La tarea asignada por el Creador

La humanidad avanza hacia la corrección global y comienza a sentir la conexión universal de pertenecer a un sistema y la influencia mutua como ayuda o como daño. La humanidad es un hombre, Adam, que debe ser similar al Creador. 

Por eso, cuando trabajamos en la decena, no debemos olvidar a la humanidad que tenemos que llevar con nosotros. Recibimos del Creador el deseo de conectarnos con Él para llevar al mundo con nosotros. Esta es nuestra misión para la cual el Creador nos dio a nosotros el anhelo espiritual y no a otros. 

No hay nada excepcional en nosotros, excepto esta tarea dada por el Creador. Él pudo haberla dado a otros, pero Él nos la confió, estamos obligados a cumplirlo lo más posible, anexar a toda la humanidad. Cada parte del sistema general es tan importante como todas las otras partes, porque este sistema es perfecto. 

La espiritualidad es perfección, si la vasija común carece aunque sea de una célula, ya no estará completa. Por eso, la meta es llamada, final de la corrección (Gmar Tikkun) y debemos orar por el mundo entero y hasta el final, por nosotros mismos. Cuando ya incluiste a toda la humanidad, toda la gente, en tu plegaria, tienes  derecho de añadirte e ir al Creador por ayuda. De otra manera, tu plegaria no será perfecta y no llegará al Creador.
[280004]
De la lección diaria de Cabalá 22/mar/21Pésaj

Material relacionado:
El trabajo del hombre y el del Creador
El Creador es la fuente de todo
¿Es posible aparentar en la súplica al Creador?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: