“¿Cómo mejoramos la salud espiritual?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo mejoramos la salud espiritual?” 

Salud espiritual es un estado en el que nos conectamos positivamente con los demás, para atraer la espiritualidad, es decir, un estado en el que estamos unidos, con una intención común de amor y cuidado por los demás.

Es un estado en el que establecemos conexión con la fuerza superior de amor, otorgamiento y conexión, que llena la realidad con nuestra intención común de conectarnos como una única alma, con esas cualidades en nuestras conexiones. 

Al hacerlo, evocamos a la fuerza superior de amor, otorgamiento y conexión, una fuerza que en la sabiduría de la Cabalá se llama “luz que reforma”, nuestra conexión con esa fuerza nos une en una intención común de amar, cuidar y dar a los demás. 

                                 

Algunos intentan alcanzar por sí mismos el estado de salud y bienestar espiritual, piensan que pueden hacerlo. Pero, solos no pueden alcanzar nada espiritual. 

Para lograr salud y bienestar espiritual, es necesario sentir que estamos en el campo de la fuerza superior, la fuerza de amor, otorgamiento y conexión y que dependemos de esa fuerza. Si entendemos el grado en el que dependemos de esa fuerza, para mantener nuestra conexión con la espiritualidad, enfocaremos nuestros esfuerzos, demandas y plegarias en esa fuerza, parecido a la forma en que el niño sostiene la mano de sus padres, sin soltarse. Buscaremos esa fuerza, con el propósito de que se realicen mejoras y correcciones en nosotros, es decir, beneficiar a los demás y a la naturaleza, por encima de los pensamientos y deseos que dan prioridad al beneficio propio. Luego, pedimos un cambio en la dirección de estos pensamientos, para que sean de amor, otorgamiento y conexión positiva, semejante a la dirección de otorgamiento de la fuerza superior.   

Así, avanzamos hacia el estado de salud espiritual y bienestar, al aprender sobre espiritualidad, participando en un entorno que apoya nuestro progreso espiritual y atrae la influencia de fuerzas espirituales (“luz que reforma”). Ese proceso se da hasta que descubramos el punto en que somos espiritualmente insanos, en otras palabras, hasta alcanzar un estado llamado en Cabalá, “reconocimiento del mal” , donde vemos que somos opuestos y nos resistimos a la espiritualidad, a nuestra naturaleza egoísta. En esos estados, gradualmente desarrollamos una exigencia verdadera por la salud y el bienestar espiritual, en Cabalá  se le llama “corrección” , es decir, corrección de nuestro ego, que nos lleva del odio y la división, a su opuesto, altruismo, que nos conduce a la unidad y al amor -cualidades del alma. 

Así es como nos volvemos espiritualmente sanos. Nos colocamos en el lugar de la fuerza superior de amor, otorgamiento y conexión y nos hacemos cada vez más como esa fuerza, hasta que descubrimos completamente la espiritualidad. 

De esta forma, debemos buscar fortalecer la conexión humana y hacerla más positiva, con lazos de amor, cuidado y otorgamiento. Eventualmente descubriremos la gran alma única de la que somos parte, percibiremos y sentiremos que somos células y órganos, en complementación mutua, para sustentar la salud espiritual del sistema.  

Por ahora, estamos muy lejos de ese estado. Aún tenemos que empezar un proceso de reconocimiento de nuestra interdependencia e interconexión, de forma positiva, donde cada quien se enfoca en amar, otorgar y conectarse positivamente, por encima de las formas egoístas de indiferencia, apatía, división y odio que sobresalen. Deberíamos ser sabios, para aprender y discernir las leyes de garantía y responsabilidad mutua que forman el sistema espiritual, las cuales deben llevarnos a una búsqueda activa de la forma en que podemos atraer las fuerzas positivas a nuestras conexiones y determinar un estado espiritual sano de paz, armonía y equilibrio entre nosotros. 

Basado en una lección de Cabalá del Congreso mundial de Cabalá en New Jersey de 12/may/12.  Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta