No eres el amo del mundo

Comentario: ¿El décimo mandamiento: “No codiciarás la casa de tu prójimo. No codiciarás la esposa de tu prójimo, su sirviente, su sirvienta, su buey, su burro ni nada que le pertenezca a tu prójimo…”, etc. , repite la esencia de los mandamientos previos?

Mi respuesta: Es como si todo se juntara. Es decir, debes entender que no eres el amo del mundo, no tienes nada tuyo. Nada de lo que tienes es realmente tuyo, así que no puedes querer ninguna cosa. 

En resumen, trabaja con tus deseos sólo para otorgar. Si lo logras, te convertirás en un ser humano. 

Pregunta: ¿Esto significa no sólo no usar los deseos de tu prójimo, al contrario, darles satisfacción y llegarás a ser como el Creador? 

Respuesta: Sí. 

Pregunta: ¿Con qué puedes satisfacer los deseos de tu prójimo? 

Respuesta: Con lo que él prójimo desea. 

Pregunta: Pero él quiere diferentes cosas ¿cómo puedo satisfacer sus deseos

Respuesta: Por supuesto que no puedes. Ayúdalo en general, acércalo al Creador.
[278675]
De Kabtv “Estados espirituales” 26/dic/19

Material relacionado:
Conociendo el mundo en el que vivimos
Llorando sobre el corazón de piedra
Somos parte de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: