La segunda plaga egipcia – Ranas

Comentario: La segunda plaga egipcia fueron ranas. Como se le prometió al faraón, “Subirán y entrarán en tu casa, a tu dormitorio y sobre tu cama”. 

Mi respuesta: Son cualidades espirituales. Es decir, no importa cuáles cualidades espirituales quiero usar, veo mi egoísmo en todos lados, eso evita que haga algo. Por lo tanto, no tengo ninguna vida espiritual, antes la tenía en cierto nivel. 

Pregunta: Quiere decir que todo lo que hago, lo hago por mí, en la familia, en la calle, incluso cuando me dirijo al Creador, aún así es para que Él me ayude ¿así se siente?

Respuesta: No, no fue así para ellos. Pues, son los hijos de Israel, en medio de su ego, anhelaban otorgamiento mutuo. Egipto, el faraón, es su egoísmo común. Y ellos, estando dentro, intentan, de algún modo, estar mutuamente conectados con las acciones buenas y correctas que Abraham les enseñó. 

Pregunta: O sea, ¿estamos hablando de gente que ya está intentando conectarse de alguna manera? ¿no es cualquier gente? 

Respuesta: No. Por eso se dice que descendieron a Egipto, donde gradualmente se desarrollaron y de pronto descubrieron que siete años de abundancia los llevaron a un estado donde, mientras estaban en el ego, no podían saciarse ellos mismos. 

Es decir, no pueden adquirir ninguna cualidad espiritual y tener satisfacción, incluso con una vida espiritual mínima. Aun cuando tienen una vida corporal excelente. Con respecto a esto, Egipto es un paraíso corporal, pero no el paraíso espiritual.
[279815]
De Kabtv “Estados espirituales” 30/ene/20

Material relacionado:
Las diez plagas de Egipto
¿Por qué me siento así?
Rendirse para ganar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: