te acercas y como niño en tus brazos, es muy ligero, externo. No es su esencia interior. Hay que hacerlo para que la gente se abra y pueda expresar todo aquello que ni siquiera pensó ni imaginó, que alguna vez podría decir.

Pregunta: ¿Y esto sucede cuando el que pregunta se cancela  y escucha?

Respuesta: No sólo se cancela, sino que quiere entrar en el interlocutor, simpatizar, estar con él, no sólo empatizar. Y más aún, para no demostrar que lo pillas ni lo giras. Con Larry King, sentí que a una persona realmente interesada en entenderme.

En ese momento tenía problemas con alguien muy cercano, que estaba muy enfermo. Se desconectó y entró en lo que yo le decía. Esto lo capturó más que sus problemas personales y por eso estaba tan interesado en mí, llegó tarde a la entrevista. Y no quería irse, me tomó de la mano.

Simplemente entendí lo que necesitaba, que iría al hospital justo después de hablar conmigo, Fue impresionante. Es decir, al final entrevisté a la persona. Aunque no es mi especialidad, no es mi tarea, me impresionó. Es precisamente este cambio que él pudo hacer. Siguió siendo humano.
[278603]
De  Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 25/ene/21

Material relacionado:
¿Cómo escuchar realmente a los demás?
Contacto a nivel emocional
Cuando las personas se niegan a escuchar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: