Análisis mental y análisis sensorial

Pregunta: ¿Podríamos decir que el análisis verdadero-falso es consciente y lo dulce-amargo no lo es?

Respuesta: Sí, el análisis dulce-amargo es natural, inconsciente, mientras que el análisis verdadero-falso depende de mi desarrollo.

Pregunta: ¿Me lo puede imponer la sociedad?

Respuesta: Miles de razones pueden influir. El análisis mental puede verse afectado por muchos medios. Es muy difícil influir en los sentimientos porque son corporales. Es posible, por supuesto, pero es un proceso largo, como alguien que se acostumbra a algunos gustos, olores o vistas.

Parece estar entrando en una mentalidad diferente. Digamos que, cuando nos mudamos a otro país, no podemos estar de acuerdo con las cosas allí, pero poco a poco nos acostumbramos y entran en nuestra naturaleza.

Empezamos a sentir: esto es agradable, esto es desagradable; esto es dulce, esto es amargo y todo esto sucede porque el cuerpo se está acostumbrando. Así como las mascotas se acostumbran a lo que les enseñamos.

Es decir, hay dos tipos de análisis en nosotros, la única pregunta es cómo los reconciliamos. Lo más importante es enseñarle a la gente a tratar de desarrollar su análisis mental y racional, para que explore el sensorial y comprenda si algo es realmente bueno o no. Lo que hago puede ser dulce pero dañino o amargo pero útil.

Comentario: Digamos que ahora usted dice que para revelar al Creador debo conectarme con mis amigos del grupo. Revelar al Creador, lo contemplo, es una sensación agradable para mí, pero unirme con mis amigos es amarga.

Mi respuesta: Revelar al Creador ahora, para mí, es muy amargo. Es un sentimiento de amor absoluto, conexión absoluta, preocupación absoluta por los demás. El Creador se esconde de nosotros precisamente porque, de lo contrario, lo habríamos alejado con nuestras manos y pies y nunca hubiéramos pensado siquiera en unirnos a Él. Por eso, es mejor cuando está escondido.
[277412]
De Kabtv «Estados espirituales» 22/abr/19

Material relacionado:
Agridulce—Análisis natural
No puedes sentir dulzura sin amargura
Calibrando el cerebro para la verdad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: