El Creador realmente quiere revelarse en nosotros

939.01La revelación de la luz depende sólo de la vasija porque la luz está en reposo absoluto. Por eso, nuestro trabajo está enfocado en construir la vasija (Kli) de acuerdo al tamaño y cualidad de la grandeza y cualidad del Creador que nos es revelada. 

El Creador es llamado “ven y ve” (Bo-Ré). La grandeza del Creador está determinada por la vasija que creamos para Su revelación. Si corregimos todo el deseo de recibir creado por el Creador, logramos una revelación infinita, ilimitada del Creador a las criaturas. Después del final de la corrección, hay nuevas etapas de alcance, que aún no conocemos. 

Mientras tanto, necesitamos reunirnos y conectarnos de manera que no queden barreras entre nosotros. Mientras más restringen todos su egoísmo y se anulan, más fuerte se vuelve la revelación del Creador en nuestro Kli. Por supuesto, el Creador sólo puede revelarse en la decena. 

Todo depende de la integración de los amigos -de si podemos conectar nuestros deseos, nuestros corazones- y no de la cantidad de conocimiento. 

Si llevamos los fragmentos de la vasija rota a ser tan cercanos, que ninguna grieta haya entre ellos, podemos revelar el placer, la luz ya no fluirá hacia afuera como agua en una copa rota. La satisfacción depende de la fuerza de nuestra unidad y su carácter, de la profundidad de egoísmo a la que nos sobreponemos, en cómo nos unimos. Todo esto determina la forma de la revelación del Creador a nosotros. 

El Creador es completamente dependiente de las criaturas. Él se entrega a nosotros, nos da el derecho de determinar Su revelación. 

El Creador realmente quiere revelarse y a cada momento nos lleva secretamente a Él. Pero Él no puede revelarse a Sí mismo ante nosotros; pues no tendríamos el Kli para Su revelación, libre albedrío, nuestro propio deseo por Su cualidad de otorgamiento y amor. Por eso, el Creador siempre actúa de manera oculta, nos empuja a unirnos con Su mano invisible e intenta despertarnos. Al mismo tiempo, Él permanece oculto y sufre mucho porque no logra tener éxito. 

Esto es llamado el sufrimiento de la Shejiná. El Creador lamenta terriblemente que Él le da al hombre todos los medios necesarios, pero nos usa las oportunidades que recibe. El Creador no puede darnos más que eso. Si aún no implementamos el estado previo, Él no puede hacernos avanzar más. 

Por lo tanto, necesitamos establecer relaciones entre nosotros lo más similares posibles al Creador. Llegar a ser como Él es la tarea del hombre, quien después será llamado Adam, de la palabra “similar” (Domé). Nuestra relación mutua determina la revelación de la cualidad del Creador “ven y ve”, Le da placer y eleva la Shejiná del polvo, por encima de nuestra cabeza, por encima de nuestros pensamientos y deseos. 

Por lo tanto, la tarea principal del congreso es el avance, todos juntos hacia una sola meta.
[278944]
Del Congreso Mundial de Cabalá, “Descubre la vida en la decena” 26/feb/21, “La grandeza del Creador en la decena”, clase 2

Material relacionado:
¿Dónde se revela el Creador?
Discordia en la decena: una invitación del Creador
Percibe a la decena como el lugar donde habita el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: