Un amplificador de los sentidos espirituales

Pregunta: ¿De acuerdo a qué, dice usted que un maestro tiene las herramientas que le ayudan a soportar las sensaciones que se multiplican por 620 veces? ¿cómo se adquieren estas herramientas? 

Respuesta: El punto es que el trabajo espiritual se hace en la cualidad de otorgamiento, no en el atributo de recepción. Un tipo de amplificador aparece en tí, porque empiezas a sentir todo lo que está afuera de ti y no dentro de ti mismo. 

Tu mismo te conviertes en sensor. Todo tu ego, todo lo que alguna vez absorbiste y sentiste cambios internos de un órgano de recepción a un órgano de sensación. 

Imagina que todo tu cuerpo se vuelve ojos, oídos, sensaciones táctiles, órganos de sabor y olfato. Comienzas a sentir a través de ellos como un único órgano todo lo que sucede a tu alrededor, afuera de ti mismo, a distancia infinita y planos infinitos.  

A esto se refiere la expresión de que empiezas a sentir 620 veces más. De hecho, es billones y billones de veces más de lo que sentimos ahora. Pero tienes la oportunidad de sentir y no explotar con esas sensaciones, porque lo sientes como amor que sale de ti y no que está dentro de ti. 

¿Por qué Cabalá le dice al individuo que debe salir de sí mismo? Porque lo que empiezas a sentir, no lo puedes absorber. Simplemente te destrozaría, porque estas sensaciones son billones de veces más potentes que las que sentimos y experimentamos ahora. Nuestro mundo, generalmente se considera no existente en relación al mundo superior, precisamente por la insignificancia de sus sensaciones. 

Así que, debemos primero adquirir un sentido externo, llamado fe por encima de la razón, el atributo de amor y otorgamiento y luego, una vez que te encuentres en esta moción, podrás gradualmente sentir el mundo superior.
[243753]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 2/dic/18

Material relacionado:
¿Dónde está el sexto sentido?
¿Cuál es el sabor del placer espiritual?
¿Cómo podemos sentir el mundo superior?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta